La ONU inició conversaciones con el régimen de Corea del Norte por la detención del soldado estadounidense que cruzó la frontera

El general Andrew Harrison, vicecomandante del organismo, señaló el proceso comenzó a través de líneas de comunicación establecidas en la Zona de Seguridad Conjunta

Compartir
Compartir articulo
La ONU inició de conversaciones con el régimen de Corea del Norte por la detención de un soldado de EEUU que cruzó la frontera. (FOTO: AP)
La ONU inició de conversaciones con el régimen de Corea del Norte por la detención de un soldado de EEUU que cruzó la frontera. (FOTO: AP)

El vicecomandante del Comando de Naciones Unidas dijo este lunes que había iniciado las conversaciones con Corea del Norte sobre un soldado estadounidense que huyó al país la semana pasada, cruzando la fortificada frontera entre las dos coreas.

El general Andrew Harrison dijo que el proceso había comenzado a través de líneas de comunicación establecidas en la Zona de Seguridad Conjunta entre los dos países según el armisticio que detuvo los combates en la Guerra de Corea entre 1050 y 1053. El bienestar del soldado Travis King sigue siendo la principal preocupación del comando, indicó, aunque declinó dar más detalles debido a lo sensible de las conversaciones.

Corea del Norte no ha hecho declaraciones públicas sobre King, que cruzó la frontera el martes pasado cuando debía viajar a Fort Bliss, Texas.

El bienestar del soldado Travis King sigue siendo la principal preocupación de los Estados Unidos.
El bienestar del soldado Travis King sigue siendo la principal preocupación de los Estados Unidos.

Las autoridades de Estados Unidos han expresado su preocupación sobre su estado y antes dijeron que Corea del Norte ignoraba sus peticiones de información sobre él.

Harrison dijo que “sigue optimista”, aunque indicó que no había forma de saber cómo procedería la conversación con Pyongyang. Las visitas civiles a la Zona de Seguridad Conjunta se han suspendido desde que King cruzó la frontera.

El cruce de King se produjo en un momento de fuertes tensiones en la Península de Corea, donde el ritmo de las demostraciones armamentísticas norcoreanas y las maniobras combinadas de Estados Unidos se han intensificado en un ciclo de represalias.

Harrison anunció el inicio de conversaciones horas después de que las fuerzas armadas surcoreanas informaran de la llegada de un submarino de propulsión nuclear a Corea del Sur, el segundo emplazamiento de un poderoso navío estadounidense en la península coreana este mes.

El USS Anapolis arribó a puerto en la isla Jeju aproximadamente una semana después de que el USS Kentucky atracó en el puerto de Busan, sobre la península. Se trata de una nueva demostración de fuerza para contrarrestar las amenazas atómicas de Corea del Norte.

El cruce de King se produjo en un momento de fuertes tensiones en la Península de Corea. (FOTO: REUTERS/Kim Hong-Ji)
El cruce de King se produjo en un momento de fuertes tensiones en la Península de Corea. (FOTO: REUTERS/Kim Hong-Ji)

El Kentucky es el primer submarino estadounidense con armamento nuclear en acudir a Corea del Sur desde la década de 1980. Luego de su arribo, Pyongyang disparó misiles balísticos y de crucero en una aparente demostración de que tiene la capacidad de realizar ataques nucleares contra Corea del Sur y los navíos estadounidenses emplazados allí.

Entre disparo y disparo, el ministro de defensa de Corea del Norte emitió una amenaza velada en la que insistió que el hecho de que el Kentucky hubiese atracado en Corea del Sur podría ser motivo para que Pyongyang utilice un arma nuclear contra él. El gobierno norcoreano ya ha efectuado declaraciones en ese tenor anteriormente, pero en esta ocasión ello pone de relieve el elevado nivel de las tensiones.

El Annapolis, cuya misión principal es destruir barcos y submarinos enemigos, es propulsado por un reactor nuclear pero cuenta con armas convencionales. Se encuentra anclado en Jeju para abastecerse de suministros. Jang Do Young, portavoz de la Armada surcoreana, dijo que las fuerzas armadas de Estados Unidos y de Corea del Sur estaban conversando para determinar si organizarán entrenamientos con el navío.

(AP)

Seguir leyendo: