Los memes sobre la polémica de Octavio Paz, a quien Guillermo Sheridan llamó “el primer pensador feminista”

Los internautas, en su mayoría mujeres, mostraron su molestia por las expresiones del intelectual, que tuvo acceso a 84 cartas entre el poeta y la escritora Elena Garro

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Luego de que el investigador en el Centro de Estudios Literarios de la UNAM, Guillermo Sheridan, asegurara que Octavio Paz fue el “primer pensador que habló en México del pensamiento feminista”, usuarios de redes sociales, en su mayoría mujeres mostraron su opinión con memes y reacciones.

“Sobre si es machista, eso es una cosa en la que no creo que tenga mucho caso meterse. El jurado popular, que no suele ser muy riguroso, ha decidido que Paz, que es una figura que en México genera una especie de industria del rencor y de la descalificación muy curiosa, muy intensa, y se diga lo que se diga, esas etiquetas es muy difícil quitarlas”, dijo al respecto Sheridan.

“Hace apenas unos días escuché a uno de los ideólogos de la 4T declarar —y por si fuera poco en uno de los canales de la UNAM—, que El laberinto de la soledad es un libro abominable porque es un libro racista”, agregó.

El académico Guillermo Sheridan, mayor biógrafo del Nobel de Literatura mexicano, tuvo acceso a 84 cartas que el poeta le escribió a la novelista Elena Garro entre el auge y el derrumbe de una relación intensa pero que consideró “obsesiva.

“Yo diría, en todo caso, que no hay que perder de vista, no hay que olvidar, que el primer intelectual, el primer pensador que habló en México del pensamiento feminista, de la mujer en la vida pública, fue Paz. Desde los años 60, en uno de sus libros, ya está haciendo un encomio, una celebración no solo de la libertad femenina, sino del movimiento de la liberación feminista, de la liberación de la mujer”, detalló en entrevista para Milenio.

“Los tribunales quieren víctimas y verdugos. Ojalá que no olvidaran la fascinación con la que Paz solía repetir esa máxima de Charles Fourier de que el grado de civilización de una sociedad se mide por el grado de libertad de las mujeres, y Paz convirtió esa máxima en una suerte de principio que gobernó su vida desde temprano, no desde joven, porque cuando escribió estas cartas es un muchacho que vive en un México en que estas ideas hubieran sido inimaginables, dijo.

“Pero así como no se le puede reprochar a Sor Juana que no hubiera sido feminista, no se le puede reprochar a un joven mexicano en 1935 que no lo fuera, son cosas de los tiempos”, añadió.

Las declaraciones de Sheridan de inmediato fueron retomadas en Twitter, donde los usuarios bromearon sobre lo que consideraron como “las grandes aportaciones” del escritor al feminismo en México.

De igual manera usuarias aprovecharon para recordarle a Sheridan que Paz le prohibió a Elena Garro publicar sus cientos y poesía, pues consideraba que esa era “su área”, algo no muy “feminista” de su parte.

No es la primera vez que Sheridan se refiere a la fama de Paz en este aspecto, en 2016 en una columna para El Universal también abundó en ese punto de vista.

“¿Qué gana el simple que tacha de misógino a Paz? Muy poco ante lo que pierde por no leer páginas sobre la historia de la libertad femenina como las citadas. Es inútil: ni los profesores quieren leer”, dijo Sheridan en aquella ocasión.

“Asestarle a Paz el sanbenito de misoginia hará las delicias del prejuiciado y ayudará a cambiar la responsabilidad de pensar por la indolencia de “sentir”. Esto sería chistoso si no atentase contra el derecho de los lectores a saber: El laberinto de la soledad, el mismo libro en el que Paz desmonta la misoginia que hay detrás de la frase “la sufrida mujer mexicana” sirve, sesenta y seis años después, no para apreciar lo que había en él de pionero y aprovechar sus ideas (como hizo Marta Lamas, que sabe del tema) sino para acusarlo, sí, de misoginia”, abundó.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR