Donald Trump dio la orden de terminar con el status comercial preferencial de Hong Kong: “Serán tratados como el resto de China”

El anuncio del primer mandatario incluyó también sanciones sobre los responsables chinos de aplicar la ley de seguridad sobre la antigua colonia británica

Donald Trump (REUTERS/Jonathan Ernst)
Donald Trump (REUTERS/Jonathan Ernst)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este martes el fin del tratamiento preferencial para Hong Kong y dijo que ya firmó la ley de sanciones para penalizar a funcionarios chinos que apliquen nuevas reglas de seguridad en la antigua colonia británica.

“Hoy firmé la legislación y la orden ejecutiva para hacer que China sea responsabilizada por sus acciones opresivas contra el pueblo de Hong Kong”, afirmó Trump en una conferencia de prensa.

Además, el presidente de EEUU predijo que “mucha gente” abandonará Hong Kong, debido a la crisis abierta en los últimos meses, y adelantó que no habló con su par chino, Xi Jinping, y que tampoco tiene intenciones de hacerlo.

Donald Trump en una conferencia de prensa en el Rose Garden de la Casa Blanca (REUTERS/Jonathan Ernst)
Donald Trump en una conferencia de prensa en el Rose Garden de la Casa Blanca (REUTERS/Jonathan Ernst)

Ahora Hong Kong va a ser tratado igual que China continental”, agregó Trump en una rueda de prensa, detallando que la antigua colonia británica va a perder privilegios, como un tratamiento económico especial y el acceso a exportaciones de tecnología sensibles.

Pekín aprobó una ley de seguridad para endurecer los castigos por actividades que se consideren subversivas en Hong Kong, después de que el año pasado la antigua colonia viviera multitudinarias movilizaciones contra el poder de China continental.

Según varios activistas, esta ley termina con las libertades que hacen de Hong Kong uno de los principales centros financieros del mundo.

A principios de julio, el Congreso estadounidense aprobó una ley para penalizar a los funcionarios chinos que apliquen las nuevas reglas de seguridad contra Hong Kong y que también afecta a los bancos que tengan transacciones significativas con ellos.

Esta semana, más de medio millón de personas han participado en las elecciones primarias de la oposición de Hong Kong, una participación récord interpretada como una contestación a la polémica Ley de Seguridad Nacional recientemente impuesta por Pekín a la región autónoma destinada, según sus críticos, a aniquilar a la disidencia.

Hong Kong, gente caminando por la calle con barbijo. (Photo: Liau Chung-Ren/ZUMA Wire/dpa)
Hong Kong, gente caminando por la calle con barbijo. (Photo: Liau Chung-Ren/ZUMA Wire/dpa)

El objetivo de estos comicios fue el de elegir a candidatos capacitados para obtener la mayoría de escaños (35 o más) en las elecciones del Consejo Legislativo de septiembre, lo que les concedería un extraordinario mecanismo de defensa para protegerse de las imposiciones de Pekín.

Tres millones de personas acudieron a los colegios electorales el 24 de noviembre para las elecciones de 2019 del Consejo de Distrito de Hong Kong, lo que resultó en una victoria aplastante para la oposición, que obtuvo el control de 17 de los 18 Consejos de Distrito.

La nueva y amplia ley de seguridad nacional que China ha impuesto en Hong Kong con el objetivo de acabar con la oposición al gobernante Partido Comunista en la antigua colonia británica, es tan “devastadora” como temían algunos críticos, dijo el miércoles 1 de junio un activista de derechos humanos.

Concebida en secreto y aprobada el 30 de junio sin comentarios significativos de autoridades de Hong Kong, la ley establece un vasto aparato de seguridad en el territorio y otorga amplias facultades a Beijing para reprimir una variedad de crímenes políticos, entre ellos el separatismo y la colusión.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

EEUU considera “ilegales” las reivindicaciones de Beijing en el Mar de China Meridional




MAS NOTICIAS