El grupo terrorista Hezbollah celebró el ataque de Irán a Israel y adelantó que habrá “una nueva fase de la lucha palestina”

Además, los yihadistas alabaron la “valiente” decisión iraní y defendieron que vengarse era un “derecho natural y legal” de Teherán

Compartir
Compartir articulo
El grupo terrorista Hezbollah felicitó este domingo a sus aliados iraníes por el ataque “sin precedentes” lanzado anoche contra Israel  (EFE/EPA/ATEF SAFADI)
El grupo terrorista Hezbollah felicitó este domingo a sus aliados iraníes por el ataque “sin precedentes” lanzado anoche contra Israel (EFE/EPA/ATEF SAFADI)

El grupo terrorista Hezbollah felicitó este domingo a sus aliados iraníes por el ataque “sin precedentes” lanzado anoche contra Israel y aseguró que la acción sentará las bases para una nueva etapa en la lucha de los palestinos por la autodeterminación.

“Los objetivos políticos y estratégicos de este importante acontecimiento quedarán gradualmente de manifiesto con el tiempo y sentarán las bases para una nueva fase de la causa palestina al completo, así como de la lucha histórica con este enemigo hacia el camino inevitable de la victoria”, indicó en un comunicado.

Los extremistas aplaudieron el ataque “sin precedentes” que Irán lanzó anoche contra la “entidad sionista opresora” empleando más de 300 drones y misiles, en respuesta a un bombardeo israelí que hace dos semanas destruyó su consulado en Damasco y acabó con la vida de siete miembros de la Guardia Revolucionaria iraní.

Además, alabó la “valiente” decisión iraní de responder de forma decidida a la acción contra su legación diplomática, especialmente dadas las presiones, y defendió que vengarse era un “derecho natural y legal” de Teherán.

“La operación logró alcanzar de forma precisa sus objetivos militares específicos pese a la participación de Estados Unidos, sus aliados internacionales y sus herramientas regionales a la hora de repeler el repentino ataque”, agregó Hezbollah en su nota.

El grupo terrorisa libanés es un aliado clave de Teherán y forma parte del denominado Eje de la Resistencia, una alianza antiisraelí capitaneada por el régimen de Irán en la que también se incluyen los hutíes del Yemen, Siria, las facciones palestinas y una serie de milicias iraquíes.

Al igual que otros miembros del Eje, Hezbollah abrió un frente de apoyo al grupo terrorista Hamas poco después del inicio de la guerra de Gaza hace medio año y en ese marco está enzarzado en un intenso fuego cruzado con Israel desde el sur del Líbano.

El grupo libanés es un aliado clave de Teherán y forma parte del denominado Eje de la Resistencia (REUTERS/Aziz Taher/File Photo)
El grupo libanés es un aliado clave de Teherán y forma parte del denominado Eje de la Resistencia (REUTERS/Aziz Taher/File Photo)

En ese contexto, desde anoche lanzó dos ataques de envergadura contra el norte de Israel con “decena” de cohetes, uno durante el ataque iraní y otro pocas horas más tarde, si bien ambos fueron presentados como parte de los enfrentamientos fronterizos sin vínculos a la respuesta de Teherán.

“Combatientes de la Resistencia Islámica atacaron en la mañana de este domingo con decenas de cohetes ‘Katyusha’ los puestos israelíes de Nafah, Yarden y Kela en los Altos del Golán sirios ocupados”, indicó el grupo terrorista en un escueto comunicado.

Hezbollah ya había atacado un cuartel en Kela de madrugada.

Defensa eficaz

Las defensas antiaéreas de Israel funcionaron con éxito ante el ataque iraní sin precedentes y aseguró que logró interceptar con ayuda de sus aliados el 99% de los más de 300 drones y misiles lanzados hacia su territorio. Pero las tensiones regionales continúan, en medio de temores a una escalada mayor en caso de un posible contraataque israelí.

Hace años que los dos rivales libran una guerra encubierta caracterizada por incidentes como el ataque de Damasco. Pero la escalada de tensiones de este domingo, que hizo sonar las sirenas antiaéreas en todo Israel, constituyó la primera agresión militar directa de Irán contra Israel, pese a décadas de enemistad iniciadas con la Revolución Islámica en 1979.

A lo largo de los años, Israel ha establecido una red de defensa antiaérea de varias capas que incluye sistemas capaces de interceptar distintas amenazas, como misiles de largo alcance, misiles de crucero, drones y cohetes de corto alcance.

Ese sistema, junto con su colaboración con las fuerzas de Estados Unidos y otros países, ayudó a frustrar lo que habría sido un ataque mucho más devastador en un momento en el que Israel ya está inmerso en una guerra contra Hamas en la Franja de Gaza y libra combates de bajo nivel en su frontera norte con la milicia libanesa Hezbollah. Tanto Hamas como Hezbollah tienen apoyo iraní.

(Con información de EFE)