Una escultura de cristal y un juego: qué se regalaron Biden y Putin antes del encuentro en Ginebra

Funcionarios de la Casa Blanca y del Kremlin revelaron qué se obsequiaron los mandatarios en la cumbre en Suiza

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se dan la mano a su llegada a la cumbre en Villa La Grange, en Ginebra, Suiza, el 16 de junio de 2021. REUTERS/Kevin Lamarque
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se dan la mano a su llegada a la cumbre en Villa La Grange, en Ginebra, Suiza, el 16 de junio de 2021. REUTERS/Kevin Lamarque

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, entregó este miércoles como regalo a su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, una figura de cristal de un bisonte americano, mientras que el ruso le entregó un juego de escritorio.

Un funcionario de la Blanca explicó que el regalo hecho por Biden, fabricado por la compañía Steuben Glass de Nueva York, es una interpretación de “uno de los mamíferos más majestuosos” de EEUU, que representa “la fuerza, la unidad y la resiliencia”. La fuente recordó que el bisonte fue declarado en 2016 como el mamífero nacional de Estados Unidos.

Y recordó que, en el caso de Rusia, el bisonte europeo ha sido reintroducido en varios puntos después de que se extinguiera de territorio ruso en 1927. La figura fue presentada sobre una base de madera de cerezo, símbolo del primer presidente de EEUU, George Washignton, con una placa con una inscripción conmemorativa de la cumbre de este miércoles.

Además, Biden entregó a Putin un par de gafas de sol “Aviator” de Randolph USA, que suministra este artículo a las Fuerzas Armadas de EEUU y a los socios de la OTAN.

Por su parte, Putin le regaló al estadounidense un juego de escritorio de madera laqueada con motivos típicos rusos, detalló el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Biden y Putin en la cumbre entre Estados Unidos y Rusia en Villa La Grange, en Ginebra (Foto: REUTERS/Kevin Lamarque)
Biden y Putin en la cumbre entre Estados Unidos y Rusia en Villa La Grange, en Ginebra (Foto: REUTERS/Kevin Lamarque)

Biden y Putin celebraron este miércoles su primera cumbre desde que el estadounidense llegó a la Casa Blanca en enero pasado en Villa La Grange, una mansión del siglo XVIII en Ginebra.

Ambos mandatarios se mostraron moderadamente satisfechos acerca de la reunión, que buscaba rebajar la tensión, aunque el presidente de EEUU trazó una línea roja en torno a futuros ciberataques.

“Las conversaciones fueron absolutamente constructivas”, dijo en rueda de prensa Putin sobre la reunión de tres horas y media con Biden, quien en una conferencia de prensa distinta calificó de “bueno” y “positivo” el tono de la cumbre.

Pero, en una clara ruptura con la ambigüedad de su predecesor Donald Trump, el mandatario estadounidense aseguró que advirtió claramente a su par ruso contra los ciberataques y la injerencia rusa. “Le dije claramente que no toleraríamos los intentos (...) de desestabilización de nuestras elecciones democráticas y que responderíamos”, aseguró Biden en una referencia a la presidencial de 2016.

Biden también le entregó una lista de 16 “infraestructuras críticas” (energía, distribución de agua, etc.) que, en su opinión, son “intocables”. Ambos mandatarios también acordaron iniciar un diálogo sobre ciberseguridad.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO: