Joe Biden y Emmanuel Macron anunciaron 200 millones de dólares en nueva ayuda para Líbano en el aniversario de la explosión de Beirut

Estados Unidos y Francia aportarán 100 millones cada uno. En total, París espera recaudar más de 350 millones de dólares en total la tercera conferencia internacional para ayudar el país mediterráneo. Además de la ayuda económica, también se enviarán medio millón de dosis de vacunas contra el coronavirus

Presidente francés Emmanuel Macron 
 Christophe Simon/Pool via REUTERS
Presidente francés Emmanuel Macron Christophe Simon/Pool via REUTERS

El presidente francés, Emmanuel Macron, y su par estadounidense, Joe Biden, prometieron este miércoles 100 millones de euros cada uno (118 millones de dólares) de ayuda para Líbano durante una conferencia internacional de donantes organizada en ocasión del primer aniversario de la explosión en el puerto de Beirut.

“Vamos a desplegar durante los próximos 12 meses casi 100 millones de euros de nuevos compromisos en apoyo directo a la población de Líbano”, anunció Macron al inicio de la conferencia telemática coorganizada por Francia y la ONU.

Esta ayuda se centrará en la educación, la ayuda alimentaria y la agricultura, precisó el jefe de Estado francés.

París espera recaudar más de 350 millones de dólares en total durante esta conferencia internacional, copresidida por Emmanuel Macron y la vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohamed.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, asiste a la conferencia de donantes del Líbano, una reunión en línea de representantes de instituciones internacionales y jefes de estado, un año después de la explosión del puerto de Beirut, en el Fuerte de Bregancon en Bormes-Les-Mimosas, sur de Francia, el 4 de agosto de 2021. . Christophe Simon / Pool vía REUTERS
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, asiste a la conferencia de donantes del Líbano, una reunión en línea de representantes de instituciones internacionales y jefes de estado, un año después de la explosión del puerto de Beirut, en el Fuerte de Bregancon en Bormes-Les-Mimosas, sur de Francia, el 4 de agosto de 2021. . Christophe Simon / Pool vía REUTERS

Asimismo, el presidente estadounidense, Joe Biden, prometió una ayuda adicional a Líbano de 100 millones de dólares, al tiempo que urgió al país en crisis a llevar a cabo reformas económicas y combatir la corrupción.

“Pero ningún monto de ayuda exterior será suficiente si los líderes de Líbano no se comprometen a hacer el trabajo necesario de reformar la economía y combatir la corrupción”, advirtió sin embargo Biden.

“Es esencial. Debe empezar ahora”, dijo el mandatario estadounidense. “No hay tiempo que perder, lo saben. Estaremos para ayudarlos si lo hacen”.

El presidente de EEUU Joe Biden (EFE/EPA/SHAWN THEW)
El presidente de EEUU Joe Biden (EFE/EPA/SHAWN THEW)

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, prometió una ayuda de 40 millones de euros (47 millones de dólares) mientras que la Unión Europea prometió 5,5 millones de euros (6,5 millones de dólares) para hacer frente a la pandemia.

El encuentro, telemático, sigue la senda marcada en el celebrado el 9 de agosto de 2020, cinco días después de la brutal explosión en el puerto de Beirut que causó más de 200 muertos, 7.000 heridos y 300.000 desplazados por la onda expansiva que destruyó unos 20 kilómetros a la redonda.

En esa primera conferencia internacional se obtuvieron promesas por valor de 257 millones de euros (304,9 millones de dólares) y en la segunda, el 9 de diciembre, la ayuda movilizada superaba ya los 280 millones de euros (332 millones de dólares).

Macron dijo que, un año después de la “terrible explosión”, “nadie ha olvidado nada”, antes de incidir en que, sin embargo, “la situación ha empeorado”. “La situación en el puerto no hizo otra cosa que agravar una crisis multiforme a nivel económico, financiero, social y la crisis de ahora, alimentaria”.

La elección de esta nueva cita coincide con el primer aniversario de la tragedia y además de hacer un balance sobre la situación actual pretende aumentar la presión para la formación de un gobierno libanés.

El presidente de Líbano, Michel Aoun, asiste a una conferencia virtual para recaudar fondos de ayuda de emergencia, copatrocinada por el presidente francés Emmanuel Macron y las Naciones Unidas, en el primer aniversario de la explosión del puerto de Beirut, en el palacio presidencial en Baabda, Líbano, el 4 de agosto de 2021. Dalati Nohra / Folleto vía REUTERS
El presidente de Líbano, Michel Aoun, asiste a una conferencia virtual para recaudar fondos de ayuda de emergencia, copatrocinada por el presidente francés Emmanuel Macron y las Naciones Unidas, en el primer aniversario de la explosión del puerto de Beirut, en el palacio presidencial en Baabda, Líbano, el 4 de agosto de 2021. Dalati Nohra / Folleto vía REUTERS

Líbano está sin gobierno desde la renuncia de Hasan Diab y su equipo el 10 de agosto de 2020.

El nuevo primer ministro libanés designado, Najib Mikati, anunció el lunes que la formación de un nuevo gobierno se demorará hasta después de la conmemoración de la explosión del puerto de Beirut, ya que las negaciones políticas obstruyen una vez más su tarea.

Por otra parte, Francia exigió que se comuniquen los resultados de las investigaciones sobre las causas de la devastadora explosión que dejó en ruinas varios enteros de la capital libanesa.

“Los dirigentes de Líbano le deben a su pueblo la verdad”, dijo Macron.

“Francia y varios otros (países) han cooperado para brindar toda la información a nuestra disposición, estamos disponibles para toda la cooperación técnica”, añadió.

FOTO DE ARCHIVO: El presidente francés Emmanuel Macron se reúne con miembros del ejército movilizado para la reconstrucción del puerto de Beirut, en Beirut, Líbano, el 1 de septiembre de 2020. Stephane Lemouton / Pool vía REUTERS / Foto de archivo
FOTO DE ARCHIVO: El presidente francés Emmanuel Macron se reúne con miembros del ejército movilizado para la reconstrucción del puerto de Beirut, en Beirut, Líbano, el 1 de septiembre de 2020. Stephane Lemouton / Pool vía REUTERS / Foto de archivo

Las prioridades son alimentarias, sanitarias, educativas y de reconstrucción, y se pretende también garantizar que los mecanismos de distribución de la ayuda ofrecen la eficacia y transparencia necesarias.

Este jueves se sumarán a este nuevo encuentro unos 40 dirigentes políticos o representantes de organismos internacionales, como el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, o el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

(Con información de AFP, EFE y EP)

SEGUIR LEYENDO: