(Reuters)
(Reuters)

El antiguo rey Miguel I de Rumania, uno de los últimos jefes de Estado de la Segunda Guerra Mundial, falleció a los 96 años en su casa de Ginebra tras una larga enfermedad, informó hoy la casa real rumana.

"Su Majestad el Rey Miguel I murió hoy, 5 de diciembre de 2017, a las 13:00 (11:00 GMT), en la residencia privada de Suiza", señaló la familia real en un comunicado de prensa.

Miguel I, en 1948 (AFP)
Miguel I, en 1948 (AFP)

Miguel I de Rumania, hijo del rey Carlos II y de Elena de Grecia, reinó en Rumania entre 1927 y 1930 bajo regencia y, luego, entre 1940 y 1947. "Hasta los últimos instantes de su vida, Su Alteza Real ha estado acompañado por la princesa Margarita", prosiguió la nota.

El programa del funeral se conocerá mañana, aunque la casa real informó de que el cuerpo sin vida del ex monarca se trasladará al Salón de Honor del Castillo Peles (en la localidad de Sinaia) y, dos días después, al Salón del Trono del Palacio Real de Calea Victorie", en Bucarest.

Miguel I, conversando con el canciller británico Arthur Neville Chamberlain en Londres, en 1938
Miguel I, conversando con el canciller británico Arthur Neville Chamberlain en Londres, en 1938

La misa tendrá lugar en la Catedral Patriarcal de Bucarest, mientras que el entierro será en la nueva Catedral Ortodoxa de Curtea de Arges, a unos 155 kilómetros de la capital rumana.

El antiguo monarca partió al exilio tras ser obligado a abdicar en 1947 por los comunistas que llegaron al poder tras la Segunda Guerra Mundial.

De esta forma, vivió 50 años exiliado en Versoix (Suiza) con su esposa Ana de Borbón Parma, con la que tiene cinco hijas. Tras la ejecución en 1989 del último dictador comunista, Nicolae Ceaucescu, Miguel trató de regresar a Rumania en 1992, pero fue detenido y expulsado. La reconciliación y el permiso para volver a Rumania no se produjo hasta 1997, momento en que recuperó parte de su patrimonio.

Milgue primero y su esposa  Ana de Borbon Parma, París en 1948 (AFP)
Milgue primero y su esposa  Ana de Borbon Parma, París en 1948 (AFP)

A Miguel Hohenzollern-Sigmaringen se le reconocieron ciertos derechos como antiguo jefe de Estado, aunque la monarquía no ha sido restaurada en Rumania.

El ex jefe de Estado, primo hermano de la reina Sofia de España, designó en 2007 a su hija primogénita, la princesa Margarita, como sucesora al trono.

Según varios sondeos, alrededor del 30% de los rumanos son partidarios de restaurar la monarquía en el país balcánico.

(Con información de EFE)

LEA MÁS: