Antony Blinken viaja a Israel para coordinar con Benjamin Netanyahu la ayuda militar de EEUU

Está previsto que el jefe de la diplomacia estadounidense llegue a Tel Aviv por la mañana del jueves y se entreviste ese mismo día con el primer ministro

Compartir
Compartir articulo
Antony Blinken antes de partir hacia Israel (Jacquelyn Martin/Pool via REUTERS)
Antony Blinken antes de partir hacia Israel (Jacquelyn Martin/Pool via REUTERS)

El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, partió este miércoles hacia Israel para coordinar con el Gobierno de Benjamín Netanyahu la ayuda estadounidense para enfrentar a Hamás en la nueva guerra de Gaza.

“Estamos decididos a asegurarnos de que Israel tenga todo lo que necesite para defenderse y para garantizar la seguridad de su pueblo. Ya está en camino la asistencia militar solicitada por Israel”, dijo Blinken a la prensa antes de subir a su avión en la base militar Andrews, a las afueras de Washington.

Está previsto que el jefe de la diplomacia estadounidense llegue a Tel Aviv por la mañana del jueves y se entreviste ese mismo día con Netanyahu; con el presidente de Israel, Isaac Herzog; con otras autoridades y con empleados de la embajada de Estados Unidos.

Blinken pasará pocas horas en Israel, donde puede que comparezca en una rueda de prensa antes de viajar a Amán para sostener reuniones con las autoridades jordanas durante el viernes.

En su viaje, el secretario de Estado reiterará el mensaje del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de que “no es el momento” para que ningún país u organización adversaria de Israel se aproveche del conflicto.

Desde el inesperado ataque sin precedentes de Hamás contra Israel el sábado, la Administración de Biden ha cerrado filas por completo con el Estado judío, al que ha ofrecido toda la ayuda necesaria para enfrentar la nueva guerra desatada con Gaza.

Estados Unidos ha prometido municiones para el sistema de defensa aérea israelí de la Cúpula de Hierro y ha enviado al Mediterráneo oriental un portaaviones para disuadir a otros adversarios de Israel de entrar en el conflicto.

Desde el inesperado ataque sin precedentes de Hamás contra Israel el sábado, la Administración de Biden ha cerrado filas por completo con el Estado judío (REUTERS/Jonathan Ernst)
Desde el inesperado ataque sin precedentes de Hamás contra Israel el sábado, la Administración de Biden ha cerrado filas por completo con el Estado judío (REUTERS/Jonathan Ernst)

Blinken ha contactado durante los últimos días con decenas de homólogos de Oriente Medio en busca de una condena internacional al ataque de Hamás.

También ha lanzado mensajes para disuadir a otros actores, como podría ser Irán, a entrar en la guerra.

Antes de abordar el avión, Blinken se mostró convencido de que Israel “tomará todas las precauciones que pueda” para evitar bajas civiles.

El titular de Exteriores remarcó que las democracias como la estadounidense o la israelí “respetan el derecho internacional” a diferencia de Hamás, que “pone a los civiles palestinos en riesgo”, opinó.

Netanyahu anunció este miércoles la formación de un Gobierno de emergencia junto a Beny Gantz, miembro de la oposición, ex ministro de Defensa y ex jefe del Estado Mayor del Ejército, para hacer frente a la guerra.

Los combates, que comenzaron el sábado con un sangriento ataque sorpresa del movimiento islamista Hamás, lleva cinco días y ha dejado ya más de 1.200 muertos en Israel y al menos 1.055 en la Franja de Gaza por los bombardeos israelíes.

Biden también insistió este miércoles en que el compromiso de Estados Unidos con Israel y la seguridad del pueblo judío es inquebrantable y afirmó que está trabajando en esta dirección.

“Mi compromiso con la seguridad de Israel y la seguridad del pueblo judío es inquebrantable. Estados Unidos lo respalda y vamos a trabajar en esto durante todo el día de hoy y más allá”, apuntó Biden en un acto público sobre finanzas familiares, que arrancó con unas palabras sobre el conflicto.

(Con información de EFE)