Corea del Norte respondió a la ONU sobre el soldado norteamericano que cruzó la frontera, pero no dio detalles de su estado

Tras dos semanas sin recibir información, el Pentágono confirmó que la dictadura de Kim Jong-un finalmente se refirió al caso de Travis King, quien entró a territorio norcoreano sin autorización

Compartir
Compartir articulo
Soldados surcoreanos y estadounidenses en la frontera de las dos coreas (AP/archivo)
Soldados surcoreanos y estadounidenses en la frontera de las dos coreas (AP/archivo)

El Departamento de Defensa de Estados Unidos confirmó este martes que Corea del Norte rompió su silencio y ha respondido al Mando de Naciones Unidas, que trató de contactar hace más de una semana con las autoridades norcoreanas para intentar recuperar al soldado estadounidense Travis King, que cruzó voluntariamente y sin autorización la frontera.

El portavoz del Pentágono, el general Patrick Ryder, señaló en una rueda de prensa que, a pesar de la respuesta, no hay información sobre el estado del soldado.

“No tengo ninguna actualización sobre el estado del soldado King (...) El Mando de Naciones Unidas se comunicó a través de canales bien establecidos a través de la Agencia de Seguridad Conjunta. Puedo confirmar que la República Popular Democrática de Corea (RPDC) ha respondido, pero no tengo ningún progreso sustancial que anunciar”, declaró Ryder.

El vocero agregó que el mensaje de Corea del Norte al Mando de Naciones Unidas ha sido únicamente “un reconocimiento” de la existencia de la investigación iniciada por parte de ese organismo, liderado por Estados Unidos.

Travis King
Travis King

King cruzó la Línea de Demarcación Militar como civil un día antes de su regreso previsto a Estados Unidos, donde debía enfrentarse a medidas disciplinarias debido a su mal comportamiento durante el tiempo que estuvo desplegado en Corea del Sur, en donde llegó a estar detenido durante varios días.

Desde entonces, nada se ha sabido de King. Fuentes del Ejército de Estados Unidos han señalado que no había indicios de que el soldado estuviera tratando de desertar y que será retirado del servicio una vez aterrice en suelo estadounidense.

El Mando de Naciones Unidas es una fuerza militar multinacional liderada por Estados Unidos que luchó del lado de Corea del Sur durante la Guerra de Corea (1950-1953). Controla el lado surcoreano del Área de Seguridad Conjunta, el único lugar donde Pyongyang y Seúl pueden reunirse para negociar.

Previamente, el Pentágono explicó que estaba intentando contactar con Pyongyang “a todos los niveles gubernamentales” a través de los canales diplomáticos”, y agregó que desde el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca se ha indicado que “ha habido contacto a través de Suecia”, país que sí tiene relaciones diplomáticas con el régimen, sin resultados concretos.

(Con información de Europa Press)

Seguir leyendo: