Mecanismo de protección a periodistas negó proporcionar escoltas a periodista atacado en Cancún

Las autoridades le pidieron a Nezahualcóyotl Cordero salir del estado para evitar mayores riesgos a su persona

Compartir
Compartir articulo
Nezahualcóyotl Cordero  (Foto: Twitter/Nezahualcóyotl Cordero)
Nezahualcóyotl Cordero (Foto: Twitter/Nezahualcóyotl Cordero)

Nezahualcoyotl Cordero, periodista agredido con un arma de fuego el pasado martes primero de febrero en Cancún, Quintana Roo, denunció que las autoridades le pidieron salir del estado para evitar futuros ataques, a pesar de que él había solicitado un escolta para poder realizar sus tareas de manera cotidiana.

El reportero, quien ya se encuentra fuera del estado, dijo que, por motivos de seguridad, no puede revelar su ubicación, pero le gustaría estar en su hogar para realizar sus actividades periodísticas.

Durante una entrevista con Azucena Uresti, Cordero manifestó lo siguiente: “Ahora estoy fuera del estado, fuera de mi casa. No tengo escoltas; yo las quiero para regresar a mi Cancún y ejercer mi labor periodística”, dijo el reportero.

Asimismo, reveló que las autoridades del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas se negaron a proporcionarle escoltas:

“El mecanismo me dijo que no, querían sacarme del estado. Aquí tengo mi trabajo, aquí tengo mi familia, vivimos al día. Con un escolta no hubiera pasado el trago más amargo que he pasado en mi vida”, sentenció Nezahualcóyotl.

Nezahualcóyotl Cordero (Foto: Twitter/Nezahualcóyotl Cordero)
Nezahualcóyotl Cordero (Foto: Twitter/Nezahualcóyotl Cordero)

El periodista sufrió un intento de asesinato y recibió amenzas al exterior de su domicilio la noche del primero de febrero, día en el cual dos sujetos acudieron a su casa presuntamente con la finalidad de acabar con su vida, lo cual no consiguieron gracias a un desperfecto en el arma.

Según las declaraciones de Cordero, un sujeto llamó a la puerta de su domicilio, su prima salió a recibirlo y el presunto criminal la amenazó, ante lo cual la pareja del periodista salió a su defensa, mientras que él oprimió el botón de pánico que se le había proporcionado al darse de alta en el mecanismo de protección a periodistas.

Posteriormente, el sujeto sacó a Nezahualcóyotl de su domicilio para tratar de ejecutarlo en la banqueta, por lo que trató de accionar su arma sin éxito, pues la pistola se habría quedado encasquillada, lo cual el reportero aprovechó para derribar a su agresor.

Asimismo, pidió por auxilio a sus vecinos mediante un grito, quienes acudieron inmediatamente al sitio y sometieron al sicario, quien se salvó de un intento de linchamiento por parte de los colonos al ser detenido por la Guardia Naciona (GN).

Nezahualcóyotl Cancún (Foto: GenaroZepeda1)
Nezahualcóyotl Cancún (Foto: GenaroZepeda1)

Los elementos de seguridad federales fueron los primeros en llegar al sitio, pues Nezahualcóyotl se había comunicado directamente con uno de los comandantes de la GN tras oprimir el botón de pánico, por lo que un convoy se movilizó rápidamente al lugar de los hechos.

El sospechoso, quien estaba montado en una bicicleta, fue golpeado fuertemente por los vecinos, lo cual provocó que quedara inconsciente en el pavimento; así fue captado por cámaras de teléfonos celulares, imágenes que llegaron a redes sociales y preocuparon debido a que había trascendido que el periodista había asesinado y su cuerpo sin vida era el que se encontraba en la banqueta.

“Yo estaba arreglando una nota cuando mi prima me marcó para decirme que la habían amenazado con un arma a ella y mi pareja. Estaba en mi recamara y oprimí el botón de pánico, también llamé al comandante de la Guardia Nacional”, contó Nezahualcóyotl y continuó:

“Comencé a gritar: ‘¡Auxilio!’, salieron los vecinos... Él le decía a otro hombre: ‘¡Dale, dale! ¡Es el periodista!’. (...) Llegó la Guardia Nacional y le apuntaron. Es algo... ver tantas armas a mi favor”, manifestó.

SEGUIR LEYENDO: