Un drone suicida iraní quedó incrustado en una turbina eólica ucraniana sin explotar: así lo retiraron para destruirlo

La nave no tripulada Shahed golpeó la pala del motor eólico a 55 metros del suelo y no estalló. Tras el complejo operativo para retirarlo, la policía lo desechó siguiendo un protocolo de seguridad

Guardar

Nuevo

Un drone suicida iraní quedó incrustado en una turbina

Expertos en desminado retiraron un dron de ataque Shahed sin explotar que se quedó atascado en una turbina eólica en la región ucraniana de Mykolaiv el viernes (8 de marzo), según muestra un vídeo de la policía.

Posteriormente detonaron el dron en una explosión controlada.

El dron ruso Shahed golpeó la pala de la turbina eólica a 55 metros del suelo y no explotó, según el comunicado de la policía.

El puerto de Odesa en el Mar Negro y las regiones cercanas de Mykolaiv y Kherson han sido objeto de crecientes ataques rusos después de que Moscú abandonó un acuerdo mediado por la ONU que permitía el paso seguro de los envíos de granos ucranianos a través del Mar Negro.

Entretanto, Rusia atacó esta madrugada territorio ucraniano con un misil antiaéreo S-300, dos misiles de crucero Kh-59 y 37 drones kamikaze Shahed, de los que las defensas aéreas de Kiev lograron derribar 33, según informó este viernes la Fuerza Aérea ucraniana.

Un edificio residencial dañado tras un ataque con drones en Odesa. EFE/EPA/IGOR TKACHENKO
Un edificio residencial dañado tras un ataque con drones en Odesa. EFE/EPA/IGOR TKACHENKO

Los drones fueron lanzados desde la península ucraniana de Crimea, ocupada por Rusia desde 2014 y que sirve habitualmente de plataforma para ataques rusos contra territorio ucraniano.

Las interceptaciones de los drones se produjeron en los óblasts de Kirovograd (centro), Odessa, Kherson y Mikoláyiv (sur) y Kharkiv (noreste).

El principal objetivo del ataque con drones ha sido la región de Odessa, donde los aparatos no tripulados han provocado daños en una infraestructura no especificada y en varios edificios, según informó el Ejército ucraniano.

En la región de Kharkiv, el misil S-300 disparado por las fuerzas rusas ha causado siete heridos al impactar en una zona residencial de la localidad de Chuguyev, según ha informado la Fiscalía ucraniana.

Además, Rusia ha vuelto a atacar con morteros y artillería varias localidades de la región norteña de Sumi que están situadas junto a la frontera con Rusia.

En lo que respecta a la situación en el frente, Rusia sigue a la ofensiva y el Estado Mayor ucraniano ha informado de decenas de ataques rusos centrados en la región de Donetsk del este de Ucrania, donde las fuerzas del Kremlin han logrado avances en las últimas semanas.

Un edificio portuario dañado tras un ataque con drones en la ciudad de Izmaíl, en la región de Odesa, en el sur de Ucrania. EFE/EPA/IGOR TKACHENKO
Un edificio portuario dañado tras un ataque con drones en la ciudad de Izmaíl, en la región de Odesa, en el sur de Ucrania. EFE/EPA/IGOR TKACHENKO

Ucrania ordenó la evacuación forzosa de más de medio centenar de localidades en Kharkiv

Las autoridades de Ucrania han ordenado este miércoles la evacuación forzosa de más medio centenar de localidades de la región de Kharkiv, ubicada en el noreste del país y una de las zonas donde más activos son los combates con las tropas rusas.

Así lo ha confirmado el gobernador de la región, Oleg Sinegubov, en sus redes sociales, donde además ha informado de que las familias con menores a su cargo de cerca de 20 municipios de la zona, también deberán abandonar el lugar.

Tenemos que proteger lo más posible a las familias con niños del terror ruso contra la población civil de la región de Kharkiv”, ha manifestado Sinegubov.

Según datos compartidos por el gobernador, en total se trata de unas 150 familias con niños.