El jefe de la agencia atómica de la ONU reiteró que la central de Zaporizhzhia sigue en peligro por los bombardeos rusos

La mayor planta nuclear de Europa necesita un suministro eléctrico fiable para funcionar, pero desde el ataque del 9 de marzo depende no lo tiene, explicó Rafael Grossi, director del Organismo Internacional de Energía Atómica

Guardar

Nuevo

Un militar con una bandera rusa en su uniforme monta guardia cerca de la central nuclear de Zaporizhzhia el 4 de agosto de 2022. (REUTERS/Alexander Ermochenko/Fotografía de archivo)
Un militar con una bandera rusa en su uniforme monta guardia cerca de la central nuclear de Zaporizhzhia el 4 de agosto de 2022. (REUTERS/Alexander Ermochenko/Fotografía de archivo)

El jefe de la agencia nuclear de la ONU declaró el miércoles que la situación en la central nuclear ucraniana de Zaporizhzhia “sigue siendo peligrosa” tras el ataque con misiles rusos de este mes que desconectó la planta de la red eléctrica.

La mayor central nuclear de Europa necesita un suministro eléctrico fiable para hacer funcionar las bombas que hacen circular el agua que enfría los reactores y las piscinas que contienen el combustible nuclear.

Desde el ataque ruso del 9 de marzo, la central depende de una única línea eléctrica de reserva que permanece “desconectada y en reparación”, según Rafael Grossi, director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

“La seguridad nuclear en la ZNPP sigue siendo precaria”, declaró Grossi en un comunicado el miércoles.

La falta de acceso de la central a la red y los trabajos de reparación necesarios en su última línea eléctrica de emergencia podrían causar una pérdida total de energía, haciéndola depender de generadores diesel por séptima vez desde que Rusia la capturó hace un año, dijo Grossi.

“Pido una vez más el compromiso de todas las partes para garantizar la seguridad nuclear y la protección de la planta”.

FOTO DE ARCHIVO. Una vista muestra un edificio residencial dañado por un ataque de misiles rusos, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en Zaporizhzhia, Ucrania. 22 de marzo de 2023. REUTERS/Stringer
FOTO DE ARCHIVO. Una vista muestra un edificio residencial dañado por un ataque de misiles rusos, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en Zaporizhzhia, Ucrania. 22 de marzo de 2023. REUTERS/Stringer

Se habían activado generadores diésel de emergencia para alimentar los sistemas de seguridad de la central, según la agencia ucraniana de energía nuclear Energoatom, que ha advertido del riesgo de accidente.

Sin la electricidad producida por estos generadores, el sobrecalentamiento del combustible del reactor podría provocar un accidente nuclear, como en la japonesa Fukushima en 2011.

La central quedó aislada de la red eléctrica ucraniana durante 11 horas tras el ataque ruso. Ambas partes se han acusado mutuamente de bombardear las inmediaciones de la central desde su ocupación por las tropas de Moscú al comienzo de la guerra.

El bombardeo se produjo en el marco de una nueva oleada de ataques rusos en toda Ucrania, que causaron al menos nueve muertos y cortes de electricidad en todo el país.

El momento del ataque con misiles en Zaporizhzhia, Ucrania, 22 de marzo de 2023, en esta captura de pantalla obtenida de un vídeo en las redes sociales. Vídeo obtenido por Reuters/via REUTERS
El momento del ataque con misiles en Zaporizhzhia, Ucrania, 22 de marzo de 2023, en esta captura de pantalla obtenida de un vídeo en las redes sociales. Vídeo obtenido por Reuters/via REUTERS

El Presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, declaró que había hablado de la situación en la central con el Primer Ministro japonés, Fumio Kishida, que se encontraba de visita en el país.

“Discutimos cómo encontrar un mecanismo más eficaz para la desocupación de nuestra central nuclear”, declaró Zelensky a la prensa el martes.

“Dado que el formato en el que vivimos, con todo respeto y gratitud por lo que está haciendo el Sr. Grossi para resolver esta situación, no ayuda a la central de Zaporizhzhia, ninguna institución internacional es capaz de resolver esta cuestión”.

Por su parte, en una reciente entrevista con Infobae, Grossi se refirió a la posibilidad de crear un área de exclusión alrededor de Zaporizhzhia.

Estamos tratando de evitar que esa instalación se transforme en un objetivo militar porque un accidente nuclear no ahorrará consecuencias para ambos lados y para Europa”, señaló

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo