(Gentileza CNS/Paul Haring)
(Gentileza CNS/Paul Haring)

El papa Francisco prometió este jueves responder con "las medidas más firmes posibles" a los sacerdotes que violan y abusan de menores, y exigirá responsabilidades a obispos y religiosos de alto nivel que protegen a los responsables.

El pontífice se reunió por primera vez con la comisión de asesoría sobre abusos sexuales, creada en 2014 para delinear recomendaciones en la institución sobre las mejores prácticas para mantener a los pedófilos fuera del sacerdocio y proteger a los niños.

Francisco consideró que los abusos sexuales son "una terrible ruina para toda la humanidad", por lo que dijo estar "avergonzado" de los abusos cometidos por integrantes de la Iglesia, que "deberían ser los más dignos de confianza".

Por ello, indicó que no planea librar a los sacerdotes que se vean implicados en estos crímenes. "Incluso un abuso es suficiente para condenar sin apelación y nunca firmaré un perdón por este tipo de culpa", aseguró.

El papa Francisco durante la Via Crucis (AP/archivo)
El papa Francisco durante la Via Crucis (AP/archivo)

La comisión ha organizado sesiones educativas en diócesis de todo el mundo, pero ha encontrado una resistencia tan firme a algunas de sus propuestas al Vaticano que su integrante más destacada, la sobreviviente de abusos Marie Collins, renunció en marzo por frustración.

Los estatutos y membresía de la comisión están en proceso de revisión y aún está por ver si se incluirá a víctimas en el proceso.

(Con información de AP)

LEA MÁS: