“Cienfuegos habría trabajado para los narcos en las narices del ahora titular de la Sedena”: la osada declaración de Anabel Hernández sobre el general

La periodista confirmó que la llegada del militar a México, el pasado 18 de noviembre, intentó ser documentada mediante fotografías, pero los guardias que osaron importunar con ese protocolo fueron cesados de sus funciones por órdenes de Luis Cresencio Sandoval González, actual jefe del Ejército

"La retractación pública y el rescate de Cienfuegos marca en rojo la línea limítrofe de los alcances de la prometida “Cuarta Transformación (4T)” dejando al desnudo su incongruencia" (Foto: EFE/Paolo Aguilar)
"La retractación pública y el rescate de Cienfuegos marca en rojo la línea limítrofe de los alcances de la prometida “Cuarta Transformación (4T)” dejando al desnudo su incongruencia" (Foto: EFE/Paolo Aguilar)

Tras la puesta en libertad del general Salvador Cienfuegos Zepeda por gestión del gobierno de AMLO, la periodista Anabel Hernández ha reaccionado de manera crítica, pues el acusado de narcotráfico en Estados Unidos logró volver a México por presión de grupos de poder que ahora saben cómo someter al gobierno.

Para la reportera de investigación, haber negociado el retorno del ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, detenido en EEUU por cuatro cargos relacionados con narcotráfico, mostró que el presidente Andrés Manuel López Obrador está dispuesto a recular en su discurso de combate a la corrupción, solo es cuestión de saber cuál botón apretar.

A decir de Anabel Hernández, Cienfuegos pertenece a la facción de políticos, empresarios, militares y policías que el mandatario ha aglutinado en la llamada mafia del poder, la cual ha prometido combatir en su administración. Pero el hecho de intervenir para que al general le fueran desestimados los cargos en el país norteamericano muestra signos de incongruencia, debilidad y claudicación en el discurso político de López Obrador.

Cienfuegos pertenece a la facción de políticos, empresarios, militares y policías que el mandatario ha aglutinado en la llamada mafia del poder, la cual ha prometido combatir en su administración (Foto: Cuartoscuro)
Cienfuegos pertenece a la facción de políticos, empresarios, militares y policías que el mandatario ha aglutinado en la llamada mafia del poder, la cual ha prometido combatir en su administración (Foto: Cuartoscuro)

La retractación pública y el rescate de Cienfuegos marca en rojo la línea limítrofe de los alcances de la prometida “Cuarta Transformación (4T)” dejando al desnudo su incongruencia, debilidad, carencias y claudicación. De ahora en adelante este será el parámetro con el que otros grupos de poder en México medirán a AMLO”, publicó la periodista en su columna Contracorriente de la Deutsche Welle.

Pues López Obrador cambió de opinión de un día para otro sobre el arresto del general. El 16 de octubre, cuando ni siquiera se habían cumplido 24 horas de la noticia, el presidente se mostraba un tanto gustoso y usó el caso para reforzar su discurso de que era “una muestra inequívoca de la descomposición del régimen”, usó las palabras “degradación” y “decadencia” para referirse al hecho.

Habló de una limpieza en el Ejército y así dar con quienes estuvieran vinculados a Cienfuegos, pues los cargos eran graves, la corrupción del narcotráfico hasta lo más alto de la cúpula militar y él no iba a “encubrir a nadie”. Sin embargo, al día siguiente reculó. En una gira por Tapanatepec, Oaxaca, dijo a los medios que esperaría las pruebas y la presunta conducta criminal del general no manchaba a la institución. Se volvió a la defensiva y arremetió contra la Administración del Control de Drogas (DEA), que a decir de AMLO, decidía “como Juan por su casa” sobre los operativos que las Fuerzas Armadas solo ejecutaban.

Por otra parte, Anabel Hernández refirió que luego de enterarse del arresto, AMLO debió despedir al general Luis Crescencio Sandoval, actual titular de la Sedena designado por el mandatario. Pues Sandoval fue promovido en 2017 al grado de general de división por Cienfuegos y el entonces presidente Enrique Peña Nieto.

Tras la puesta en libertad del general Salvador Cienfuegos Zepeda por gestión del gobierno de AMLO, la periodista Anabel Hernández ha reaccionado de manera crítica, pues el acusado de narcotráfico en Estados Unidos logró volver a México por presión de grupos de poder (Foto: Presidencia)
Tras la puesta en libertad del general Salvador Cienfuegos Zepeda por gestión del gobierno de AMLO, la periodista Anabel Hernández ha reaccionado de manera crítica, pues el acusado de narcotráfico en Estados Unidos logró volver a México por presión de grupos de poder (Foto: Presidencia)

“En los mismos años que el gobierno de Estados Unidos acusa a Cienfuegos de haber traficado droga y de haber trabajado para el Cartel H2 (2012-2018), Sandoval era uno de sus hombres de mayor confianza ocupando el estratégico cargo de Subjefe del Estado Mayor de 2013 al 2016. Es decir, Cienfuegos habría trabajado para los narcos en las narices del ahora titular de la Sedena″, acotó la autora de Los Señores del Narco (2010).

A su vez, la periodista confirmó que la llegada de Cienfuegos al hangar de la Fiscalía General de la República, el pasado 18 de noviembre, intentó ser documentada mediante fotografías, pero los guardias que osaron importunar con ese protocolo fueron cesados de sus funciones por órdenes del general Sandoval.

Quien fuera titular de la Sedena estuvo preso 34 días en EEUU, arrestado el pasado 15 de octubre en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, California. Su caso radicaba en la corte del Distrito Este de Nueva York, donde, tras la negociación con la Fiscalía norteamericana, le fueron desestimados las acusaciones de narcotráfico, pues habrá de ser procesado en México, pero mientras tanto, sigue libre. Amenazas de expulsar a la DEA, poner sobre la mesa acuerdos de cooperación en materia de seguridad y hasta la presunta captura de un capo notable, habrían sido las condiciones para regresar al general a casa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS