La policía española interroga a 13 personas involucradas con el asesinato homofóbico de Samuel Luiz Muñiz

Las autoridades aclararon que todavía no hay detenidos por la paliza mortal. Los investigadores revisan las cámaras de vigilancia y corroboran los testimonios de los presentes, mientras activistas convocaron a varias manifestaciones en rechazo al crimen de odio

Samuel Luiz Muñiz
Samuel Luiz Muñiz

Las autoridades del noroeste de España piden tiempo para investigar a fondo el asesinato de un joven de 24 años que provocó una condena generalizada después de que los amigos de la víctima afirmaran que fue atacado y golpeado hasta la muerte por ser homosexual.

Los activistas del colectivo LGBTQ han convocado protestas en decenas de ciudades de toda España para el lunes, y miembros del Gabinete de izquierdas español han condenado la muerte de Samuel Luiz Muñiz en la madrugada del sábado como un delito de odio.

La policía está revisando las cámaras de vigilancia e interrogando a más de una docena de sospechosos y testigos que se encontraban fuera de un club nocturno en la ciudad de A Coruña en el momento en que se produjo el crimen, dijo el lunes el delegado del gobierno en la región noroeste de Galicia.

Según informa la agencia EFE, 13 personas han declarado en la comisaría de la Policía Nacional en Lonzas. Inicialmente se había informado de que estas personas habían sido detenidas, pero la Policía lo desmintió el lunes por la mañana y aclaró que se trataba de interrogatorios.

La mayoría de ellos son mayores de edad, y la Policía Nacional ha logrado identificarlos gracias a los teléfonos móviles y los testimonios. Los implicados están siendo interrogados por separado para conocer si las diferentes versiones coinciden.

Los amigos de Luiz declararon al periódico español El Mundo que los sospechosos empezaron a atacar a Luiz, que estaba en ese momento en una videollamada con un amigo, porque creían que intentaba grabarles. Los agresores utilizaron una palabra despectiva para referirse a los homosexuales, según la versión de los amigos.

“Estamos en la fase inicial, sólo la investigación nos dirá si fue un crimen homófobo o no”, dijo a los periodistas el delegado del Gobierno, José Minones. Pidió “prudencia” en la representación de los hechos.

La muerte se produce en medio de un repunte de las agresiones a personas LGBTQ. Los grupos de activistas afirman que las estadísticas oficiales sólo recogen una parte del problema porque muchos incidentes no se denuncian.

La investigación de la paliza mortal, ocurrida en la Avenida de Buenos Aires de A Coruña pasadas las 3 de la madrugada del sábado, continúa bajo el secreto de sumario decretado por el juzgado. A lo largo del fin de semana, las redes sociales se han llenado de mensajes bajo el hashtag #JusticiaParaSamuel y en la jornada de este lunes ciudades de toda Galicia y España vivirán manifestaciones en repulsa de este crimen, ante la posibilidad de que se haya tratado de un ataque homófobo.

Desde otros sectores, la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, fue criticada en las redes sociales por condenar la muerte de Luiz como un “crimen de odio” cuando envió un tuit el domingo con sus condolencias a los familiares y amigos de la víctima. “Queremos un país libre de violencia donde todos se sientan libres de ser quienes son”, tuiteó Belarra.

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, María Rivas, aseguró este lunes que la paliza parece ser “un hecho puntual” y no ha podido confirmar que se trate de una agresión motivada por la homofobia. “En ningún momento se puede decir que se esté produciendo una situación diferente a que se trata de un hecho puntual, que no va asociado a ninguna otra situación”, explicó Rivas tras reunirse con la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, para analizar las investigaciones del suceso.

La alcaldesa, por su parte, se puso a disposición de los allegados de la víctima. “Queremos ambas trasladar todo nuestro apoyo y cariño a la familia de Samuel”, ha subrayado. Al respecto, condenó “cualquier tipo de violencia” y especialmente “esta agresión brutal e irracional que sin motivo alguno acababa con la vida de Samuel”.

Tras el encuentro, ambas han participado en una concentración en la Plaza de María Pita, en la que cerca de un centenar de personas ha guardado un minuto de silencio en repulsa por la agresión.

Convocatorias de manifestanciones en varias ciudades, bajo el lema #JusticiaParaSamuel
Convocatorias de manifestanciones en varias ciudades, bajo el lema #JusticiaParaSamuel

También se ha celebrado otra concentración en Culleredo para rechazar el asesinato de Samuel, mientras que colectivos LGTBI han convocado protestas para esta tarde en diferentes municipios gallegos.

(Con información de AP y EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR