Radiografía: ganadores y perdedores de las elecciones más grandes en la historia

Los claroscuros para AMLO: Morena ganó la mayoría de las gubernaturas, pero perdió la mayoría calificada en la Cámara de Diputados

 Fotoarte: Infobae México
Fotoarte: Infobae México

A pesar de la violencia en las campañas que pretendieron infundir el miedo con la intención de inhibir el voto y en medio de la pandemia del COVID-19, México salió a votar y marcó a esta como una elección histórica por el alto nivel de participación ciudadana para una elección intermedia, al alcanzar una votación que iría entre el 51.7 y 52.5%, toda vez que el promedio, rondaba en el 45%.

De acuerdo con los avances que marcaba el Programa de Resultados Preliminares (PREP) hasta esta madrugada, de las 15 gubernaturas que estaban en juego, Morena ganaría en nueve (Baja California, Baja California Sur, Colima, Nayarit, Guerrero, Sonora, Sinaloa, Tlaxcala y Zacatecas) la Coalición PAN-PRD se llevaría Chihuahua; el Partido Acción Nacional (PAN) habría retenido Querétaro, mientras que Movimiento Ciudadano (MC) ganaría Nuevo León.

En tanto que los resultados más cerrados son en Campeche, en donde la disputa es entre el PRI (Christian Mishel Castro Bello, sobrino de Alejandro Moreno, líder nacional del Partido Revolucionario Institucional) y Morena (Layda Sansores) quienes mantenían una diferencia de menos de un punto porcentual; Michoacán, en donde la diferencia entre Alfredo Ramírez Bedolla (Morena) y Carlos Herrera Tello (PAN-PRI-PRD) es de alrededor de 2%; y en San Luis Potosí, en donde entre el candidato del PT-PVEM, José Ricardo Gallardo Cardona, y el aspirante del PAN-PRI-PRD, César Octavio Pedroza Gaitán; se mantenía en una diferencia de poco más de 2%.

En la Ciudad de México (CDMX) Morena en alianza con el PT se llevaría siete de las 16 alcaldías (Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Milpa Alta, Tláhuac, Venustiano Carranza y Xochimilco); en tanto que la alianza PAN, PRI Y PRD, ganaría ocho (Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan) mientras que el PAN retiene Benito Juárez. Estos resultados representan una derrota fuerte para el Movimiento de Regeneración Nacional en la capital del país.

Finalización de la jornada electoral en alcaldía Álvaro Obregón. Ciudad de México, junio 6, 2021.
Foto: Karina Hernández / Infobae
Finalización de la jornada electoral en alcaldía Álvaro Obregón. Ciudad de México, junio 6, 2021. Foto: Karina Hernández / Infobae

De esta manera, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, estaría consolidando su avance político en el país al ganar al menos nueve gubernaturas, pero se tambalearía en la capital, que representa la joya de la corona. Y es que la CDMX es para la izquierda, uno de los logros más importantes desde 1997.

A nivel nacional, uno de los partidos que más avanzó políticamente al ganar una de las gubernaturas más relevantes -por el peso que tiene en la economía del país-, es Movimiento Ciudadano (MC), quien de la mano de Samuel García, se habría llevado el gobierno de Nuevo León, toda vez que los conteos rápidos le daban entre un mínimo de 35.4% de la votación y un máximo de 37.2%, lo que lo sitúa al menos 7 puntos porcentuales arriba del candidato PRI-PRD, Adrián de la Garza, quien habría logrado entre el 26.8 y el 28.5% de la votación.

La gran perdedora en ese estado sería la candidata de Morena, quien los conteos rápidos la sitúan en un cuarto lugar al obtener entre el 13.7 y el 15.3% de la población.

Pero el partido naranja también habría obtenido el triunfo en la capital del estado, Monterrey, con Luis Donaldo Colosio y en otras ciudades importantes del país como Guadalajara, Jalisco, estado que ya es gobernado por ese partido. Cabe resaltar que los candidatos de Movimiento Ciudadano, fueron de los más violentados durante las campañas.

