Al menos 30 muertos y más de 160 heridos dejó una oleada de ataques rusos en Ucrania: lanzaron más de 100 misiles y drones

El presidente Volodimir Zelensky confirmó que el Ejército de Moscú utilizó “casi todos los tipos de armas de su arsenal”. El ataque dañó varios edificios residenciales y afectó a civiles en las principales ciudades del país

Compartir
Compartir articulo
Rusia lanzó un centenar de misiles sobre Ucrania en el mayor ataque de los últimos meses (Ukrainian Emergency Service via AP)
Rusia lanzó un centenar de misiles sobre Ucrania en el mayor ataque de los últimos meses (Ukrainian Emergency Service via AP)

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, afirmó este viernes que Rusia lanzó un centenar de misiles sobre Ucrania en el mayor ataque de los últimos meses, que causó al menos 30 muertos y más de 160 heridos.

Ola de ataques rusos contra Ucrania

“Hoy, Rusia ha utilizado casi todos los tipos de armas de su arsenal: Kinzhals, S-300, misiles de crucero y drones. Los bombarderos estratégicos lanzaron misiles X-101/X-505. En total, se dispararon unos 110 misiles contra Ucrania, la mayoría de los cuales fueron derribados”, declaró Zelensky.

Putin utilizó más de 100 misiles crucero y 150 drones en una operación que dejó muertos y heridos civiles

El portavoz de la Fuerza Aérea ucraniana, Yuri Ihnat, afirmó en unas declaraciones televisadas que no se había producido semejante andanada de misiles rusos “en mucho tiempo”.

El ataque contra un edificio de Odessa
El ataque contra un edificio de Odessa

El enemigo lanzó un golpe masivo empleando varios recursos de ataque aéreo. De hecho, lanzó de todo, excepto (misiles) Kalibr. Hubo (misiles) Kinzhal, misiles balísticos, S-300, misiles de crucero”, dijo.

El portavoz de la Fuerza Aérea ucraniana, Yuri Ihnat, afirmó en unas declaraciones televisadas que no se había producido semejante andanada de misiles rusos “en mucho tiempo” (Ukrainian Emergency Service via AP)
El portavoz de la Fuerza Aérea ucraniana, Yuri Ihnat, afirmó en unas declaraciones televisadas que no se había producido semejante andanada de misiles rusos “en mucho tiempo” (Ukrainian Emergency Service via AP)

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschkó, anunció que un civil ha muerto y que cuatro han sido rescatados de debajo de los escombros de un almacén en el que han impactado fragmentos de un proyectil, mientras que todavía hay desaparecidos.

Klitschkó había avisado sobre las 6:30 de la mañana (4:30 GMT), a través de su canal de Telegram, de que se escuchaban explosiones en la capital, instruyendo a los ciudadanos para que buscaran refugio.

Siete personas han sido hospitalizadas en la capital y el alcalde kievita informó también de daños en la estación de metro de Lukyanivska, además de en el mencionado almacén donde se ha desencadenado un incendio.

El antes y el después de uno de los ataques
El antes y el después de uno de los ataques

El número de heridos asciende a 17 en total, según Serguí Popko, jefe de la administración militar de Kiev.

En Leópolis, el impacto de un misil en un bloque de apartamentos mató a una persona e hirió a otras tres, según informó el jefe de la administración militar regional, Maksym Kozytskyi.

La alcaldía de esa ciudad anunció que más de una docena de drones kamikaze de tipo Shahed fueron lanzados contra la región fronteriza con Polonia.

Bomberos ucranianos en alerta ante los ataques (Ukrainian Emergency Service via AP)
Bomberos ucranianos en alerta ante los ataques (Ukrainian Emergency Service via AP)

En Járkiv (noreste) las autoridades informaron de un civil muerto -un varón de 35 años- y de 11 heridos, según datos del presidente de la administración militar regional Oleg Synegubov.

Además han sufrido daños almacenes e instalaciones industriales, un depósito de vehículos de transporte, un centro médico y una ambulancia, entre otras infraestructuras.

En la región de Dnipropetrovsk (centro), el jefe de la administración militar, Serguí Lysak, habló de una “mañana trágica” en la que los cohetes rusos alcanzaron a “casi una docena de personas y cuatro murieron”.

En la capital provincial de Dnipró, un proyectil impactó en un centro comercial, donde provocó un incendio y causó daños en un hospital maternoinfantil.

En Odessa (sur), las autoridades han registrado por el momento dos muertes y 15 civiles hospitalizados, entre ellos dos niños de seis y ocho años de edad que fueron heridos en ataques con misiles contra edificios de apartamentos.

Por la noche Rusia lanzó además una oleada de drones, uno de los cuales impactó en una infraestructura, aunque según el presidente de la administración militar regional, Oleg Kiper, al menos una docena de ellos fueron derribados por las defensas antiaéreas.

(Con información de AFP y EFE)