Tras ser exhibido consumiendo cocaína, auditor de Baja California admitió tener un “problema de adicción”

Manuel García Soto sostuvo que “estamos trabajando en nuestros cinco sentidos”

El auditor externo de las Comisiones de Servicios Públicos en Baja California, Manuel García Soto, admitió ante el secretario de salud del estado, Alonso Pérez Rico, que tenía un problema de adicción, aunque sostuvo que “estamos trabajando en nuestros cinco sentidos”.

Fisamex, es la compañía encargada de cobrar los adeudos por el consumo y conexión de agua potable en Baja California gracias a un contrato otorgado por el gobierno de Jaime Bonilla, su director, Manuel García Soto, fue grabado inhalando presumiblemente cocaína y el video fue filtrado a los medios locales el pasado mes de septiembre.

En las imágenes, el directivo de la contratista se ve en una habitación, en donde está solo por momentos, pero en otros, también está acompañado. Durante la grabación, se habla de que la meta del gobierno del morenista y de Fisamex, es cobrar cinco mil millones de pesos a empresas o comercios, de los que la empresa se quedaría un 20%, es decir mil millones de pesos. Aunque, ésta última, es la cifra que apenas ha logrado captar la empresa de Manuel García en el cobro de adeudos.

El empresario aseguró que los videos "son cosa del pasado".
El empresario aseguró que los videos "son cosa del pasado".

García Soto, ocupó la transmisión diaria de la conferencia del gobernador para aclarar que las imágenes habían sido tomadas tres y cuatro años antes, y que su trabajo al frente de la auditora “se ha realizado sin tacha”.

“Lo que se exhibió es cosa del pasado”, aseguró.

Por su parte, la secretaria de la Honestidad y la función Pública, Vicenta Espinosa Martínez, negó que existan intenciones por parte del gobierno de Bonilla para terminar la relación contractual con la empresa.

En lo que respecta al gobernador, Jaime Bonilla, Manuel García padece una enfermedad y al tratarse de su vida privada, supuestamente, no interfiere en las labores de la empresa que, hasta ahora, le han costado al erario de Baja California, un aproximado de 200 millones de pesos.

“Manuel García tiene un problema de salud, que muchos millones de mexicanos tienen. Esos que tiran la piedra y esconden la mano. Esos que denunciaron, quisiéramos preguntarles si ellos no han cometido ese error también, porque ahora todos son la madre Teresa”, dijo que mandatario local a lo que añadió: “es un problema de salud que tiene Manuel, que tiene que resolver y nosotros queremos ayudar”.

El empresario asegura que todo se trata de una campaña derivada de los trabajos de cobro que se han estado realizando desde el año pasado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un apagón habría ocasionado la muerte de cinco pacientes de COVID-19 en Tijuana, pero la Secretaría de Salud negó que esa fuera la causa

Presidenta municipal de Mexicali dio positivo a COVID-19; estuvo con el gobernador Jaime Bonilla sin cubrebocas

El millonario negocio que haría el hijo de Salinas de Gortari con el gobierno de Morena en Baja California

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos