Una médica israelí reveló que los rehenes secuestrados por Hamas fueron drogados y abusados en Gaza

Renana Eitan, especializada en el tratamiento de víctimas de traumas, dijo que les dieron drogas para mantenerlos dóciles en cautiverio, y que fueron sometidos a abusos psicológicos y sexuales

Compartir
Compartir articulo
El ataque de Hamas del 7 de octubre mató a 1.200 personas y tomó como rehenes a otras 240, dicen funcionarios israelíes (REUTERS/Clodagh Kilcoyne)
El ataque de Hamas del 7 de octubre mató a 1.200 personas y tomó como rehenes a otras 240, dicen funcionarios israelíes (REUTERS/Clodagh Kilcoyne)

Los rehenes llevados a Gaza durante el ataque de Hamas el 7 de octubre contra Israel fueron drogados para mantenerlos dóciles en cautiverio y sometidos a abusos psicológicos y sexuales, dijo el lunes una especialista.

“Nunca había visto algo así” en 20 años de tratamiento de víctimas de traumas, dijo Renana Eitan, directora de la división psiquiátrica del Centro Médico Sourasky-Ichilov de Tel Aviv.

“El abuso físico, sexual, mental y psicológico de estos rehenes que regresaron es simplemente terrible”, añadió.

El centro ha recibido a 14 ex rehenes liberados por Hamas, algunos de los cuales informaron haber sido drogados, incluso con lo que los médicos creen que eran benzodiazapinas, una clase de depresores con efecto sedante que incluye drogas como Valium.

“Querían controlar a los niños, y a veces es difícil controlar a los niños pequeños, a los adolescentes. Y saben que si los drogan se quedarán tranquilos”, añadió.

“A una de las niñas le dieron ketamina durante algunas semanas”, continuó, refiriéndose a un poderoso anestésico disociativo conocido por dar al receptor una sensación de desapego de su entorno. “Es increíble hacerle esto a un niño”.

Eitan dijo que algunos ex rehenes también habían descrito tormento psicológico a manos de sus captores. A uno le dijeron que su esposa estaba muerta cuando en realidad todavía estaba viva en Israel, mientras que a los niños los separaban de sus familias y les mostraban “videos brutales”.

Una paciente dijo que ella y otras personas estuvieron mantenidas en total oscuridad durante más de cuatro días. “Se volvieron psicóticos, tuvieron alucinaciones”, dijo Eitan.

También hubo informes de autolesiones entre rehenes en cautiverio, señaló, mientras que algunos repatriados habían declarado desde entonces tener pensamientos suicidas.“Pero esta es nuestra misión: asegurarnos de que cosas así no sucedan”, añadió.

Ichilov también ha tratado a cientos de pacientes heridos físicamente, tanto víctimas del 7 de octubre como soldados heridos en la guerra que siguió en la Franja de Gaza.

IMAGEN ILUSTRATIVA. El centro ha recibido a 14 ex rehenes liberados por Hamas, algunos de los cuales informaron haber sido drogados (Prime Minister's Office/Handout via Reuters)
IMAGEN ILUSTRATIVA. El centro ha recibido a 14 ex rehenes liberados por Hamas, algunos de los cuales informaron haber sido drogados (Prime Minister's Office/Handout via Reuters)

Los soldados pueden ser transportados por aire a Ichilov desde el campo de batalla en unos 15 minutos, según el subjefe de cirugía de traumatología, Eyal Hashavia.

Estados disociativos

El ataque de Hamas del 7 de octubre mató a 1.200 personas y tomó como rehenes a otras 240, dicen funcionarios israelíes.

En virtud de un acuerdo de tregua de una semana que finalizó el 1 de diciembre, 105 rehenes fueron liberados de Gaza, entre ellos 80 israelíes -en su mayoría mujeres y niños- liberados a cambio de 240 palestinos encarcelados por Israel. Se cree que al menos 137 rehenes siguen cautivos de Hamas.

Algunos ex rehenes continúan experimentando estados disociativos, dijo Eitan: “En un momento saben que están aquí en el centro médico de Ichilov, y al siguiente piensan que están de regreso con Hamas”.

Hay planes para crear un centro para tratar el trastorno de estrés postraumático (TEPT) después de la conmoción nacional del ataque de octubre.

Eitan dijo que el costo de salud mental era asombroso, y se esperaba que alrededor del 5% de la población de Israel (unas 400.000 personas) sufriera algunos síntomas de trastorno de estrés postraumático.

La situación extrema pone a los médicos en un dilema. Se considera una buena práctica no informar inmediatamente a un superviviente sobre su terrible experiencia, pero Eitan dijo que también había una necesidad urgente de saber sobre la condición de otros rehenes.

“Por un lado, no podemos hacer el informe, pero por el otro, necesitamos la información”, dijo.

Tomer Zadik, de 24 años, ha estado recibiendo tratamiento en Ichilov desde que recibió un disparo en el brazo cuando combatientes de Hamas irrumpieron en el festival de música Supernova el 7 de octubre.

Describió haberse escondido durante horas mientras escuchaba las voces de los atacantes a su alrededor, antes de lograr escapar y reunirse con un grupo de asistentes al festival y algunos soldados.

“Las atrocidades allí no se pueden describir con palabras”, dijo, añadiendo que tuvo pesadillas sobre el ataque, aunque “cada vez menos con el tiempo”.

“Querían quebrarnos, no sólo físicamente. Querían quebrar mentalmente a toda la nación de Israel”, dijo. “Pero no nos romperemos”.

(Con información de AFP)