El cuerpo del opositor ruso Navalny finalmente fue entregado a su madre

El equipo del máximo disidente del gobierno de Putin confirmó la información luego de nueve días de reclamos. El preso político murió en la prisión del Kremlin en el Círculo Polar Ártico en condiciones que se desconocen

Compartir
Compartir articulo
Flores y velas en memoria del opositor ruso Alexei Navalny en la Piazza del Campidoglio, en Roma, Italia, el 19 de febrero de 2024. (AP Foto/Andrew Medichini)
Flores y velas en memoria del opositor ruso Alexei Navalny en la Piazza del Campidoglio, en Roma, Italia, el 19 de febrero de 2024. (AP Foto/Andrew Medichini)

La madre de Navalny recibió el cuerpo del disidente ruso muerto en la cárcel, según su equipo. Luego de nueve días del fallecimiento del líder opositor, y de reclamos para poder enterrarlo dignamente tras la negativa de las autoridades rusas quienes aseguraban que le estaban realizando análisis químicos.

Navalny, el crítico más acérrimo del presidente Vladimir Putin, murió el 16 de febrero en una de las prisiones más duras de Rusia en el norte de Siberia, donde cumplía una sentencia de 19 años por cargos ampliamente considerados como una represalia política por su oposición.

“El cuerpo de Alexei fue entregado a su madre. Muchas gracias a todos los que nos pidieron esto”, dijo la portavoz de Navalny, Kira Yarmysh, en X, antes conocido como Twitter.

Durante la semana pasada, las autoridades rusas se negaron a darle a Lyudmila Navalnaya la custodia del cuerpo de su hijo, después de que ella viajara a la ciudad de Salekhard en la región de Yamalo-Nenets, el asentamiento más cercano a la colonia penitenciaria donde murió Navalny.

El equipo de Navalny dijo el viernes que había presentado una demanda para obtener el cuerpo, alegando que los investigadores locales habían amenazado con enterrarlo en los terrenos de la prisión si su madre no aceptaba un funeral “secreto”.

Madre de Navalny denuncia chantaje para enterrar a su hijo

Yarmysh dijo que los planes para el funeral aún no estaban claros.

“Lyudmila Ivanovna todavía está en Salejard. El funeral aún está pendiente. No sabemos si las autoridades intervendrán para que se lleve a cabo como la familia quiere y como Alexei se merece”, dijo.

Su equipo dijo anteriormente que el Kremlin estaba tratando de bloquear un funeral público, lo que podría convertirse en una muestra de apoyo al movimiento de Navalny y su oposición a Putin.

El líder ruso, que nunca dijo el nombre de Navalny en público, no ha comentado sobre la muerte de su crítico más acérrimo.

Mas temprano la viuda de Navalny, Yulia Navalnaya, acusó al presidente, Vladimir Putin, de mantener como “rehén” el cuerpo y de incurrir en numerosos chantajes para tratar de llevar a cabo un “funeral secreto”, lo que a su juicio demuestra que es “falso” que el mandatario cumpla las premisas cristianas de las que presume en actos públicos.

Más de una semana después del fallecimiento de Navalny, “su muerte no ha sido suficiente para Putin”, lamentó su viuda, en un video en el que ha asegurado que ahora las autoridades “se burlan” y “chantajean” a la madre, amenazándola con que iban a enterrar el cuerpo en la cárcel donde perdió la vida.

Navalnaya ha subrayado que “Putin es el único responsable” de la actual situación, quien da las órdenes, “el mismo al que le gusta demostrar que es un devoto cristiano”. El vídeo muestra, de hecho, al presidente en varios actos públicos vinculados a la iglesia ortodoxa.

(Con información de AFP)