Mike Pompeo durante la conferencia de prensa en Singapur en la previa a la cumbre
Mike Pompeo durante la conferencia de prensa en Singapur en la previa a la cumbre

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró este lunes que su país está dispuesto a ofrecer "garantías de seguridad únicas" al Gobierno de Corea del Norte si este acepta comenzar una "desnuclearización completa, verificable e irreversible".

Un día antes de la anticipada cumbre entre el presidente estadounidense Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un, el funcionario dijo en una conferencia de prensa desde Singapur, donde tendrá lugar el encuentro, que las conversaciones previas estaban "avanzando más rápido de lo esperado".

"Tomaremos acciones para proveerlos de las certezas suficientes para que se sientan cómodos en cuanto a que la desnuclearización no es algo malo para ellos", señaló Pompeo. "Por el contrario, llevará a un futuro mejor y más brillante para el pueblo de Corea del Norte", agregó.

El presidente estadounidense Donald Trump y el dictador norcoreano Kim Jong-un
El presidente estadounidense Donald Trump y el dictador norcoreano Kim Jong-un

Sin embargo, Pompeo indicó también que su Gobierno solo aceptará una desnuclearización completa, en aparente referencia a los rumores de que pudiera llegarse a un acuerdo para desmantelar solo los misiles balísticos de largo alcance.

"Estas garantías serán diferentes y únicas" a las que los Estados Unidos estaban dispuestos a ofrecer antes, dijo el secretario de Estado.

"Soy muy optimista de que vamos a tener un desenlaces exitoso con ambos líderes. Hay solo dos personas que pueden tomar decisiones de esta magnitud. Esas personas se sentarán en una habitación mañana", concluyó.

Trump y Kim se reunirán el martes a las 9:00 (hora local) en Singapur tras meses de negociaciones y luego de años de confrontación por el programa nuclear y de armas balísticas de Corea del Norte, el cual dio saltos significativos.

La desnuclearización, es decir la entrega de las armas y materiales nucleares de Pyongyang y la renuncia a su desarrollo y posesión futura, se mantendrá en lo alto de la agenda, seguida por la normalización de las relaciones diplomáticas, la firma de un acuerdo de paz que termine con la guerra de 1953 y estado de los derechos humanos en el país.

(Con información de AFP, AP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: