Bajo la sombra de Caro Quintero: cómo el criminal de los años 80 volvió a la escena del narco y se puso en la mira de la DEA

A sangre y plomo, el fundador del extinto Cártel de Guadalajara ha hecho sentir sus pasos, atribuyéndosele los últimos hechos de violencia ocurridos en el municipio de Caborca, Sonora

El capo, hoy de 68 años de edad, es buscado por la DEA por narcotráfico y el secuestro y homicidio en 1985 de un agente de la dependencia estadounidense (Foto: Cuartoscuro)
El capo, hoy de 68 años de edad, es buscado por la DEA por narcotráfico y el secuestro y homicidio en 1985 de un agente de la dependencia estadounidense (Foto: Cuartoscuro)

El narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero, también conocido como El Narco de Narcos, se la convertido en el fugitivo más buscado por la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos: se ofrece una recompensa de USD 20 millones por información que pueda llevar a su arresto.

El capo, quien en los años setenta comenzó a ser el líder del ahora extinto Cártel de Guadalajara, hoy de 68 años de edad, es buscado por la DEA por el secuestro y homicidio de un agente de la dependencia estadounidense en 1985 y otros crímenes relacionados a la delincuencia organizada y al tráfico de drogas.

Reportes recientes afirman que al norte de México su espectro ha vuelto a la vida: El Narco de Narcos tomó las armas y está reagrupando sus fuerzas. Su primer objetivo ha sido disputarle el territorio de Sonora a la facción de Los Chapitos, liderada por los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán.

A sangre y plomo, el fundador del extinto Cártel de Guadalajara ha hecho sentir sus pasos, atribuyéndosele los últimos hechos de violencia ocurridos en el municipio de Caborca, Sonora, donde frecuentemente se registran enfrentamientos entre elementos de la Guardia Nacional y presuntos sicarios.

Inició un escenario de terror: hombres asesinados y torturados sobre la carretera, vehículos calcinados, y gasolineras y casas incendiadas. “Esto es Sonora, esto es México, esto es mi pueblo, aquí vivo yo, aunque usted no lo crea”, escribió Adrián LeBarón en su cuenta de Twitter después de uno de los hechos (Foto: PFP/Cuartoscuro)
Inició un escenario de terror: hombres asesinados y torturados sobre la carretera, vehículos calcinados, y gasolineras y casas incendiadas. “Esto es Sonora, esto es México, esto es mi pueblo, aquí vivo yo, aunque usted no lo crea”, escribió Adrián LeBarón en su cuenta de Twitter después de uno de los hechos (Foto: PFP/Cuartoscuro)

En esta zona, montañosa y productora de marihuana, el capo de 68 años no sólo ha empezado a reclutar sicarios, sino que se ha aliado con antiguos operadores del Chapo Guzmán y formando el grupo criminal Cártel de Caborca.

Inició un escenario de terror: hombres asesinados y torturados sobre la carretera, vehículos calcinados, y gasolineras y casas incendiadas. “Esto es Sonora, esto es México, esto es mi pueblo, aquí vivo yo, aunque usted no lo crea”, escribió Adrián LeBarón en su cuenta de Twitter después de uno de los hechos.

Sonora, dada su ubicación geográfica como estado fronterizo con Estados Unidos, hace crecer el interés de las organizaciones criminales que buscan el control de trasiego de drogas. Entre esos grupos se encuentra la célula delictiva de Los Salazar, identificada como brazo armado del Cártel de Sinaloa, y con quien mantiene una disputa encarnizada por el control del territorio.

En mayo, una hielera con restos humanos fue abandonada en el Ejido 15 de Septiembre. El contenedor se encontraba acompañado de un mensaje con amenazas de parte de gente de Rafael Caro Quintero.

En esa localidad, el fundador del Cártel de Sinaloa controla la siembra, el cultivo, y cosecha de marihuana (Foto: Archivo)
En esa localidad, el fundador del Cártel de Sinaloa controla la siembra, el cultivo, y cosecha de marihuana (Foto: Archivo)

A la gente de la Costa les estamos informando, somos la gente de Caro Quintero. Esta plaza no pertenecía y ahora todos aquellos productores, comerciantes, mineros de la región, tendrán que pagar la plaza, aquí estamos para limpiar. Soo la Barredora 24/7, el R Rodrigo Paez y Cara de Coch, y todos juntos somos el Cártel de Caborca”, [sic] se leía en la manta.

Desde hace años, Caborca ha sido identificado como el centro de operaciones de Caro Quintero. En esa localidad, el fundador del Cártel de Sinaloa controla la siembra, el cultivo, y cosecha de marihuana. Según el periodista Héctor de Mauleón, en una columna para El Universal, el capo también tenía el control de Caborca durante la década de los ochenta, su época con mayor poder.

Las pistas de la actividad del capo mexicano en el sitio han sido evidentes. Por ejemplo, en Sonora, la venta de automóviles lujosos ha sido acaparada por Caborca, tierra de ganaderos, quienes no podrían ser los adquirientes. Además se ha incrementado sustancialmente la compra-venta de ranchos, que se llegaron a vender al doble de su costo, y tampoco los compradores son ganaderos.

Mauleón afirmó que la Policía Federal, en el 2018, trató de capturar a Ismael Zambada García, El Mayo, líder del Cártel de Sinaloa. El operativo fallido en Culiacán detectó la presencia de camionetas blindadas escoltadas por autoridades de la entidad federativa, Sinaloa.

En contraste, la recompensa por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, es de USD 10 millones (Foto: Twitter/@AlperN007)
En contraste, la recompensa por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, es de USD 10 millones (Foto: Twitter/@AlperN007)

Antes de poder capturar a El Mayo, éste se fugó. Sin embargo, a través de las investigaciones, la Policía Federal descubrió que en realidad se trataba de Caro Quintero, quien se mantenía protegido en Culiacán por los grupos de Zambada García y Los Chapitos, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán-Salazar.

El Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública (SESNSP) declaró que durante los primeros cinco meses del 2020 los homicidios registrados en Sonora aumentaron un 40% comparados con aquellos registrados en las mismas fechas del año pasado.

Rafael Caro Quintero fue liberado de prisión en 2013 por “violaciones al debido proceso”: el argumento de los jueces fue que el criminal debió ser juzgado por tribunales estatales y no federales. Fue detenido en 1985 por el asesinato del agente de la DEA Enrique Kiki Camarena, por lo cual EEUU tiene una orden para extraditarlo.

En contraste, la recompensa por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, es de USD 10 millones, y por El Mayo son USD 5 millones.

Fue detenido en 1985 por el asesinato del agente de la DEA Enrique Kiki Camarena, por lo cual EEUU tiene una orden para extraditarlo (Foto: Archivo)
Fue detenido en 1985 por el asesinato del agente de la DEA Enrique Kiki Camarena, por lo cual EEUU tiene una orden para extraditarlo (Foto: Archivo)

Apenas a finales de abril de este año, el capo ofreció una prueba para no ser extraditado al país vecino. El recurso fue declarado fundado por el Primer Tribunal Colegiado en Material Penal. Con el análisis de la prueba ofrecida por el líder criminal, el tribunal podrá decidir si procede o no la entrega a los norteamericanos.

Los intentos por aprehenderlo no han sido fantasiosos. En 2018, un grupo de marineros liderados por agentes de la DEA arribaron a poblados de La Noria, Las Juntas, Babunica, y Bampopa en Sinaloa buscando al capo en helicópteros.

El fundador del cártel de Guadalajara y supuesto nuevo líder del cártel de Sinaloa habría alcanzado a salir de su escondite segundos antes que irrumpieran los marinos y descalzo se fue corriendo. Dicen que no alcanzó ni a ponerse los huaraches: entre el monte y las espinas. Desde 2013, Rafael Caro Quintero lleva una vida nómada en las montañas de Sinaloa; sin embargo, eso no le ha impedido mover toneladas de cocaína a EEUU.

Según gente de la sierra de Badiraguato, Sinaloa, Caro Quintero se mantiene oculto en alguna choza perdida entre vericuetos del Triángulo Dorado, viviendo a salto de mata y con mil rutas de escape, pues su principal temor es que lo capture el gobierno y lo extradite a Estados Unidos.

De acuerdo con de Mauleón, se habría detectado una alianza entre estos dos grandes capos del narco por medio de la cual se movilizaban ciertos elementos en los estados de Sonora, Chihuahua y Baja California. “Caro se había convertido en la punta de flecha de la organización del Mencho”, es decir, el CJNG (Foto: Archivo)
De acuerdo con de Mauleón, se habría detectado una alianza entre estos dos grandes capos del narco por medio de la cual se movilizaban ciertos elementos en los estados de Sonora, Chihuahua y Baja California. “Caro se había convertido en la punta de flecha de la organización del Mencho”, es decir, el CJNG (Foto: Archivo)

La DEA acusa actualmente de “secuestro y asesinato de un agente federal, delitos violentos en ayuda del crimen organizado, complicidad, cómplice del hecho. También buscado por: posesión con intención de distribuir marihuana y cocaína, asesinato, empresa criminal continua”. Sin embargo, habría una razón más fuerte por la que El Narco de Narcos destronó a Nemesio Oseguera, El Mencho, en la lista de la DEA.

De acuerdo con de Mauleón, se habría detectado una alianza entre estos dos grandes capos del narco por medio de la cual se movilizaban ciertos elementos en los estados de Sonora, Chihuahua y Baja California. “Caro se había convertido en la punta de flecha de la organización del Mencho”, es decir, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La supuesta alianza sería manejada de manera que los jaliscienses proporcionaran armas, sicarios, dinero, y vehículos a Caro Quintero a cambio de que este garantice el paso libre a la frontera y protección para la organización.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Geraldine Ponce sin blusa: la controversial foto de la diputada de Morena, y amiga de AMLO, que dividió en Twitter

CJNG: dos sicarios fueron apresados en Nuevo León durante un operativo encubierto de compra de armas

Adiós a los jets privados: así viajan Carolyn Adams y el hijo de AMLO en tiempos de pandemia

Adolescente platicaba con un amigo afuera de su casa cuando la secuestraron en la CDMX