Finlandia vuelve a cerrar su frontera con Rusia debido a la creciente demanda de refugiados

El gobierno finlandés había dicho que volvería a cerrar los cruces fronterizos si Moscú seguía utilizando a los migrantes para desestabilizar el país nórdico

Compartir
Compartir articulo
Vehículos atascados en el tráfico hacia Rusia en el puesto de control fronterizo de Vaalimaa en Finlandia el 14 de diciembre de 2023 (REUTERS)
Vehículos atascados en el tráfico hacia Rusia en el puesto de control fronterizo de Vaalimaa en Finlandia el 14 de diciembre de 2023 (REUTERS)

Finlandia volverá a cerrar totalmente su frontera con Rusia este jueves -el mismo día en que fueron reabiertos a modo de prueba dos de sus ocho cruces fronterizos- debido a la inusual cantidad de refugiados que llegaron en menos de 24 horas, según informó la ministra del Interior, Mari Rantanen, ante el Parlamento del país nórdico.

Durante las pocas horas que han permanecido abiertos, al menos 62 refugiados de Medio Oriente y África han cruzado los pasos de Vaalimaa y Niirala, en la franja sur, cuando en condiciones normales la media es de un solicitante de asilo al día en toda la frontera.

“Parece que ha ocurrido exactamente lo que nos temíamos, es decir, que la llegada instrumentalizada al país y la incitación a que la gente busque asilo en la frontera han comenzado prácticamente de inmediato”, dijo a la prensa la viceprimera ministra finlandesa y titular de Finanzas, Riikka Purra.

El Ejecutivo finlandés anunció el martes pasado la reapertura de los pasos de Vaalimaa y Niirala durante un mes para comprobar si la situación se normalizaba, aunque advirtió que volvería a cerrarlos si Moscú seguía utilizando a los migrantes para desestabilizar el país nórdico.

El país nórdico, que comparte la frontera más larga de la Unión Europea con Rusia (1.340 kilómetros), clausuró en noviembre de forma paulatina sus ocho puestos fronterizos para frenar la creciente llegada de refugiados a través de la nación vecina, hasta que el 28 de noviembre cerró la frontera por completo.

Migrantes se reúnen para tomar una bebida caliente en una tienda de campaña cerca de la frontera con Finlandia en el puesto de control de Salla unos 1.300 km al norte de Moscú, Rusia (AP)
Migrantes se reúnen para tomar una bebida caliente en una tienda de campaña cerca de la frontera con Finlandia en el puesto de control de Salla unos 1.300 km al norte de Moscú, Rusia (AP)

Pese a ello, solo en noviembre llegaron desde Rusia más de 900 solicitantes de asilo de terceros países, sobre todo hombres jóvenes de Medio Oriente y Asia, una cifra treinta veces mayor a la habitual, según las autoridades migratorias.

El Gobierno finlandés sostiene que este fuerte incremento de refugiados se debe a un “ataque híbrido” de Moscú destinado a desestabilizar el país tras su reciente ingreso en la OTAN y su decidido apoyo a Ucrania en su guerra con Rusia. El Kremlin ha negado que esté animando a los migrantes a entrar en Finlandia y ha dicho que lamenta el cierre de esta frontera.

En la frontera terrestre entre Finlandia y Rusia hay ocho pasos fronterizos para el tráfico de pasajeros y vehículos, y un puesto de control ferroviario para los trenes de carga. A partir del viernes por la tarde, sólo permanecerá abierto el puesto de control ferroviario entre ambos países.

Finlandia, nación de 5,6 millones de habitantes, constituye una parte importante del flanco nororiental de la OTAN y actúa como frontera exterior de la Unión Europea en el norte.

Imagen de la frontera cerrada en el cruce de Vaalimaa (REUTERS)
Imagen de la frontera cerrada en el cruce de Vaalimaa (REUTERS)

Pacto de defensa con EEUU

Por otra parte, Finlandia, el miembro más reciente de la OTAN, firmará la próxima semana un pacto bilateral de cooperación en materia de defensa con Estados Unidos, en un acuerdo que permite a Washington enviar tropas al país nórdico para reforzar su defensa y almacenar allí armas y equipo militar, entre otras cosas.

La ministra finlandesa de Asuntos Exteriores, Elina Valtonen, dijo este jueves que el llamado Acuerdo de Cooperación en Defensa, o DCA, se firmará en Washington el lunes 18 de diciembre. El contrato, que aún debe ser aprobado por los legisladores finlandeses, “es muy significativo para la defensa y la seguridad de Finlandia”, dijo Häkkänen, subrayando que el pacto es jurídicamente vinculante para ambas partes.

“Lleva un mensaje muy fuerte en estos tiempos. Estados Unidos está comprometido con nuestra defensa también en un momento difícil”, declaró Häkkänen a la prensa.

Finlandia se unió a la OTAN en abril después de décadas de no alineación militar como resultado directo del asalto de Rusia a Ucrania que comenzó en febrero de 2022.

Un soldado finlandés participa en el ejercicio Lightning Strike 22 en Rovajarvi (REUTERS/Stoyan Nenov)
Un soldado finlandés participa en el ejercicio Lightning Strike 22 en Rovajarvi (REUTERS/Stoyan Nenov)

En virtud del acuerdo, Finlandia permitirá a los soldados estadounidenses el acceso a 15 zonas e instalaciones militares que abarcan toda la nación nórdica, desde una base naval clave en el sur y bases aéreas en el interior hasta una vasta y remota zona de entrenamiento del ejército en Laponia, en el norte ártico.

Las tropas norteamericanas están autorizadas a mantener una presencia permanente y a realizar maniobras periódicas en Finlandia, pero no hay planes para establecer bases militares estadounidenses permanentes en el país, según las autoridades.

Varios países de la OTAN tienen actualmente acuerdos bilaterales de defensa similares con Estados Unidos. La semana pasada, Suecia, vecino nórdico de Finlandia, que está a punto de ingresar en la OTAN, firmó un acuerdo similar. Se espera que Dinamarca, miembro de la Alianza, lo haga en un futuro próximo.