Israel estrenó su sistema de defensa naval C-Dome, similar a la Cúpula de Hierro

El instrumento fue desplegado ante la presencia de un objetivo sospechoso cerca de la ciudad de Eilat, donde los hutíes de Yemen han dirigido sus ofensivas en el pasado

Guardar

Nuevo

Israel estrenó su sistema de defensa naval C-Dome, similar a la Cúpula de Hierro

El Ejército de Israel informó que, por primera vez, había utilizado su sistema de defensa naval Cúpula C (C-Dome en inglés), este lunes por la noche, eliminando con éxito una amenaza enemiga.

La víspera, en la zona de Eilat se dispararon las alertas ante la presencia de un objetivo “sospechoso” en su espacio aéreo. De inmediato, los oficiales de las Fuerzas de Defensa desplegados en esta ciudad meridional pusieron en marcha el sistema Cúpula C, la versión naval de la famosa Cúpula de Hierro, que se emplea en la defensa del país ante la incursión misiles.

Momentos más tarde, informaron que el objetivo “fue interceptado con éxito” y que no se registraron heridos ni daños.

“Durante la noche, una corbeta realizó por primera vez con éxito una intercepción utilizando el sistema ‘Cúpula Naval’ contra un vehículo aéreo no tripulado desde el este, que atravesó la zona del golfo de Eilat”, indicaron en un comunicado desde el Ejército, en el que confirmaron que se trató del primer uso operativo del dispositivo.

El sistema C-Dome opera desde corbetas de clase Sa’ar 6 y utiliza el mismo interceptor que la Cúpula de Hierro

El sistema C-Dome opera desde corbetas de clase Sa’ar 6, buques de guerra de fabricación alemana, y utiliza el mismo interceptor que la Cúpula de Hierro.

Ambos son altamente efectivos en la intercepción y neutralización de cohetes enemigos aunque su desventaja recae en su valor: cada lanzamiento cuesta aproximadamente USD 50.000.

La ciudad de Eilat ha sido, en el último tiempo, blanco de ataques de los rebeldes hutíes de Yemen, que extienden sus ofensivas sobre el mar Rojo hasta el Estado judío. Es por ello que las FDI han aumentado su presencia en la región, en un intento por frustrar, junto con los aliados de Occidente, estas maniobras.

La víspera, la misión naval de la Unión Europea en el Mar, conocida como “Aspides”, celebró que desde su despliegue, el pasado 19 de febrero, ya se neutralizaron 11 ataques de los rebeldes y se escoltó hasta aguas seguras a 70 buques mercantes, una muestra de la reacción “en tiempo récord” de los 27 ante esta crisis.

“Las cifras muestran cuánto de importante era esta misión y el nivel de actuación con el número de ataques repelidos. No hablamos de un juego, responden a ataques y a fuego real”, señaló el alto representante del bloque para Política Exterior, Josep Borrell, quien lamentó, sin embargo, que el flujo comercial por estas aguas haya caído a la mitad desde finales de año.

Borrell celebró los logros de su misión desplegada en el mar Rojo (Europa Press)
Borrell celebró los logros de su misión desplegada en el mar Rojo (Europa Press)

En ese sentido, cargó nuevamente contra los terroristas pro iraníes por llevar a cabo estos ataques “indiscriminados” que ponen en riesgo los intercambios de todo el mundo y aumentan el tiempo de transporte desde Asia hacia Europa entre 10 y 14 días.

“Hoy sólo la mitad de los 70 cargueros que pasaban a diario por el mar Rojo siguen usando el canal de Suez”, comentó.

Ante este escenario, el comandante operacional de la misión, Vasileos Gruparis, pidió más esfuerzos del bloque para “mejorar el plan operativo” y disuadir cada vez más estas “acciones desafortunadas”.

“He contactado con Estados miembro para contar con las mejores soluciones para logística y tratamiento médico. Somos muy conscientes de que acarrea un alto nivel de riesgo pero necesitamos aumentar nuestra capacidad”, dijo.

(Con información de EFE y Europa Press)

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias