Sandra Becerril, escritora de historias de terror, con Infobae: “México sí es un país que está construido sobre cadáveres”

Richard Christian Matheson calificó a la escritora como “la mejor novelista de terror de México”

Sandra Becerril (Foto: Editorial de Otro Tipo)
Sandra Becerril (Foto: Editorial de Otro Tipo)

Sandra Becerril, escritora mexicana de terror, demuestra en su nuevo libro “El silencio de todos los muertos” que México puede hablar de fantasmas sin caer en cliché.

Uno podría creer que la novela solo cuenta la historia de una casa embrujada, pero en el transcurso del texto el lector se adentrará en la vida de Ale y los problemas por los que pasa su familia.

El trabajo de crear historias de terror no es fácil y menos para esta época, en donde hay distintos tipos de horrores. Sin embargo, “necesitas que la gente sí se la crea” para entregarles “una base de la realidad” y que “la atmósfera fuera creíble para el lector”, mencionó la autora.

En el caso de Sandra Becerril se apoyó en un recurso muy particular de los mexicanos y fue en las historias que muchos han escuchado sobre casas embrujadas o incluso las escuelas en las que cuentan que estas fueron construidas sobre cementerios, que a decir verdad, lo que sí es cierto es que “todas las iglesias sí fueron construidas sobre pirámides o cementerios. México sí es un país que está construido sobre cadáveres, eso sí es cierto”.

Del libro a la realidad

“Era una zona de leyendas, pero no leyendas comunes como la llorona, tenía mucho que ver con el exconvento”, aseguró. (Foto: Editorial de Otro Tipo)
“Era una zona de leyendas, pero no leyendas comunes como la llorona, tenía mucho que ver con el exconvento”, aseguró. (Foto: Editorial de Otro Tipo)

No fue casualidad de que se describa tan bien la casa que está plasmada en la novela, pues Sandra Becerril confesó a Infobae México que ahí vivió.

“Era una zona de leyendas, pero no leyendas comunes como la llorona, tenía mucho que ver con el exconvento”, aseguró.

“La calle existe, está entre Tláhuac y Eje 3, muy al sur de la Ciudad de México, por el Cerro de la Estrella y si pasaban cosas, no solo en esa casa también en los terrenos, donde construían las casas. De pronto la gente dejaba de ir porque pasaban cosas y a mí como me gusta el terror más me sugestionaba”.

El saber si era o no realidad lo que veía no lo sabe, pues confiesa que todo lo que vivió fue desde el punto de vista de cuando era una niña, “yo estaba chica e imaginaba que podía pasar”.

Hoy Sandra es madre y desde el 2006 dejó de vivir en esa propiedad, que ahora desconoce a sus dueños. Lo que si contó a Infobae México fue la experiencia que vivió al pasar por su antigua casa.

“Hace dos años, cuando escribí la novela pasé por enfrente de la casa y mi coche se detuvo en frente, ya no quiso arrancar, no me había pasado eso con ese auto. Tuve que llamar a una grúa y me empezó a dar mucha ansiedad de estar enfrente, me decía ´ahorita toco y pregunto´, pero sería un poco extraño. La han vendido dos o tres veces, tiene el mismo color de fuera y no ha cambiado nada”.

Los niños en el terror

La creación tanto del personaje como de la atmosfera de terror “no solo hay que saber escoger los elementos, sino que hay que saber desarrollarlos. No basta con que llegue alguien y te cuente una historia de terror”. (Foto: Editorial de Otro Tipo)
La creación tanto del personaje como de la atmosfera de terror “no solo hay que saber escoger los elementos, sino que hay que saber desarrollarlos. No basta con que llegue alguien y te cuente una historia de terror”. (Foto: Editorial de Otro Tipo)

Un elemento muy frecuente en los libros de terror es que se relacionan con menores o adolescentes y aunque Sandra ha escrito con personajes menores en sus otros libros, este da un ejemplo de cómo cuenta el punto de vista tanto de Alejandra como de Nito, personajes de su nuevo libro.

Aun así, piensa que los niños pueden dar miedo a veces, porque “luego dicen cada cosa que uno se pregunta ¿de dónde sacó eso?”.

En cuanto a Alejandra, la protagonista del libro es un personaje de 14 años que cualquier adolescente se podrá identificar con ella. “Es una protagonista mucho más valiente, menos recatada y un poco adelantada a su época”.

La creación tanto del personaje como de la atmosfera de terror “no solo hay que saber escoger los elementos, sino que hay que saber desarrollarlos. No basta con que llegue alguien y te cuente una historia de terror”.

“Tiene que ser verosímil y tiene que estar mejor construido”, comentó.

Proyectos a futuro

Sandra Becerril también nos adelantó que está desarrollando una serie llamada #LoveForever que trata de un “Stalker” y será de terror. (Foto: Editorial de Otro Tipo)
Sandra Becerril también nos adelantó que está desarrollando una serie llamada #LoveForever que trata de un “Stalker” y será de terror. (Foto: Editorial de Otro Tipo)

Durante esta pandemia Sandra Becerril platicó a Infobae México que no ha dejado de producir, “he escrito más. Ahora estoy desarrollando un pathbooks que es una plataforma en donde puedes elegir el destino de tus personajes, está super divertido”.

También nos adelantó que está desarrollando una serie llamada #LoveForever que trata de un “Stalker” y será de terror.

Sandra compartirá una antología en donde junto con varias escritoras publicaran sobre la violencia femenina, “un terror más tangible, pues habla de un feminicidio”.

En cuanto a la producción cinematográfica tiene dos largometrajes, “pero como está en ´Stand By´ (por la pandemia) esperemos que este año ya se pueda grabar”.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: