Tres jóvenes emocionados. Tres sospechosas líneas blancas. El video no tardó en viralizarse ante las suspicacias sobre la naturaleza de la sustancia y la actitud de los pasajeros que viajaban a Ibiza y pidieron alcohol en un vuelo de Ryanair.

Los protagonistas, aparentemente británicos, grabaron la escena tras pedir dos pequeñas botellas de vodka. "Tenemos unas líneas preparadas", explica uno de los viajeros con evidente emoción.

Cuando el tripulante se acerca con el alcohol y el cambio, uno de los viajeros le ofrece: "¿Quieres una línea, amigo?".

El empleado rechaza el ofrecimiento sin prestarle demasiada atención. Las tres rayas, barridas con una tarjeta de crédito, no le causan impacto, tal vez confiado en los controles aeroportuarios que no permiten sustancias prohibidas en los vuelos.

La aerolínea evitó pronunciarse sobre el tema y respondió que no realiza comentarios sobre videos no confirmados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: