Judíos y musulmanes realizaron un acto por la paz tras el ataque de Hamas a Israel y el comienzo de la guerra en Gaza

El rabino Sebastián Vainstein, el imán Marwan Sarwar Gill, el sacerdote Axel Arguinchona y el pastor evangélico Walter Altare se unieron para rezar por la convivencia

Compartir
Compartir articulo
El imán Marwan Sarwar Gill, el sacerdote Axel Arguinchona, el rabino Sebastián Vainstein, y el pastor evangélico Walter Altare se unieron para rezar por la paz y la convivencia.
El imán Marwan Sarwar Gill, el sacerdote Axel Arguinchona, el rabino Sebastián Vainstein, y el pastor evangélico Walter Altare se unieron para rezar por la paz y la convivencia.

La Mesa del Diálogo Santafesino desarrolló el miércoles pasado el Acto por la Paz en el Museo y Parque de la Constitución de Santa Fe, marcando el primer encuentro interreligioso en Argentina entre representantes de la comunidad judía y musulmana tras el brutal ataque de Hamas a Israel y el comienzo de la guerra en Gaza.

El evento, diseñado como espacio de reflexión para la promoción de la paz dentro de un marco de tensiones internacionales y cambios políticos en Argentina, contó con la participación de altos cargos políticos provinciales y locales, líderes religiosos, representantes de organizaciones civiles, y miembros del ámbito académico.

Durante la ceremonia, se pronunció una declaración que resaltaba la importancia de la paz y el rechazo a la violencia y la discriminación, leída por el rector de la Universidad Católica de Santa Fe, Eugenio Martín De Palma, y el secretario Ejecutivo de la Mesa, Javier Aga. La declaración incluyó un llamado a la acción para “pedir especialmente por la paz y el cese de todo conflicto y acto de violencia; la liberación de los rehenes secuestrados el 7 de octubre por el grupo terrorista Hamas; el repudio a todo acto de discriminación política, religiosa, racial, y especialmente, de las conductas antisemitas; la convivencia pacífica y democrática”.

Las oraciones interreligiosas conformaron uno de los momentos más significativos del acto. El imán Marwan Sarwar Gillel sacerdote Axel Arguinchonael rabino Sebastián Vainstein, y el pastor evangélico Walter Altare se unieron para rezar por la paz y la convivencia.

Fue el primer encuentro interreligioso en Argentina entre representantes judíos y musulmanes desde el ataque de Hama sy el comienzo de la guerra en Gaza
Fue el primer encuentro interreligioso en Argentina entre representantes judíos y musulmanes desde el ataque de Hama sy el comienzo de la guerra en Gaza

“En Israel se asesinaron a jóvenes que se encontraban festejando, celebrando la vida en una fiesta. Vivimos y vimos las peores atrocidades que puede cometer el ser humano. Pedimos que esta guerra se termine, que el mal no se sobreponga. Que se escuchen las voces en todo el mundo reclamando por la liberación de todos los secuestrados en Gaza para que retornen a sus hogares sanos y salvos. No deseamos la guerra ni la muerte de civiles inocentes de ningún bando. Que nunca más haya violencia nuestra tierra”, pidió el rabino Vainstein.

Marwan Sarwar Gill dijo que era su deber expresar su voz ante cualquier forma de xenofobia, violencia o discriminación. “El profeta del islam nos dejó ese principio de oro, que antes de dividirnos por ideología, por pensamiento político, por etnia, por religión, hay que destacar que somos todos seres humanos, hijos del mismo creador, del mismo ser divino”, indicó, al tiempo que sostuvo: ”Repudio como musulmán enérgicamente tanto el ataque espantoso de Hamas contra civiles en Israel como el asesinato de miles en Gaza por parte del ejército israelí. En el islam no hacemos ninguna distinción entre el valor de una vida israelí o de la vida de un palestino, la de un judío o la de un musulmán. Fuera cual fuera la premisa, incluso en un estado de guerra, el Corán prohíbe atacar a lugares públicos y asesinar a mujeres, niños o personas civiles.”