Cártel H-2, otro grupo del narco en la mira de EEUU: en cuatro años han llevado a juicio a 24 de sus miembros

En 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició un maxiproceso contra al menos 24 integrantes de la escisión del cártel de los Beltrán Leyva, vinculada a Salvador Cienfuegos

Juan Pablo Patrón Sánchez, Jesús Ricardo Patrón Sánchez y Juan Francisco Patrón Sánchez, líderes del Cártel H-2
Juan Pablo Patrón Sánchez, Jesús Ricardo Patrón Sánchez y Juan Francisco Patrón Sánchez, líderes del Cártel H-2

Nayarit, un estado tranquilo entre las montañas arboladas de la Sierra Madre Occidental, que discurren en el oeste de México, pasó los años más sangrientos del país viendo como el turismo florecía en el litoral. Las masacres de la guerra contra el narco parecían lejanas, un recuerdo olvidado bajo pavimento.

Pero en 2017 la guerra estalló, tras el asesinato del líder criminal Juan Francisco Patrón, alias el “H-2″ y otros 12 sicarios, en febrero de ese año. Hacía tres meses que la Marina Armada de México seguía la pista de éstos criminales. El “H-2″ y su banda (escisión del cártel de los Beltrán Leyva) eran objetivos prioritarios del gobierno federal.

El 11 de febrero de 2017, efectivos de la unidad de Operaciones Especiales de la Marina llegaron a la colonia Lindavista de Tepic, capital del Estado. De clase media, dicha colonia yace en las faldas del cerro San Juan, la barrera natural entre la capital de la costa.

Las autoridades rodearon un predio, una casa coronada por dos cúpulas blancas con patio y piscina. Cubrieron todas las salidas, mientras otros llegaban a la puerta del inmueble. Cuando la reventaron, sicarios les respondieron a balazos. Los marinos les contestaron y pidieron apoyo aéreo.

Después de lo sucedido en la colonia Lindavista, el “H-2”, el objetivo principal, había caído en el predio junto a otros sicarios. No había heridos, todos habían muerto.

Juan Francisco Patrón, conocido como el "H-2″, era identificado como cabecilla de una célula criminal de los Beltrán Leyva llamada Cártel H-2. Aunque permaneció oculto al ojo público, el abatimiento de su líder lo puso en los reflectores.

El Cártel H-2 es descrito por EEUU como una organización violenta  con sede en Nayarit y Sinaloa (Foto: EFE/STR)
El Cártel H-2 es descrito por EEUU como una organización violenta con sede en Nayarit y Sinaloa (Foto: EFE/STR)

El 6 de mayo 2016, el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició, ante la Corte para el Distrito Este de Nueva York en Brooklyn, un maxiproceso contra al menos 24 integrantes del Cártel H-2 que, según revelaron las autoridades estadounidenses, habría sido protegido por el ex secretario de la Defensa mexicano, Salvador Cienfuegos, quien actualmente enfrenta prisión incondicional en EEUU.

El caso se encuentra a cargo de la jueza Carol Bagley Amon, que en 2019 recibió la acusación contra el máximo jefe del Ejército por cargos de narcotráfico.

Según el expediente citado por Reforma, de los acusados, sólo tres han comparecido. Kenia Alejandra Valdez Álvarez, detenida en Nueva Jersey (EEUU) en septiembre de 2016, por tres cargos de narcotráfico y uno de uso de armas. El 8 de agosto de 2018, la Corte dio por cerrado su caso, sin informar si se declaró culpable o si fue sentenciada.

José Dagoberto Cortez Pérez, alias el “Cocinero”, que trabajaba en Sinaloa mejorando la calidad química de la droga, fue arrestado en Minnesota, en marzo de 2017. Se declaró culpable de un cargo de narcotráfico y en marzo de 2018 fue condenado a diez años de prisión. Finalmente, Deovaldo Gutiérrez Alfaro quien fue extraditado a EEUU en noviembre de 2019. Se declaró inocente y, luego de varias audiencias ante la jueza, sus abogados siguen recibiendo evidencia de la fiscalía, que se ha negado a darle acceso irrestricto a todas las pruebas.

Recientemente, el pasado 4 de julio, Juan Pablo Sánchez Patrón, hermano del “H-2”, fue ejecutado en Culiacán, Sinaloa. Su tercer hermano, Jesús Ricardo Patrón, el “H-3”, está preso sujeto a proceso de extradición desde agosto de 2019 por una petición de la Corte de Brooklyn.

Al centro Salvador Cienfuegos, acusado de proteger al Cártel H-2, escisión de los Beltrán Leyva (Foto: REUTERS / Daniel Becerril)
Al centro Salvador Cienfuegos, acusado de proteger al Cártel H-2, escisión de los Beltrán Leyva (Foto: REUTERS / Daniel Becerril)

Las autoridades estadounidenses han descrito al Cártel H-2 como una violenta organización de narcotráfico con sede en Nayarit y Sinaloa, que anteriormente estaba dirigida por Juan Francisco Patrón Sánchez.

El Cártel H-2 tenía numerosas celdas de distribución en los Estados Unidos, en las ciudades de Los Ángeles, Las Vegas, Ohio, Minnesota, Carolina del Norte y Nueva York.

La DEA estima que entre enero de 2013 y febrero de 2017, el Cártel H-2 distribuyó mensualmente aproximadamente 500 kilogramos de heroína, 100 kilogramos de cocaína, 200 kilogramos de metanfetamina y 3.000 kilogramos de marihuana en los Estados Unidos y ganó millones de dólares en ingresos ilegales.

Para impulsar su operación de narcotráfico, el Cartel H-2 utilizó armas de fuego y violencia física, incluida la tortura y decenas de homicidios.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

“Odiaba mucho a Joaquín”: el día que el “Padrino” Cienfuegos rechazó proteger al “Chapo” e inició un baño de sangre con los Beltrán Leyva

Cienfuegos “abusó de su poder” para ayudar al H2, el sanguinario narco de los Beltrán Leyva: fiscales de EEUU

El Cártel H-2, de los Beltrán Leyva, fue el menos “golpeado” en tiempos de Cienfuegos y Peña Nieto