Medio ambiente: toneladas de basura de CDMX serán transformadas en energía y carbón

Sheinbaum explicó la función de la Planta de Carbonización Hidrotermal, un proyecto coordinado de la UNAM, la Secretaría de Energía y la CFE

Compartir
Compartir articulo
La basura orgánica será transformada. (Foto: Cuartoscuro)
La basura orgánica será transformada. (Foto: Cuartoscuro)

Con la intención de seguir en busca de otros proyectos en beneficio del medio ambiente, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, presentó y explicó los beneficios de la llamada Planta de Carbonización Hidrotermal en el Bordo Poniente.

Se trata de un proyecto nuevo que fue coordinado por expertos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y logrado con el apoyo de la Secretaría de Energía del gobierno de México y de la Comisión Federal de Electricidad.

La idea principal de esta iniciativa es reducir y fortalecer el reciclaje de basura, que actualmente es de aproximadamente mil toneladas en la CDMX.

“Con esta planta de composta se tomó la decisión de hacer un proyecto ambiental y cambio climático, uno de los ejes de este proyecto es reducir la cantidad de basura a la mitad”, expresó la mandataria.

Buscarán fortalecer el reciclaje de basura y convertirlo en beneficio del medio ambiente. (Foto: Cuartoscuro)
Buscarán fortalecer el reciclaje de basura y convertirlo en beneficio del medio ambiente. (Foto: Cuartoscuro)

¿Cuáles son los beneficios de la planta?

El objetivo principal es transformar los residuos sólidos orgánicos o basura orgánica en electricidad y carbón. “Elegantemente se le llama Planta de Carbonización Hidrotermal”.

Sin embargo, Claudia Sheinbaum mencionó que lo que hará esta planta es convertir la basura en electricidad a través de la gasificación y en pellets de carbón vegetal.

Asimismo, explicó que los pellets de carbón vegetal pueden ayudar porque se captura el CO2 de la atmósfera, es decir, el dióxido de carbono y queda capturado o se puede quemar en carboeléctricas en la Comisión Federal de Electricidad o en plantas cementeras.

“La ventaja es que el carbón vegetal tiene emisiones de CO2 cero, porque toda la basura viene de algún proceso de fotosíntesis, es decir, capturan las plantas verdes, producen oxígeno y se convierte en celulosa, es decir, árboles, vegetales”, dijo.

Con la captación de basura a través de este proceso se buscará la generación de electricidad. “El problema de las energías renovables es que son intermitentes, entonces para sustituir eso esto permitiría una energía limpia”.

Por su parte, Luis Agustín Álvarez, investigador del instituto de ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y coordinador del proyecto de la planta de carbonización hidrotermal explicó que este mecanismo tendrá la función de aprovechar los residuos.

Imagen de una termoeléctrica . (Foto: EFE/Carlos Ramírez)
Imagen de una termoeléctrica . (Foto: EFE/Carlos Ramírez)

De acuerdo con la investigación, su funcionalidad es llevar a cabo la separación de la basura, en orgánica e inorgánica y reducir el efecto local de las emisiones en el Valle de México.

“La basura orgánica es la que nadie quiere es la materia orgánica y la CDMX tiene un ciclo para que estos residuos lleguen a esta planta en forma de composta y en general esa es la idea que se composte y la propuesta de esta planta es demostrar la habilidad de la tecnología y capacidad tratar aproximadamente 72 toneladas de materia húmeda y 25 más de materia seca”.

La iniciativa es procesar con una instalación de gasificación y otra más de carbonización, los cuales se complementarán y darán mejor aprovechamiento a la basura orgánica.

Finalmente, Adolfo Cerqueda Rebollo, presidente municipal de Nezahualcóyotl, recordó que el proceso recolectar y clasificar la basura se ha realizado en otros países, pero este es un proceso importante para poder generar energía.

En Nezahualcóyotl se recolectan alrededor de mil toneladas de basura al día, aproximadamente.

SEGUIR LEYENDO