Localizan en Guerrero el cuerpo sin vida de Pedro Pablo Urióstegui Salgado, ex alcalde de Teloloapan

Días antes, los familiares del también ex militante del PRD reportaron su desaparición

u acercamiento con la política ocurrió en el año 1993, año en el que Felix Salgado Macedonio fue candidato a la gubernatura de Guerrero por primera vez, pero en esa ocasión era abanderado del PRD
(FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM)
u acercamiento con la política ocurrió en el año 1993, año en el que Felix Salgado Macedonio fue candidato a la gubernatura de Guerrero por primera vez, pero en esa ocasión era abanderado del PRD (FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM)

Pedro Pablo Urióstegui Salgado, ex alcalde de Teloloapan, fue localizado su vida en el poblado de Pachivia, municipio de Ixcateopan de Cuauhtémoc.

La familia de Urióstegui Salgado, quien se desempeñó como militante del Partido de la Revolución Demócrata (PRD) a principios de los años 90, había reportado su desaparición días antes; sin embargo, fue encontrado este jueves 18 de febrero.

El hombre fue localizado en una calle de la localidad, tirado boca abajo, con una playera negra y un pantalón color azul. En las imágenes que circulan en redes sociales se muestra a Pedro Pablo con el rostro desfigurado por una aparente golpiza que recibió con diferentes objetos.

Su acercamiento con la política ocurrió en el año 1993, año en el que Félix Salgado Macedonio fue candidato a la gubernatura de Guerrero por primera vez, pero en esa ocasión era abanderado del PRD.

En aquella época, Urióstegui Salgado formaba parte de una organización política de corte radical que participó en varios bloqueos de la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano, acción que lo llevó a ganarse una investigación en su contra por el delito a ataques a las vías públicas.

También estuvo varios años en la cárcel por portación de armas de fuego. Tiempo después, al obtener su libertad se fue del cobijo del PRD e ingresó a las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En 2014, tras el secuestro de uno de sus hijos, Pedro Pablo Urióstegui Salgado encabezó un movimiento de autodefensa en Teloloapan debido a que los habitantes de la comunidad estaban hartos de los actos delictivos, tales como secuestros, asesinatos y extorsiones.

En ese momento, Urióstegui Salgado señaló al presidente municipal Ignacio de Jesús Valladares y al diputado local, Royer Arellano Sotelo, de tener nexos con células delictivas y de solapar actividades ilícitas, como el secuestro de su hijo Tomas Urióstegui García, de 27 años, secuestrado el 13 de mayo de 2013.

En 2014, tras el secuestro de uno de sus hijos, Pedro Pablo Urióstegui Salgado encabezó un movimiento de autodefensa en Teloloapan
(Foto: Cuartoscuro)
En 2014, tras el secuestro de uno de sus hijos, Pedro Pablo Urióstegui Salgado encabezó un movimiento de autodefensa en Teloloapan (Foto: Cuartoscuro)

Urióstegui hizo un llamado al entonces gobernador, Ángel Aguirre Rivero y al presidente Enrique Peña Nieto pra que existiera una intervención.

TENSIÓN EN GUERRERO

Tras ser expulsados por campesinos que siembran amapola en la comunidad de Los Hoyos, soldados del Ejército habrían regresado para golpear y robar a los vecinos de esta demarcación perteneciente al municipio de Heliodoro Castillo, Guerrero.

De acuerdo con videos, denuncias por redes sociales y reportes de prensa local, agentes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) habrían actuado en represalia luego que no se les permitiera destruir sembradíos de la planta utilizada para producir heroína.

(Foto: Carlos Alberto Carbajal/ Cuartoscuro)
(Foto: Carlos Alberto Carbajal/ Cuartoscuro)

En un par de clips se aprecian momentos de tensión, cuando poco más de una docena de soldados se repliegan ante los gritos, pedradas y amenazas de presuntos amapoleros, como se conoce a quienes siembran y cosechan la flor de amapola. Estos hechos se habrían desarrollado por la tarde del reciente lunes 15 de febrero.

Con desesperación, celulares en mano, machetes y en lo que parece ser una cuesta, se oye el reclamo de por lo menos 25 civiles para que los soldados se retiren del lugar. Incluso se aprecia como lanzan piedras y pese a que los agentes de las fuerzas armadas cuentan con fusiles, se hacen de palos y rocas.

Autoridades han detectado por lo menos a 15 grupos delictivos que pelean el control de siembra y traslado de amapola, así como de otras sustancias en la zona serrana de Guerrero, lo que ha detonado la escalada violenta en la región.

MÁS SOBRE EL TEMA