Inflación, inseguridad e incertidumbre, los riesgos para el crecimiento económico de México: Banxico

El empresarios y analistas esperan que la recuperación económica de EEUU impulsen las industrias mexicanas

Compartir
Compartir articulo
fachada del edificio del Banco de México en el centro de Ciudad de México (Foto: Reuters)
fachada del edificio del Banco de México en el centro de Ciudad de México (Foto: Reuters)

El Banco de México (Banxico) advirtió este jueves que la inflación, la inseguridad y la falta de certeza en la inversión son los principales riesgos para el crecimiento económico regional del país.

Así lo señaló el banco central en su Reporte sobre las economías regionales del primer trimestre de 2022:

“Es necesario generar una mayor certidumbre para las empresas, así como continuar fortaleciendo el Estado de derecho y la seguridad pública en todas las regiones. Todo ello en beneficio del bienestar de la población”

Sobre la inflación, Banxico estimó que continuarán las presiones debido a la invasión del ejército de Rusia a Ucrania, sobre todo “en los mercados de materias primas, en particular de granos y energéticos, y de algunos insumos como los fertilizantes”.

(Foto: Banxico)
(Foto: Banxico)
“Este conflicto ha generado presiones inflacionarias adicionales y podría afectar a todas las economías regionales”

Además de las presiones externas, de acuerdo con la información recabada por Banxico, entre el 28 de marzo y el 28 de abril entre distintos directivos empresariales, combatir la inseguridad pública dejaría de limitar la recuperación en las entidades federativas.

En particular, la violencia afecta a aquellos estados que tienen mayor derrama económica por el turismo, como Quintana Roo, Guanajuato, Jalisco, Baja California Sur y Ciudad de México.

Como motores externos, los empresarios consultados por Banxico esperaron que la recuperación económica de Estados Unidos “continúe impulsando las exportaciones automotrices y no automotrices”.

(Foto: Banxico)
(Foto: Banxico)

Asimismo, la economía de EEUU potenciará la producción nacional de alimentos, ante precios más elevados a nivel internacional, y una relocalización de las cadenas de suministro que permitan que más naves industriales se instalen en el país, principalmente provenientes de Asia.

También destacó un mayor crecimiento de la economía en el norte del país, con respecto a los niveles previos a la pandemia de COVID-19, una ligera disminución en la economía del sur y una constante en el centro.

Siendo esta última la que “continúe exhibiendo una brecha más notoria respecto del nivel registrado antes del inicio de la pandemia, por lo que se espera que se mantenga como la región con la recuperación más lenta”.

En este primer reporte trimestral de 2022, el Banxico detalló que una mayor inversión e infraestructura podría ayudar a mitigar presiones inflacionarias de sectores limitados en su capacidad productiva.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

El informe se publica una semana antes de que la Junta de Gobierno del banco central se reúna para anunciar una nueva tasa de interés, que elevó 50 puntos base hasta el 7 % el 12 de mayo, en medio de una inflación que ronda 7,6 %, uno de sus mayores niveles en las últimas dos décadas.

La inflación en la despensa

Al respecto, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) indicó hace unos días que en abril, de los 20 productos básicos que analizamos, solo dos bajaron de precio respecto a 2021: el arroz y los frijoles.

Mientras que el aguacate fue el alimento que más se encareció; costó 83.1% más que hace un año.

(Foto: IMCO)
(Foto: IMCO)

En este contexto, México es el tercer país de la región de América Latina y el Caribe con una de las mayores inflaciones en los precios de los alimentos y bebidas, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Con datos de marzo, el país solo fue superado por Paraguay y Colombia.

El organismo internacional explicó que los altos niveles de la inflación en dichos productos se deben al traspaso de los altos precios internacionales de las materias primas agrícolas, como lo son cereales y aceites, así como las materias primas relacionadas con la energía y el transporte.

SEGUIR LEYENDO: