Benjamin Netanyahu desestimó un alto el fuego en Gaza: “La guerra continuará hasta que Hamas sea eliminado”

Las palabras del primer ministro se produjeron el mismo día que se han reactivado las negociaciones en El Cairo para una nueva tregua temporal y la liberación de más rehenes

Compartir
Compartir articulo
Imagen de Archivo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. 
 EFE/EPA/ABIR SULTAN / POOL
Imagen de Archivo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. EFE/EPA/ABIR SULTAN / POOL

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, afirmó que su país continuará la guerra con el grupo terrorista Hamas “hasta el final”, diluyendo las esperanzas de un alto el fuego en los próximos días mientras tienen lugar negociaciones en El Cairo con ese objetivo.

Las palabras de Netanyahu se produjeron el mismo día que se han reactivado las negociaciones en El Cairo para una nueva tregua temporal y la liberación de más rehenes.

“Quienes piensan que nos detendremos no están conectados con la realidad. No dejaremos de luchar hasta que logremos todos los objetivos que nos hemos fijado: la eliminación de Hamás, la liberación de nuestros rehenes y la eliminación de la amenaza de Gaza”, subrayó el primer ministro.

“Estamos atacando a Hamás con fuego, fuego infernal. En todas partes, incluso hoy. También atacamos a sus asistentes de cerca y de lejos”, afirmó Netanyahu sobre la guerra, que ha provocado 134 bajas en las filas israelíes.

“Todos los terroristas de Hamas, desde el primero hasta el último, son mortales. Solo tienen dos opciones: rendirse o morir”, concluyó.

El líder de Hamas, Ismail Haniye, viajó hoy a Egipto desde Catar para participar en las conversaciones, auspiciadas por esos dos países, donde se presume que también participa el jefe del Mosad, que esta semana se reunió en Europa con el emir de Catar y con el jefe de la CIA, William Burns, para abordar la posibilidad de un alto el fuego temporal.

Un vehículo militar israelí conduce a lo largo de la frontera con Gaza, en medio del conflicto en curso entre Israel y el grupo islamista palestino Hamás, visto desde el sur de Israel, el 20 de diciembre de 2023. REUTERS/Clodagh Kilcoyne IMÁGENES TPX DEL DÍA
Un vehículo militar israelí conduce a lo largo de la frontera con Gaza, en medio del conflicto en curso entre Israel y el grupo islamista palestino Hamás, visto desde el sur de Israel, el 20 de diciembre de 2023. REUTERS/Clodagh Kilcoyne IMÁGENES TPX DEL DÍA

Desde que terminó la pasada tregua de una semana, el 1 de diciembre, que permitió la liberación de 105 rehenes por 240 presos palestinos, Netanyahu no se ha mostrado muy favorable al diálogo y ha insistido en la opción militar.

Sin embargo, el hecho de que tropas israelíes mataran por error el pasado viernes a tres rehenes, a los que confundieron con miembros de Hamas, la misma semana que habían capturado los cuerpos de otros cinco secuestrados, ha elevado la presión interna para que el primer ministro acceda a negociar de nuevo, especialmente entre las familias de los cautivos.

Sobre este punto, Netanyahu aseguró este martes a familiares de los secuestrados en Gaza que trabaja para “promover un proceso de liberación” de las víctimas.

“Hace poco envié dos veces al jefe del Mossad a Europa para promover un proceso de liberación de nuestros rehenes”, afirmó el primer ministro, según un comunicado del Gobierno israelí.

La negociación incluiría la liberación de entre 30 y 40 secuestrados, principalmente mujeres, personas mayores y quienes estén más afectados por el cautiverio tanto física como mentalmente, además de la duración de una tregua, el número de prisioneros palestinos que liberaría a cambio y la ayuda humanitaria que permitiría para Gaza, de acuerdo a medios israelíes.

“No escatimaré esfuerzos”, subrayó Netanyahu, para liberar a quienes siguen secuestrados en la Franja de Gaza.

“Puedo darles una garantía: no nos detendremos” hasta liberarlos, manifestó a los familiares, según el comunicado, en su tercera reunión con familias de los secuestrados desde que comenzó la guerra en el enclave palestino.

El primer ministro, acompañado de su esposa Sarah Netanyahu, y miembros del Gobierno de Israel se reunieron con las familias en la ciudad israelí de Tel Aviv.

Los bombardeos y los combates sobre la Franja han causado más de 19.600 muertos, la mayoría civiles, y 52.500 heridos, además del desplazamiento del 90 % de la población del enclave, sumido en su mayor desastre humanitario.

(Con información de EFE)