La increíble historia del soldado indio dado por muerto que apareció siete años después

Dharamveer Singh perdió la memoria en un accidente y la recuperó en otro (Times of India)
Dharamveer Singh perdió la memoria en un accidente y la recuperó en otro (Times of India)

Un soldado indio, que había sido dado por muerto, regresó a su casa siete años después gracias a un golpe que sufrió en un accidente y que lo hizo recuperar la memoria que había perdido en otro incidente, mientras se encontraba de servicio.

El soldado de 39 años Dharamveer Singh circulaba en 2009 con otros dos compañeros por una carretera de la montañosa localidad norteña de Dehradun, en el estado de Uttarakhand, cuando sufrió el accidente, explicó al diario Times of India su hermano Ram Niwas.

"El vehículo volcó en un cruce, ninguno de los cuerpos fue encontrado", añadió Niwas, según publicó el jueves el diario, aunque añadió que luego los otros dos soldados regresaron desorientados a su destacamento.

La mujer del soldado, Manoj Devi, recibió el certificado de defunción de su marido tres años después, lo que le permitió comenzar a cobrar una pensión, aunque aseguró que en el fondo sabía "que lo vería de nuevo".

Sucedió la semana pasada, por la noche, cuando un hombre llamó a la puerta de su casa y al abrir su suegro, éste se encontró de frente con Singh, quien explicó a su familia que no recordaba nada de lo que le había sucedido después del accidente.

Según su hermano, todo lo que recuerda es que estaba mendigando la semana pasada en las calles de Haridwar, otra ciudad de Uttarakhand, cuando fue golpeado por una motocicleta.

Singh recuperó la memoria siete años después en la ciudad de Haridwar, a 42 kilómetros de donde había desaparecido (HolidayIQ)
Singh recuperó la memoria siete años después en la ciudad de Haridwar, a 42 kilómetros de donde había desaparecido (HolidayIQ)

"El motociclista lo llevó a un hospital, y tras recuperar la conciencia se dio cuenta de que había recuperado la memoria", anotó Nawas.

El militar, que no dejó de dar gracias a Dios de manera insistente, recibió del motociclista 500 rupias (unos 7 dólares), con lo que se compró un billete para ir hasta su aldea, en el cercano estado de Rajastán.

"Estoy en shock, me siento muy bien de volverlos a ver a todos. Apenas puedo reconocer a mis hijas, están tan grandes", concluyó el soldado.

LEA MÁS:

El entrenador faltó a la presentación de un refuerzo y lo suplantaron con una careta
El asombroso video que muestra cómo era Irak en los 50