El régimen chino presiona a Evergrande para que pague su deuda y evite una quiebra que lleve a protestas masivas

Mientras advierte al gigante inmobiliario, Xi Jinping se prepara para el peor escenario: ordenó a los gobiernos locales que establezcan equipos encargados de hacer cumplir la ley para controlar la indignación pública en caso de una debacle total

Los reguladores chinos dijeron que la empresa debería comunicarse de forma proactiva con los tenedores de bonos para evitar un impago (EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI)
Los reguladores chinos dijeron que la empresa debería comunicarse de forma proactiva con los tenedores de bonos para evitar un impago (EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI)

Los reguladores chinos han pedido a Evergrande que evite un impago a corto plazo de sus bonos en dólares, según informó Bloomberg Law el jueves, el día en que el atribulado gigante inmobiliario debe realizar un esperado pago de intereses de su deuda en el extranjero.

En una reciente reunión con los ejecutivos de Evergrande, los reguladores dijeron que la empresa debería comunicarse de forma proactiva con los tenedores de bonos para evitar un impago, pero no dieron una orientación más específica, informó la agencia, citando a una fuente familiarizada con el asunto.

El Wall Street Journal informó en otro artículo el jueves de que las autoridades chinas estaban pidiendo a los gobiernos locales que se prepararan para la posible caída de Evergrande, citando a responsables con conocimiento de las conversaciones.

Se ha ordenado a los gobiernos locales que reúnan grupos de contables y expertos legales para examinar las finanzas en torno a las operaciones de Evergrande en sus respectivas regiones, según el periódico, que se basa en comentarios de sus fuentes.

También se les ha ordenado que hablen con los promotores inmobiliarios locales, tanto estatales como privados, para que se preparen para hacerse cargo de los proyectos, y que establezcan equipos encargados de hacer cumplir la ley para controlar la indignación pública y los “incidentes multitudinarios”, un eufemismo para referirse a las protestas, según el WSJ.

El personal de seguridad forma una cadena humana mientras vigilan el exterior de la sede de Evergrande, donde la gente se reunió para exigir el reembolso de préstamos y productos financieros, la semana pasada en Shenzhen (REUTERS / David Kirton)
El personal de seguridad forma una cadena humana mientras vigilan el exterior de la sede de Evergrande, donde la gente se reunió para exigir el reembolso de préstamos y productos financieros, la semana pasada en Shenzhen (REUTERS / David Kirton)

Un portavoz de Evergrande, segunda promotora inmobiliaria de China, declinó hacer comentarios sobre los dos artículos.

Los futuros de los índices bursátiles estadounidenses Esc1, que habían subido hasta un 0,8% en el día después del artículo de Bloomberg, recortaron las ganancias anteriores para situarse en un 0,6%.

El presidente de Evergrande, Xu Jiayin (en cantonés, Hui Ka Yan), instó a sus ejecutivos a última hora del miércoles a garantizar la entrega de propiedades de calidad y el reembolso de sus productos de gestión de patrimonio, que suelen estar en manos de millones de inversores minoristas en China.

No mencionó la deuda de la empresa en el extranjero.

El presidente del Grupo Evergrande, Hui Ka Yan. (Europa Press)
El presidente del Grupo Evergrande, Hui Ka Yan. (Europa Press)

Los analistas dijeron que las medidas subrayaban la presión política sobre Evergrande, cuyo pasivo asciende al 2% del producto interior bruto de China, para que contenga las consecuencias de su crisis crediticia y proteja a los inversores particulares frente a los acreedores profesionales.

Los mercados mundiales han estado en vilo en las últimas semanas, ya que las inminentes obligaciones de pago de Evergrande, que tiene una montaña de deuda de 305.000 millones de dólares, hicieron temer que sus dificultades pudieran suponer un riesgo sistémico para la economía china.

La empresa, la segunda promotora inmobiliaria más grande de China, tiene 83,5 millones de dólares en pagos de intereses de un bono extranjero de 2.000 millones de dólares que vence el jueves y 47,5 millones de dólares de intereses de un bono que vence la próxima semana.

Ambos bonos entrarían en suspensión de pagos si Evergrande no liquida los intereses en los 30 días siguientes a las fechas de pago previstas.

Un portavoz de la empresa no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios sobre su obligación de pago que vence el jueves.

Estabilidad social

Evergrande, que encarnó el modelo de negocio de “pedir prestado para construir” y que en su día fue el promotor más vendido de China, tuvo problemas en los últimos meses cuando Beijing endureció las normas en su sector inmobiliario para frenar los niveles de deuda y la especulación.

Los inversores temen que el contagio llegue a los acreedores, incluidos los bancos chinos y extranjeros, aunque los analistas han restado importancia al riesgo de que un colapso provoque un “momento Lehman”, o una crisis de liquidez sistémica comparable a la que provocó la quiebra del banco estadounidense en 2008.

Un hombre conduce un vehículo fuera del sitio de construcción de Evergrande Cultural Tourism City, un proyecto desarrollado por Evergrande Group, en Taicang de Suzhou, provincia de Jiangsu, China el 23 de septiembre de 2021. (REUTERS/Aly Song)
Un hombre conduce un vehículo fuera del sitio de construcción de Evergrande Cultural Tourism City, un proyecto desarrollado por Evergrande Group, en Taicang de Suzhou, provincia de Jiangsu, China el 23 de septiembre de 2021. (REUTERS/Aly Song)

La presión sobre la empresa para que actúe es cada vez mayor a medida que aumenta la frustración de los compradores de viviendas y los pequeños inversores que han invertido sus ahorros en sus propiedades y productos.

“Suponiendo que esta situación siga el camino de la reestructuración de la deuda... creemos que la naturaleza de pequeños inversores de los productos de gestión de patrimonio tendría prioridad para la estabilidad social”, dijo a Reuters Ezien Hoo, analista de crédito del OCBC Bank.

Los inversores extranjeros, que poseen títulos emitidos por las entidades extraterritoriales de Evergrande, podrían tener más dificultades para cobrar, ya que tienen “un menor poder de negociación frente a otros prestamistas más cercanos a los activos”, dijo.

Las acciones de Evergrande subieron casi un 18% el jueves después de que se resolviera el pago del cupón de uno de sus bonos nacionales, aunque el valor sigue bajando más del 80% este año. Las acciones de Evergrande Property Services subieron casi un 8% y el alivio se extendió a los valores inmobiliarios continentales que cotizan en Hong Kong.

Imagen de archivo de dos agentes en la Bolsa de Seúl. Las acciones de Evergrande subieron casi un 18% el jueves después de que se resolviera el pago del cupón de uno de sus bonos nacionales y el alivio se extendió a los mercados de la región (EPA/KIM HEE-CHUL)
Imagen de archivo de dos agentes en la Bolsa de Seúl. Las acciones de Evergrande subieron casi un 18% el jueves después de que se resolviera el pago del cupón de uno de sus bonos nacionales y el alivio se extendió a los mercados de la región (EPA/KIM HEE-CHUL)

Oscar Choi, fundador y director de inversiones de Oscar and Partners Capital Ltd., dijo que Evergrande se cuidaba de exacerbar las tensiones sociales dejando viviendas sin construir, trabajadores de la construcción sin pagar y pequeños inversores contando sus pérdidas.

Una vez que se hayan cumplido esas prioridades, Evergrande hablará con sus otros acreedores, dijo Choi, y añadió: “De lo contrario, unos cientos de miles de personas se pelearán con el Gobierno”.

Riesgos de contagio

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo el miércoles que los problemas de Evergrande parecen exclusivos de China y que no veía conexiones con el sector empresarial estadounidense.

Sin embargo, el Banco Central de Suiza advirtió el jueves que, si bien era un error ser alarmista, la cuestión no debía descartarse como un pequeño problema local.

El 16 de septiembre Fitch Ratings dijo que había recortado su previsión de crecimiento económico para China en 2021 al 8,1% desde el 8,4%, citando el impacto de la desaceleración del sector inmobiliario del país en la demanda interna.

Edificios de apartamentos de Evergrande en Pekín. EFE/ROMAN PILIPEY
Edificios de apartamentos de Evergrande en Pekín. EFE/ROMAN PILIPEY

Chinese Estates Holdings, el segundo accionista de Evergrande, dijo el jueves que había vendido 32 millones de dólares de su participación en la compañía y que planeaba salirse completamente del grupo, lo que pone de relieve los esfuerzos por evitar el riesgo de contagio.

Algunos analistas afirman que los inversores podrían tardar semanas en tener claro cómo se resolverá la situación de Evergrande.

“La empresa podría reestructurar sus deudas aunque continúe en funcionamiento, o podría liquidarse”, escribió Paul Christopher, jefe de estrategia de mercado global del Wells Fargo Investment Institute. En cualquiera de los dos casos, los inversores en los instrumentos financieros de la empresa probablemente sufrirían algunas pérdidas, escribió.

“En caso de liquidación, sin embargo, los inversores chinos y mundiales podrían considerar que el contagio podría extenderse más allá de China”, añadió.

(Con información de Reuters)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR