Así son los cuartos de tortura utilizados por la Unión Tepito, donde descuartizaron a los niños en el Centro Histórico de la CDMX

Los inmuebles son departamentos que los presuntos criminales utilizan para secuestrar, torturar, golpear, y asesinar a sus rivales o a los comerciantes que se niegan a pagar las extorsiones

Compartir
Compartir articulo
Hasta antes del homicidio de los dos menores, el último cuarto de tortura que habían encontrado las autoridades capitalinas fue el pasado 17 de marzo dentro de una vecindad en la calle Jesús Carranza (Video: Twitter/@c4jimenez)

Agentes de la Policía de Investigación (PDI) y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) han encontrado domicilios utilizados por integrantes de la organización criminal la Unión Tepito como cuartos de tortura. Están ubicados en el Centro Histórico y el barrio de Tepito, en la Ciudad de México.

Los inmuebles son departamentos que los presuntos criminales utilizan para secuestrar, torturar, golpear, y asesinar a sus rivales o a los comerciantes que se niegan a pagar las extorsiones.

La semana pasada se reportó el descuartizamiento de dos menores de edad en el Centro Histórico de la capital: presuntamente en una vecindad de la calle República de Cuba torturaron, asesinaron, y desmembraron a Alan Yair y Héctor Efraín, de 12 y 14 años de edad, respectivamente.

Hasta antes del homicidio de los dos menores, el último cuarto de tortura que habían encontrado las autoridades capitalinas fue el pasado 17 de marzo dentro de una vecindad en la calle Jesús Carranza.

En el lugar también habían botellas de agua vacías, un sillón con tela desgarrada, palos, y una cangurera abandonada. En el suelo se puede ver una llanta con un rin y cartones con sangre (Foto: Twitter/@c4jimenez)
En el lugar también habían botellas de agua vacías, un sillón con tela desgarrada, palos, y una cangurera abandonada. En el suelo se puede ver una llanta con un rin y cartones con sangre (Foto: Twitter/@c4jimenez)

Según vecinos, reportó Excélsior, el cuarto era utilizado por un presunto criminal conocido como El Barbas y por sus cómplices, quienes frecuentemente se reúnen en otra vecindad, conocida como La Cueva.

En un video obtenido por el reportero Carlos Jiménez se pueden observar manchas de sangre por toda una habitación, presuntamente de dos hombres que fueron golpeados por miembros de la Unión Tepito.

En el lugar también habían botellas de agua vacías, un sillón con tela desgarrada, palos, y una cangurera abandonada. En el suelo se puede ver una llanta con un rin y cartones con sangre.

Elementos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México tomaron muestras de sangre el día que fue cateado el domicilio y arrestaron a tres personas, entre ellas una mujer. Ninguna de ellas había dado detalles de lo sucedido o denunciado.

Aquellos que se niegan a pagar son golpeados, secuestrados, y torturados. En algunas ocasiones también son asesinados (Foto: Twitter/@c4jimenez)
Aquellos que se niegan a pagar son golpeados, secuestrados, y torturados. En algunas ocasiones también son asesinados (Foto: Twitter/@c4jimenez)

Según las indagatorias, en la zona de la capital operan miembros de la Unión Tepito que se dedican a extorsionar. Entre ellos El Hormiga, El Barbas, Mi Jefe, El Perro, El Pato, y El Tun Tun, entre otros.

La información obtenida hasta el momento reveló que los presuntos criminales exigen dinero tanto a vendedores ambulantes como a locatarios, vendedores a pie, carteristas, y hasta sexoservidoras. Aquellos que se niegan a pagar son golpeados, secuestrados, y torturados. En algunas ocasiones también son asesinados.

El homicidio de la semana pasada, donde fueron torturados y descuartizados Alan Yair y Héctor Efraín, dos niños de 12 y 14 años, ocurrió en Cuba 86, la misma vecindad en la que vivía el adolescente que fue descuartizado en 2018 por la Unión y sus restos esparcidos en el Puente de Nonoalco.

La Policía de Investigación (PDI) localizó huellas hemáticas, herramientas punzocortantes, seguetas, una manguera empleada “para lavar el piso”, así como restos de cloro y cal, probablemente empleados para borrar evidencias (Foto: Luis Carabyo/Cuartoscuro.com)
La Policía de Investigación (PDI) localizó huellas hemáticas, herramientas punzocortantes, seguetas, una manguera empleada “para lavar el piso”, así como restos de cloro y cal, probablemente empleados para borrar evidencias (Foto: Luis Carabyo/Cuartoscuro.com)

Reportes de la policía indican que cuatro cuartos de lámina ubicados en la azotea de Cuba 86 eran empleados desde hace cuatro años como “oficinas” y bodegas de delincuentes.

En esa vecindad han sido ubicados, por denuncias de vecinos y comerciantes que se hallan en poder de las autoridades, Kevin Torres y Enrique Torres, vendedores de droga relacionados con robo a negocio; Martín Hernández García y Alicia Chanán, vinculadas con extorsión a establecimientos mercantiles y robo a negocio, y María de la Luz Navarrete, dedicada a la venta de droga.

En uno de esos cuartos fueron asesinados y desmembrados la semana pasada los dos menores que estaban reportados como desaparecidos. La Policía de Investigación (PDI) localizó huellas hemáticas, herramientas punzocortantes, seguetas, una manguera empleada “para lavar el piso”, así como restos de cloro y cal, probablemente empleados para borrar evidencias.

La semana pasada se reportó el descuartizamiento de dos menores de edad en el Centro Histórico de la capital: presuntamente en una vecindad de la calle República de Cuba torturaron, asesinaron, y desmembraron a Alan Yair y Héctor Efraín, de 12 y 14 años de edad, respectivamente (Foto: Alerta Ámber)
La semana pasada se reportó el descuartizamiento de dos menores de edad en el Centro Histórico de la capital: presuntamente en una vecindad de la calle República de Cuba torturaron, asesinaron, y desmembraron a Alan Yair y Héctor Efraín, de 12 y 14 años de edad, respectivamente (Foto: Alerta Ámber)

La PDI señaló como responsable a un joven de 25 años, identificado como Baltazar “N”, al que las cámaras del C-5 captaron la madrugada del 31 de octubre empujando un diablito con las bolsas en las que iban los restos. Se cree que los halcones le avisaron que adelante había algunas patrullas, y que entonces Baltazar envió a un adicto, Edgar “Z”, a deshacerse de los restos.

Sin embargo, el hombre tropezó mientras transportaba los restos de las dos víctimas. Y en ese momento, los policías se acercaron y vieron que las bolsas y cajas de plástico contenían restos humanos.

Según la indagatoria, Baltazar y un sujeto identificado como El Chayan, quien fue detenido horas más tarde, bajaron los cadáveres con la instrucción de deshacerse de ellos.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: