El enrome tiburón tigre avanzaba decidido hacia el buzo en Tiger Beach, Bahamas. Lejos de asustarse, Leigh Cobb desplegó su inigualable talento como "encantador de tiburones".

El buzo, Leigh Cobb, comenzó alimentando al tiburón con un pescado
El buzo, Leigh Cobb, comenzó alimentando al tiburón con un pescado

Primero lo tentó con un pescado, que le dio para que coma. Luego, con su mano izquierda empezó a acariciarlo en su costado derecho. Finalmente, le apoyó la otra mano en el frente de la cabeza, y comenzó a girarlo lentamente.

Luego comenzó a acariciarlo
Luego comenzó a acariciarlo

El animal parecía hipnotizado. Estaba en un trance que lo había vuelto completamente dócil.

El truco para “encantarlo” es tocarlo en el costado con una mano y en la cabeza con la otra
El truco para “encantarlo” es tocarlo en el costado con una mano y en la cabeza con la otra

La técnica se llama "inmovilidad tónica" y permite dejar en un estado de sedación a estos temibles animales si se los toca en ciertos puntos críticos. Es utilizado por investigadores para estudiarlos sin correr tantos riesgos.

El tiburón siguió luego su curso
El tiburón siguió luego su curso

El video fue registrado por el fotógrafo marino y buzo ecuatoriano Christian Torres, de 41 años. Luego publicó las imágenes en su cuenta de Instagram.

Cobb lo acarició por última vez cuando se iba
Cobb lo acarició por última vez cuando se iba

"En el video, mi amigo y mentor Leigh Cobb alimenta y gira al tiburón tigre más famoso de Tiger Beach. Se llama Emma y mide 4,8 metros de largo", escribió.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: