Ucrania advirtió que la situación “empeoró considerablemente” en el frente oriental de la invasión rusa

El ejército ruso ataca actualmente posiciones ucranianas en la zona de Limán, Bakhmut y Pokrovsk, en el este del país, con “grupos de asalto apoyados por vehículos blindados”

Compartir
Compartir articulo
Tropas ucranianas en combate) EFE/EPA
Tropas ucranianas en combate) EFE/EPA

La situación en el frente oriental “empeoró considerablemente en los últimos días”, afirmó este sábado el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas ucranianas, Oleksandr Syrsky, alertando sobre el avance del ejército ruso.

“Esto se debe principalmente a una intensificación significativa de la ofensiva del enemigo tras las elecciones presidenciales en Rusia”, de mediados de marzo, escribió en Telegram, añadiendo que se “tomaron decisiones para reforzar las áreas de defensa más problemáticas” con medidas de defensa antiaérea.

El ejército ruso ataca actualmente posiciones ucranianas en la zona de Limán, Bakhmut y Pokrovsk, en el este del país, con “grupos de asalto apoyados por vehículos blindados”, añadió.

El avance de Moscú se explica, entre otros, por el “tiempo cálido y seco”, que favorece que los tanques accedan a estas zonas, explicó.

Según el comandante, las tropas de Moscú, a pesar de sufrir algunas pérdidas, están desplegando “nuevas unidades blindadas” con las que obtienen “éxitos tácticos”.

En los últimos días, los rusos han intensificado la presión alrededor de Chasiv Yar, una localidad del frente oriental que está bajo “fuego constante”, según Kiev.

La ciudad está a menos de 30 km de Kramatorsk, un importante nudo ferroviario y logístico, y la principal urbe de la región controlada por los ucranianos.

Un militar ucraniano camina cerca de un edificio destruido, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en la ciudad de primera línea de Chasiv Yar en la región de Donetsk. REUTERS/Oleksandr Ratushniak
Un militar ucraniano camina cerca de un edificio destruido, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en la ciudad de primera línea de Chasiv Yar en la región de Donetsk. REUTERS/Oleksandr Ratushniak

“La cuestión de la superioridad técnica del enemigo en el ámbito de las armas de alta tecnología vuelve a plantearse”, dijo Syrsky.

“Solo así seremos capaces de vencer a un enemigo mayor”, insistió el comandante ucraniano, en un reclamo implícito de más armas a los aliados occidentales de Kiev. También es necesario “mejorar la calidad de la formación del personal militar”, apuntó.

Ucrania, invadida por Rusia en febrero de 2022, lleva meses pidiendo más municiones y sistemas de defensa antiaérea a sus aliados occidentales.

Pero el Congreso estadounidense, donde los republicanos son mayoría, bloquea desde hace meses la aprobación de un paquete adicional de ayuda por 60.000 millones de dólares.

Rusia ha conseguido recientemente sus primeros avances territoriales desde que se apoderó de Bakhmut y ahora está tratando de seguir adelante contra las unidades ucranianas obstaculizadas por retrasos en el suministro de ayuda militar occidental vital.

“El enemigo está atacando activamente nuestras posiciones en los sectores Lyman y Bakhmut... En el sector Pokrovsk, están tratando de romper nuestras defensas utilizando docenas de tanques y vehículos blindados de transporte de personal”, dijo Syrsky.

“Ha vuelto a surgir la cuestión de lograr la superioridad técnica sobre el enemigo con armas de alta tecnología. Sólo así podremos derrotar a un enemigo más grande”, afirmó.

“El segundo problema grave es mejorar la calidad del entrenamiento del personal militar, especialmente de las unidades de infantería, para que puedan aprovechar al máximo todas las capacidades del equipo militar y las armas occidentales”, añadió Syrsky.

Los aliados europeos de Ucrania están comprometidos en un esfuerzo de entrenamiento para sus fuerzas.

(Con información de AFP)