“Aún no se conoce evidencia consistente”: López-Gatell pidió cautela sobre los daños de la COVID-19 en el cerebro

El funcionario destacó que todavía es temprano para concluir que el virus SARS-CoV-2 es el responsable de producir ciertas repercusiones en el sistema nervioso central

(Foto: Flickr)
(Foto: Flickr)

Los posibles efectos que la COVID-19 puede ocasionar en los diferentes organismos del cuerpo humano, a casi un año de que apareciera la enfermedad en el mundo, todavía se están conociendo. Los que han generado más interés tienen relación con el sistema nervioso central, pero el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, pidió cautela respecto a los estudios que se han realizado en esta área.

Si bien se han hecho múltiples investigaciones a lo largo del año respecto a los posibles daños que el virus puede tener en el cerebro, el funcionario federal señaló que todavía es pronto para concluir que la enfermedad o el virus SARS-CoV-2 sean los responsables de estas secuelas.

“Es temprano para llegar a conclusiones con muy pocos estudios respecto al potencial de COVID-19, como enfermedad, o el virus SARS-CoV-2, como agente infeccioso, de causar daños permanentes en el sistema nervioso central”, comentó durante la conferencia vespertina del 29 de octubre.

López-Gatell también destacó que si bien existe enfermedades de origen infeccioso que pueden afectar a este segmento del sistema nervioso, hasta el momento “no se conoce evidencia consistente a lo largo de múltiples estudios que esclarezca la frecuencia o probabilidad de que esto se presente, así como los criterios de asociación causal, es decir, que se identifique al COVID-19 como la causa de estos daños”.

(Foto: Europa Press)
(Foto: Europa Press)

También resaltó que la construcción de la evidencia científica en este tipo de temas requiere un esfuerzo de múltiples perspectivas en donde se integra evidencia de diferentes áreas del conocimiento. En el caso de las ciencias de la salud, detalló, puede ser desde explicaciones sobre la biología de las secuelas, la presentación clínica o los mecanismos de daño en el funcionamiento del organismo.

Sobre la publicación de estudios respecto a este tema en revistas científicas de alto prestigio, el encargado del manejo de la pandemia de COVID-19 en México señaló que estos artículos sugieren una asociación entre daños a las funciones mentales y la enfermedad, por lo tanto, no es posible dar por un hecho que todas las personas que la padezcan tendrán este tipo de efectos.

No debemos concluir, todavía, que haya una relación causal donde el virus que causa COVID-19 sea un agente de daño ni tampoco que esto (las secuelas en el cerebro) sea algo que consistentemente va a ocurrir en las personas enfermas”, resaltó.

(Foto: Nick Oxford/Reuters)
(Foto: Nick Oxford/Reuters)

Entre algunas de las repercusiones a nivel cerebral que han sido documentadas en artículos científicos se encuentran las funciones mentales alteradas (el término médico es encefalopatía), las cuales pueden incluir problemas de atención y concentración, pérdida de memoria a corto plazo, desorientación y estupor, entre otros. En algunos casos también ha sido llamada “niebla mental” por COVID-19.

Cabe destacar que según información de científicos para el diario The New York Times, estos aún no están seguros de la causa de esta obnubilación, pues cada caso varía mucho en relación a los demás. Hasta el momento, las teorías más destacadas son que surge cuando la respuesta inmunitaria del cuerpo ante el virus no se detiene o que se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos que van al cerebro.

Por otra parte, López-Gatell destacó que es poco probable que la pandemia del nuevo coronavirus termine a lo largo del 2021 o del 2022 tanto en México como en el mundo, pues en cada región, el comportamiento de la misma es variante y los contagios continuarán activos.

Además, señaló que el pronóstico más aceptado entre los expertos es que la COVID-19 se convertirá en una enfermedad estacional, similar a lo que sucede con la influenza, por lo que llamó a mantener las medidas de prevención durante más tiempo para evitar el contagio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

“Improbable que la epidemia termine a lo largo de 2021 o 2022”: López-Gatell

Desde pensamiento confuso hasta accidentes cardiovasculares: las extrañas formas en las que el COVID-19 puede afectar el cerebro

En un estudio, casi un tercio de los pacientes con Covid-19 presentaron un estado mental alterado