Estados Unidos destacó que Israel tiene el deber de proteger la vida de los civiles en medio del conflicto en Gaza

El secretario de Estado Antony Blinken remarcó el compromiso norteamericano para evitar que se repitan eventos terroristas como los del 7 de octubre pero remarcó la necesidad de reducir las muertes de víctimas inocentes

Compartir
Compartir articulo
Antony Blinken y Benjamin Netanyahu
Antony Blinken y Benjamin Netanyahu

En un encuentro reciente entre el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el Ministro Británico de Asuntos Exteriores, David Cameron, se abordaron temas cruciales relacionadas con el conflicto en curso y la campaña israelí en Gaza. La declaración conjunta destaca el apoyo compartido de ambos países al derecho de Israel a garantizar la seguridad de sus ciudadanos y, simultáneamente, resalta la urgencia de proteger la vida de los civiles en medio del conflicto.

Blinken y Cameron, quienes han retornado recientemente del Medio Oriente, enfatizaron su compromiso conjunto en nombre de sus respectivos países. Su objetivo es respaldar la iniciativa de Israel para evitar que eventos como los ocurridos el 7 de octubre se repitan. A la vez, expresaron su convicción de que Israel debe hacer todo lo posible para proteger a los civiles y asegurar que la asistencia humanitaria fluya hacia Gaza.

“Estamos comprometidos en nuestra convicción de que Israel debe hacer todo lo posible para proteger a los civiles y garantizar que la asistencia humanitaria fluya hacia Gaza”, dijo Blinken en su intervensión.

“Por nuestra parte, Estados Unidos ha dejado claro que Israel tiene que hacer los máximos esfuerzos para evitar víctimas civiles, incluso cuando Hamas continúa utilizando a civiles como escudos humanos, y, además, para sostener e incluso aumentar la asistencia humanitaria que llega a las personas. quiénes lo necesitan: hombres, mujeres y niños; alimentos, medicinas, agua, combustible”, agregó.

Antony Blinken. REUTERS/Evelyn Hockstein
Antony Blinken. REUTERS/Evelyn Hockstein

El contexto del conflicto en Gaza ha mantenido a la región en el foco internacional y ha generado un intenso escrutinio sobre las acciones y responsabilidades de todas las partes involucradas. La posición coordinada de Estados Unidos y el Reino Unido refleja la importancia de abordar la situación con un enfoque equilibrado que respalde el derecho a la seguridad de Israel y, al mismo tiempo, proteja la vida de los civiles afectados por el conflicto.

Las declaraciones también resaltan el desafío adicional que representa la utilización de civiles como escudos humanos por parte de Hamas. Este comportamiento añade una capa de complejidad a la tarea de evitar víctimas civiles durante las operaciones militares.

Palestinos desplazados por la ofensiva terrestre israelí sobre la Franja de Gaza llegan a la zona de Muwasi. (AP Foto/Fatima Shbair)
Palestinos desplazados por la ofensiva terrestre israelí sobre la Franja de Gaza llegan a la zona de Muwasi. (AP Foto/Fatima Shbair)

La llamada a aumentar la asistencia humanitaria destaca la necesidad de abordar las condiciones humanitarias en Gaza, que han sido afectadas significativamente por el conflicto. El énfasis en alimentos, medicinas, agua y combustible destaca la comprensión de que estos elementos son cruciales para aliviar el sufrimiento de la población en medio de la crisis.

“Estamos unidos en nombre de nuestros países para apoyar el derecho de Israel a hacer todo lo posible para garantizar que el 7 de octubre nunca vuelva a suceder”, resaltó Blinken en su alocución.

Diálogo Biden-Netanyahu

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, dijo el jueves al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que es esencial proteger a los civiles en los intensos combates urbanos en las ciudades más grandes de Gaza y en sus alrededores, dijo la Casa Blanca.

El presidente de EEUU, Joe Biden. Europa Press/Contacto/Adam Schultz/White House
El presidente de EEUU, Joe Biden. Europa Press/Contacto/Adam Schultz/White House

“El presidente enfatizó la necesidad absoluta de proteger a los civiles y de separar a la población civil de Hamas, incluso mediante corredores que permitan a la gente desplazarse de forma segura de zonas de combate delimitadas”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

En su primera conversación telefónica con Netanyahu desde el 26 de noviembre, Biden insistió en que “debe autorizarse mucha más ayuda”, agregó la Casa Blanca.

Estados Unidos ha respaldado con firmeza a Israel desde el sangriento ataque de Hamas del 7 de octubre, en el que murieron 1.200 personas, según autoridades israelíes.

Sin embargo la administración Biden está cada vez más preocupada por las consecuencias para los civiles de la respuesta israelí en la Franja de Gaza, que hace varias semanas es bombardeada y asediada.

El presidente estadounidense Joe Biden (izq.) consuela al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Avi Ohayon/GPO/dpa
El presidente estadounidense Joe Biden (izq.) consuela al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu. Avi Ohayon/GPO/dpa

El Ministerio de Salud de Gaza, controlado por Hamas, aseguró que la ofensiva israelí dejó hasta ahora 17.000 muertos, la gran mayoría mujeres, niños y adolescentes.

Según la Casa Blanca, el presidente estadounidense también enfatizó a Israel, que ya opera en el sur de la Franja de Gaza, que el número de víctimas y desplazamientos no debería ser tan alto como en el asalto inicial en el norte del territorio palestino.

Biden también le pidió a Hamas que permita el acceso del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a los rehenes en poder del movimiento islamista palestino.

Según la Casa Blanca, Biden habló en paralelo con el rey Abdalá II de Jordania, conforme continúan los esfuerzos para restaurar una pausa en el conflicto tras la breve tregua que se derrumbó la semana pasada.

Los dos líderes acordaron trabajar por una “paz duradera en Oriente Medio, que incluiría la creación de un Estado palestino”, dijo la Casa Blanca.