Estados Unidos y Corea del Sur iniciaron maniobras militares en medio de las crecientes amenazas del régimen de Kim Jong-un

“Escudo de la Libertad” es uno de los mayores ejercicios realizados por ambos países en la zona en los últimos años. Washington y Seúl indicaron que el objetivo es mejorar su “postura de defensa combinada”

Compartir
Compartir articulo
EEUU y Corea del Sur realizan las mayores maniobras militares conjuntas en años (Europa Press/Contacto/Sra Karrla Parra/U.S. Air)
EEUU y Corea del Sur realizan las mayores maniobras militares conjuntas en años (Europa Press/Contacto/Sra Karrla Parra/U.S. Air)

Estados Unidos y Corea del Sur pusieron en marcha este lunes sus maniobras militares anuales, que esta vez durarán más días e incluirán simulacros con fuego real en el marco de las crecientes amenazas de la dictadura de Corea del Norte, que sigue desarrollando su programa balístico y nuclear alegando supuestas “provocaciones” externas.

Se trata de las primeras maniobras de este tipo puestas en marcha después de que Pyongyang abandonara el acuerdo intercoreano alcanzado en 2018 para reducir la tensión en la zona fronteriza.

El ejercicio anual, llamado “Escudo de la Libertad” (Freedom shield), durará 11 días y es una de las mayores maniobras realizadas por ambos países en la zona durante años.

Desde Pyongyang siguen denunciando este tipo de actividades por parte de los dos países aliados, que llevan a cabo simulacros de invasión contra Corea del Norte, si bien tanto Estados Unidos como Corea del Sur insisten en que estas acciones son “puramente defensivas”.

Las autoridades de Seúl y Washington han indicado que estas últimas maniobras tienen como objetivo mejorar la “postura de defensa combinada de ambos países”, mientras se centran en “operaciones desde tierra, aire y mar”, además de cuestiones cibernéticas.

EEUU y Corea del Sur sostienen que los ejercicios militares son "puramente defensivos" (Chung Sung-Jun/Pool via REUTERS)
EEUU y Corea del Sur sostienen que los ejercicios militares son "puramente defensivos" (Chung Sung-Jun/Pool via REUTERS)

Durante una rueda de prensa celebrada la semana pasada, el coronel Lee Sung Jun, portavoz del Estado Mayor Conjunto, indicó que el ejercicio incluirá varios escenarios para detectar e interceptar misiles de crucero. Las dos partes tienen previsto realizar un total de 48 maniobras sobre el terreno a lo largo de este mes, si bien ninguno tendrá lugar cerca de la frontera intercoreana.

Por su parte, los ejercicios de este año incluirán la participación de personal de otros 10 países miembros del Comando de la ONU (Australia, Bélgica, Canadá, Colombia, Francia, Reino Unido, Grecia, Italia, Nueva Zelanda, Filipinas y Tailandia).

El Comando de la ONU es la coalición liderada por Estados Unidos que defendió al Gobierno del Sur de la invasión norcoreana que dio inicio a la Guerra de Corea (1950-53).

Aunque en las últimas semanas el régimen de Kim Jong-un no ha realizado ninguna prueba de armas de destrucción masiva, “Escudo por la Libertad” llega en un momento marcado por la mayor hostilidad manifestada por el Norte, que declaró recientemente al Sur como su principal enemigo y eliminó la meta de la reunificación de la Constitución.

Desde principios de 2022, Corea del Norte ha realizado más de 100 rondas de pruebas de misiles para modernizar su arsenal, y las conversaciones con Estados Unidos y Corea del Sur llevan mucho tiempo estancadas. Como respuesta, Seúl y Washington han ampliado sus ejercicios de instrucción e incrementado el despliegue de potentes activos militares estadounidenses como portaaviones y bombarderos de larga distancia con capacidad nuclear.

Soldados surcoreanos pasan junto a un puesto de guardia en el pabellón Imjingak Pavilion en Paju, Corea del Sur, cerca de la frontera con Corea del Norte (AP Foto/Ahn Young-joon)
Soldados surcoreanos pasan junto a un puesto de guardia en el pabellón Imjingak Pavilion en Paju, Corea del Sur, cerca de la frontera con Corea del Norte (AP Foto/Ahn Young-joon)

La dictadura norcoreana llevó a cabo seis rondas de pruebas de misiles, así como maniobras de artillería desde que comenzó el año. Kim Jong-un también dijo que Corea del Norte abandonaría su antiguo objetivo declarado de unificación pacífica con Corea del Sur y adoptaría una posición militar más agresiva a lo largo de la disputada frontera marítima con Corea del Sur. También prometió “aniquilar” Corea del Sur y Estados Unidos si es provocado, una amenaza que ya había hecho en el pasado.

A esa mayor agresividad hay que sumar el acercamiento del régimen norcoreano con Rusia, a quien ha transferido miles de contenedores con equipamiento militar como rondas de artillería o misiles balísticos que el ejército de Vladimir Putin ha empleado en su guerra en territorio ucraniano.

Es probable que las iniciativas de Pyongyang para promover la tensión estén relacionadas con las elecciones previstas por sus rivales: las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre y las parlamentarias de Corea del Sur en abril. Corea del Norte cree que tener un arsenal nuclear avanzado mejorará su posición de negociación en futuros contactos diplomáticos y podrá conseguir concesiones como el alivio de las sanciones internacionales, según los expertos.

(Con información de Europa Press, EFE y AP)