Corea del Norte dice que probó misiles de crucero de largo alcance para mejorar sus capacidades de ataques

Las tensiones en la península están en su punto más alto en años, después de que Kim Jong-un acelerara su desarrollo de armas a un ritmo sin precedente

Compartir
Compartir articulo
El líder norcoreano Kim Jong Un asiste a la prueba de lanzamiento de misiles de cruceros desde submarinos mientras habla con altos cargos militares en un lugar no especificado de Corea del Norte. Imagen proporcionada el 28 de enero de 2024 por KCNA vía Reuters.
El líder norcoreano Kim Jong Un asiste a la prueba de lanzamiento de misiles de cruceros desde submarinos mientras habla con altos cargos militares en un lugar no especificado de Corea del Norte. Imagen proporcionada el 28 de enero de 2024 por KCNA vía Reuters.

Corea del Norte disparó múltiples misiles de crucero hacia aguas frente a su costa occidental el martes, en su tercer lanzamiento de este tipo de armas este mes, dijo el ejército de Corea del Sur, mientras Pyongyang continúa haciendo alarde de su creciente arsenal de armas diseñadas para abrumar las defensas de sus rivales.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur dijo que los ejércitos surcoreano y estadounidense estaban analizando los lanzamientos que se detectaron alrededor de las 7 a.m. No proporcionó de inmediato más detalles, incluido el número de misiles disparados, qué tan lejos volaron y si fueron lanzados desde tierra. o mar.

El lanzamiento se produjo tras las pruebas realizadas el 24 y 28 de enero del misil de crucero Pulhwasal-3-31 que, según Corea del Norte, está diseñado para ser disparado desde submarinos.

Tras el segundo lanzamiento, el dictador norcoreano Kim Jong-un reiteró su objetivo de construir una armada con armas nucleares para contrarrestar lo que describió como crecientes amenazas externas. Aún no está claro si el lanzamiento del domingo se realizó desde un submarino real o desde una barcaza submarina.

Las tensiones en la Península de Corea están en su punto más alto en años, después de que Kim acelerara su desarrollo de armas a un ritmo sin precedentes mientras lanzaba provocativas amenazas nucleares contra Estados Unidos, Corea del Sur y Japón.

En respuesta, Estados Unidos y sus aliados asiáticos han fortalecido sus ejercicios militares combinados, en los que cada vez más se utilizan activos estratégicos estadounidenses como portaaviones, bombarderos de largo alcance y submarinos de propulsión nuclear. Los países también están agudizando sus estrategias de disuasión, y Seúl en particular busca mayores garantías de Washington de que Estados Unidos usaría rápida y decisivamente sus armas nucleares para defender a su aliado en caso de un ataque nuclear de Corea del Norte.

29/01/2024 Lanzamiento de un misil de crucero estratégico desde un submarino de Corea del Norte
POLITICA INTERNACIONAL
-/KCNA vs YNA/dpa
29/01/2024 Lanzamiento de un misil de crucero estratégico desde un submarino de Corea del Norte POLITICA INTERNACIONAL -/KCNA vs YNA/dpa

El 14 de enero, Corea del Norte también probó un nuevo misil de combustible sólido de alcance intermedio, lo que subrayó sus esfuerzos por avanzar en sus armas que podrían apuntar a activos estadounidenses en el Pacífico, incluido el centro militar de Guam.

Existe la preocupación de que Kim, envalentonado por el constante avance de su arsenal nuclear y los vínculos fortalecidos con Rusia, aumente aún más la presión contra sus rivales en un año electoral en Estados Unidos y Corea del Sur.

Aparte de las pruebas de armas, en Corea del Sur también existe una creciente preocupación por una provocación directa de su vecino. A principios de enero, el Norte disparó cientos de disparos de artillería durante tres días consecutivos en aguas cercanas a su disputada frontera marítima occidental, lo que llevó al Seúl a realizar disparos similares en respuesta. El intercambio no causó víctimas ni daños conocidos, pero la frontera marítima había sido escenario de varias escaramuzas y ataques sangrientos en los últimos años.

Durante un encendido discurso en el parlamento de Pyongyang el 15 de enero, Kim declaró que el país estaba abandonando su objetivo de larga data de una unificación pacífica con Corea del Sur, rival dividida por la guerra, y ordenó reescribir la constitución de Corea del Norte para consolidar al Sur como su país más hostil y adversario extranjero. Luego dijo que el Norte no tiene intención de evitar la guerra y que usaría sus armas nucleares para destruir al Sur si lo provocan.

Los expertos dicen que Core del Norte busca disminuir la influencia de Corea del Sur en los esfuerzos internacionales para resolver el estancamiento nuclear y eventualmente forzar tratos directos con Washington mientras busca consolidar su estatus nuclear y negociar una liberación de las sanciones encabezadas por Estados Unidos desde una posición de fuerza.

(Con información de AP)