Un informe de la ONU ratificó que hay “buenas razones para creer” que Hamas violó a mujeres en los ataques del 7 de octubre

La representante especial sobre violencia sexual en conflictos, Pramila Patten, encontró “información clara y convincente” de que algunos rehenes fueron violados, y “para creer que este tipo de violencia puede seguir ocurriendo con quienes permanecen retenidos”

Compartir
Compartir articulo
El sitio donde se llevaba a cabo un festival de música cerca de la frontera con la Franja de Gaza. Allí, “hay motivos razonables para creer que se produjeron múltiples incidentes de violencia sexual en los que las víctimas fueron sometidas a violación y/o violación en grupo y luego asesinadas o asesinadas mientras eran violadas” (AP Foto/Ohad Zwigenberg)
El sitio donde se llevaba a cabo un festival de música cerca de la frontera con la Franja de Gaza. Allí, “hay motivos razonables para creer que se produjeron múltiples incidentes de violencia sexual en los que las víctimas fueron sometidas a violación y/o violación en grupo y luego asesinadas o asesinadas mientras eran violadas” (AP Foto/Ohad Zwigenberg)

La enviada de la ONU encargada de la violencia sexual en los conflictos dijo en un nuevo informe el lunes que hay “motivos razonables” para creer que Hamas cometió violaciones, “torturas sexualizadas” y otros tratos crueles e inhumanos a las mujeres durante los ataques el 7 de octubre en Israel,

La representante especial de la ONU sobre violencia sexual en conflictos, Pramila Patten, encontró “información clara y convincente” de que algunos rehenes fueron violados, y “para creer que este tipo de violencia puede seguir ocurriendo con quienes permanecen retenidos”.

La ONU enfrentó críticas por reaccionar con lentitud a las acusaciones hechas por Israel de que el grupo islamista palestino Hamas cometió violaciones y otros actos de violencia sexual durante los ataques del 7 de octubre.

Acompañada de expertos, Patten visitó Israel y Cisjordania durante dos semanas y media a principios de febrero.

“En el contexto del ataque coordinado de Hamas y otros grupos armados contra objetivos civiles y militares en la periferia de Gaza, el equipo de la misión encontró que hay buenas razones para creer que se cometieron actos de violencia sexual relacionados al conflicto en varias ubicaciones durante los ataques del 7 de octubre, incluyendo violaciones y violaciones grupales”, señala el informe.

Estos actos ocurrieron en al menos tres lugares: en el sitio donde ocurría el festival musical Nova y sus alrededores, en la carretera 232 y en el kibutz de Reim.

“En la mayoría de estos incidentes, las víctimas fueron violadas primero y después asesinadas, y al menos dos incidentes tienen que ver con la violación de cadáveres femeninos”, según el informe.

Pese a que pidieron a las víctimas de violencia sexual de que se acercaran a testificar, ninguna quiso hacerlo.

Sin embargo, los miembros de la misión lograron entrevistar a sobrevivientes y testigos de los hechos del 7 de octubre, y a miembros de los servicios de salud.

Una investigación del New York Times ya había descubierto detalles que muestran un patrón de violaciones, mutilaciones y brutalidad extrema contra las mujeres en los ataques a Israel (Avishag Shaar-Yashuv/The New York Times)
Una investigación del New York Times ya había descubierto detalles que muestran un patrón de violaciones, mutilaciones y brutalidad extrema contra las mujeres en los ataques a Israel (Avishag Shaar-Yashuv/The New York Times)

Tuvieron acceso a 5.000 fotografías y 50 horas de video del momento del ataque.

Patten dijo que el equipo no pudo reunirse con ninguna víctima de violencia sexual “a pesar de los esfuerzos concertados para alentarlas a presentarse”. Sin embargo, los miembros del equipo celebraron 33 reuniones con instituciones israelíes y entrevistaron a 34 personas, incluidos supervivientes y testigos de los ataques del 7 de octubre, rehenes liberados, proveedores de atención sanitaria y otros.

En varios lugares, dijo, el equipo encontró “que se recuperaron varios cuerpos completamente desnudos o parcialmente desnudos de cintura para abajo, en su mayoría mujeres, con las manos atadas y con múltiples disparos, a menudo en la cabeza”.

En el festival de música de Nova y sus alrededores, dijo Patten, “hay motivos razonables para creer que se produjeron múltiples incidentes de violencia sexual en los que las víctimas fueron sometidas a violación y/o violación en grupo y luego asesinadas o asesinadas mientras eran violadas”.

En la carretera 232, la carretera para salir del festival, “información creíble basada en relatos de testigos describe un incidente de violación de dos mujeres por elementos armados”, dijo Patten. Otras violaciones denunciadas no pudieron ser verificadas durante su estancia en Israel.

Pero dijo que “el equipo de la misión también encontró un patrón de cuerpos atados, desnudos o parcialmente desnudos, de cintura para abajo, en algunos casos atados a estructuras que incluían árboles y postes, a lo largo de la carretera 232″.

Cerca de 250 personas fueron secuestradas y llevadas a Gaza en el ataque de Hamas el 7 de octubre en Israel, que desencadenó el conflicto y que dejó 1.160 muertos, en su mayoría civiles, según un recuento de la AFP a partir de estadísticas israelíes.

Según el Ministerio de Salud de Gaza, en casi cinco meses de conflicto han muerto 30.534 personas en este territorio palestino gobernado por Hamás y la mayoría de los fallecidos son civiles.

(Con información de AFP y AP)