Evelyn Salgado, candidata a gobernadora en el estado Guerrero, celebra con simpatizantes, en Chilpancingo, estado Guerrero, (Foto: REUTERS / Edgard Garrido)
Evelyn Salgado, candidata a gobernadora en el estado Guerrero, celebra con simpatizantes, en Chilpancingo, estado Guerrero, (Foto: REUTERS / Edgard Garrido)

Guerrero era uno de los estados que más importaban al presidente Andrés Manuel López Obrador, toda vez que es el estado que más recibe programas sociales. Y aunque los conteos rápidos indican que ganó Evelyn Salgado Pineda, (la hija de Félix Salgado Macednio) con un rango de entre el 42.6 y el 45.3%, no obtuvo una mayoría arrolladora como esperaba el mandatario.

De confirmarse el triunfo de Gallardo Cardona en San Luis Potosí, sobre quien pesan acusaciones de vínculos con el narcotráfico, estaría prendiéndose un foco rojo, no solo en la entidad, sino en el país.

Una Cámara de Diputados dividida

(Foto: Cámara de Diputados)
(Foto: Cámara de Diputados)

Uno de los resultados más esperados era la conformación de la Cámara de Diputados federal. De acuerdo con el conteo rápido dado a conocer por el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, a las 23:00 horas del domingo, San Lázaro quedará integrado de la siguiente manera:

Rango estimado de votación por partido

Morena 34.9- 35.8%

PAN 18.5-19.3

PRI 17.8-18.5%

PT 3.1-3.5

MC 7.1-7.5%

PES 2.7-3.0%

PRD 3.5%-3.9%

PVEM 5.5%-6.0%

Fuerza por México 2.6-2.8%

Redes Sociales Progresistas 1.8-2.0%

Independientes 0-0

Esto representa que las diputaciones federales por partido quedarían de la siguiente manera:

Morena 190-203 diputados

PAN 106 -117

PRI 63 -75

PRD 12 -21

PVEM 40- 48

PT 35- 41

MC 20 -27

PES 0 -6,

RSP 0 -0, Fuerza por México 0- 0 y Candidaturas Independientes 0- 0

(Foto: Cortesía Cámara de Diputados)
(Foto: Cortesía Cámara de Diputados)

Estos resultados significan un Congreso más equilibrado, ya que aunque Morena ganaría la mayoría simple -contaría con la mayoría de los escaños por sí solo- perdería la mayoría calificada aún con sus aliados, toda vez que alcanzarían un máximo de 298 diputados, lo que significa que la oposición frenaría al presidente en sus eventuales iniciativas y posibles cambios a la Constitución, pero también que retomarían un papel electoral importante que les permitiría llegar a la elección presidencial del 2024 con la suficiente fortaleza para ser competitivos.

Aunque los resultados definitivos serán los que surjan de los cómputos que empiezan el próximo miércoles, si se mantienen los actuales resultados, la implementación de la llamada Cuarta Transformación se tambalearía.

Y es que la administración de López Obrador necesita 334 legisladores en el Congreso, por lo que el gobierno del político tabasqueño se vería obligado a negociar y hacer concesiones para conseguir los legisladores que pudieran hacerle falta para sacar adelante sus reformas e iniciativas que aún están pendientes.

FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO/ARCHIVO
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO/ARCHIVO

Uno de estos grandes pendientes es la Ley General de Educación Superior, la cual establece la obligatoriedad de la educación superior y reitera la gratuidad de las universidades públicas.

También están en el tintero la ley orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR), la Ley del Banco de México, la Ley General de Ciencia, Tecnología e Innovación, y la Ley Federal para la Regulación del Cannabis.

Pero además, los presupuestos de Ingresos y Egresos de los próximos tres años representarán un fuerte jaloneo entre los partidos.

Aunque el presidente del PVEM, señaló en días pasados que va a reconsiderar la alianza con Morena, con el avance que obtuvo en la Cámara de Diputados (tendría entre 40- 48 legisladores, mientras que en 2018 tenía 5) el Partido Verde se convertiría en el verdadero partido bisagra para el gobierno de López Obrador, ya que definiría si el presidente puede consolidar su proyecto político o no.

SEGUIR LEYENDO: