Un alto general ruso conocía los planes de rebelión de Prigozhin varios días antes de su marcha hacia Moscú

Funcionarios de Estados Unidos creen que el general Sergei Surovikin, ex alto comandante del Kremlin en Ucrania, ayudó a planear las acciones del jefe del Grupo Wagner el pasado fin de semana, al igual que otros altos cargos militares

Compartir
Compartir articulo
El presidente ruso, Vladimir Putin, y el coronel general, Sergei Surovikin en el Kremlin en Moscú, Rusia. 28 de diciembre de 2017. (Sputnik/Alexei Druzhinin/Kremlin vía REUTERS)
El presidente ruso, Vladimir Putin, y el coronel general, Sergei Surovikin en el Kremlin en Moscú, Rusia. 28 de diciembre de 2017. (Sputnik/Alexei Druzhinin/Kremlin vía REUTERS)

El general Sergei Surovikin, subcomandante de las operaciones militares rusas en Ucrania, tenía conocimiento previo de que el jefe del Grupo Wagner, Yevgeny Prigozhin, planeaba una rebelión contra los responsables de defensa de Moscú, informó el martes el New York Times.

El periódico citó a funcionarios estadounidenses informados por los servicios de inteligencia de Estados Unidos sobre el asunto, e informó de que los funcionarios estaban “tratando de averiguar si el general Sergei Surovikin, ex alto comandante ruso en Ucrania, ayudó a planear las acciones del señor Prigozhin el pasado fin de semana”.

Prigozhin voló al exilio en Bielorrusia el martes en virtud de un acuerdo que puso fin a un breve motín de sus combatientes de Wagner durante el fin de semana, mientras el presidente Vladimir Putin elogiaba a sus fuerzas armadas por evitar una guerra civil.

El New York Times informó de que funcionarios estadounidenses también dijeron que había indicios de que otros generales rusos también podrían haber apoyado a Prigozhin. Funcionarios estadounidenses actuales y anteriores dijeron que Prigozhin no habría lanzado su sublevación a menos que creyera que otros en posiciones de poder acudirían en su ayuda, según el diario estadounidense.

Surovikin, apodado “General Armagedón” por los medios de comunicación rusos, había sido puesto al mando de las operaciones en Ucrania en octubre. Pero en enero, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, nombró al jefe del Estado Mayor, Valery Gerasimov, para supervisar la campaña, y Surovikin quedó como su adjunto.

El Ministro de Defensa Sergei Shoigu y el general Sergei Surovikin (Sputnik/Gavriil Grigorov/Kremlin via REUTERS)
El Ministro de Defensa Sergei Shoigu y el general Sergei Surovikin (Sputnik/Gavriil Grigorov/Kremlin via REUTERS)

“Putin debe decidir ahora, según los funcionarios, si cree que el general Surovikin ayudó a Prigozhin y cómo debe responder”, agregó el diario estadounidense. “Algunos ex funcionarios afirman que Putin podría decidir mantener al general Surovikin si llega a la conclusión de que tenía conocimiento de los planes de Prigozhin pero no lo ayudó. Por ahora, según los analistas, Putin parece decidido a culpar del motín únicamente a Prigozhin”.

Antes de lanzar la rebelión, Prigozhin había despotricado contra Shoigu y Gerasimov, culpándolos de los fracasos de la campaña y de la falta de apoyo del ejército a los combatientes de Wagner.

Surovikin instó al grupo de Wagner a abandonar su oposición a la cúpula militar y regresar a sus bases justo antes de que Prigozhin dirigiera a sus combatientes en la llamada “marcha por la justicia”.

Prigozhin había trabajado con el general Surovikin durante la intervención militar rusa en Siria y lo había descrito como el comandante más capaz del ejército ruso. Los funcionarios citados por el NYT dijeron que el general Surovikin no apoyaba la expulsión del poder de Putin, pero parece haber estado de acuerdo con Prigozhin en que Shoigu y el general Gerasimov necesitaban ser relevados del cargo.

La alianza entre el general Surovikin y Prigozhin podría además explicar por qué este último sigue vivo, según los funcionarios, a pesar de haberse apoderado de un importante centro militar ruso y haber ordenado una marcha armada sobre Moscú.

Prigozhin en una foto de abril de 2023. (REUTERS/Yulia Morozova/archivo)
Prigozhin en una foto de abril de 2023. (REUTERS/Yulia Morozova/archivo)

El jefe de Wagner partió el fin de semana de la ciudad de Rostov del Don, en el sur de Rusia, pero abortó la marcha a 200 kilómetros de Moscú. El martes llegó a Bielorrusia, donde se exiliará tras la rebelión, mientras la agencia de inteligencia nacional rusa dijo que retiraba los cargos de “motín armado” contra el jefe mercenario y los miembros de su fuerza.

Quién es Surovikin, el “General Armagedón”

De confirmarse las sospechas sobre su apoyo a Prigozhin, no sería la primera vez que Surovikin se rebela contra el gobierno ruso.

Durante el intento de golpe de Estado de 1991, Surovikin lideró el convoy que mató a tres manifestantes prodemocracia en el Anillo de los Jardines de Moscú. Por ese episodio fue detenido durante unos meses, hasta que el presidente Boris Yeltsin ordenara su liberación bajo el argumento de que solamente estaba siguiendo órdenes.

La carrera de este oficial originario de Siberia, de 62 años, comenzó como Comandante de las Fuerzas Aeroespaciales. Posteriormente creó una nueva policía militar, aunque su gran mérito fue la realización de la misión en Siria.

Surovikin estuvo al mando de las fuerzas que apoyaron al régimen de Bashar al Assad dos veces entre 2013 y 2017, en unas misiones claves para consolidar el control del Kremlin sobre el país devastado por la guerra. La brutalidad de la estrategia empleada por Surovikin, con bombardeos indiscriminados contra la población civil, le valió el apodo de “carnicero de Siria”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, otorga al general Sergei Surovikin la Orden de San Jorge. (Sputnik/Mikhail Klimentyev/Kremlin via REUTERS)
El presidente ruso, Vladimir Putin, otorga al general Sergei Surovikin la Orden de San Jorge. (Sputnik/Mikhail Klimentyev/Kremlin via REUTERS)

La misión en Siria habría aumentado su prestigio, pese a algunas notas negativas de comportamiento. “Durante más de 30 años, la carrera del coronel general Surovikin ha estado plagada de acusaciones de corrupción y brutalidad”, dijo la inteligencia británica en un informe.

Cuando era estudiante en la Academia en la década de 1990, Surovikin fue condenado por vender armas (aunque su historial fue borrado más tarde). Un soldado que servía a las órdenes de Surovikin cuando era un coronel de división se suicidó frente a sus colegas tras ser regañado por el oficial.

Según el ministerio de la Federación Rusa, desde junio de 2004 Surovikin ha estado al mando de la 42ª División de Guardia en Chechenia. En 2008 fue nombrado “Jefe de la Administración de Operaciones Principales del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas” en Moscú y, dos años después, pasó a ser Jefe de Estado Mayor del Distrito Militar Volga-Urales y finalmente del Distrito Militar Central.

En Ucrania tuvo un papel clave para a apuntalar las defensas en las líneas de batalla tras la contraofensiva ucraniana del año pasado, según los analistas. Pese a ser sustituido como máximo comandante en enero, mantuvo su influencia en la dirección de las operaciones bélicas y sigue siendo popular entre las tropas.

Además de Siria y Ucrania, combatió en Afganistán, Chechenia y Tayikistán.

Seguir leyendo: