César Duarte no ha perdido la batalla, sus abogados podrían dar sorpresas, advirtió Jaime García Chávez

El abogado chihuahuense es de los personajes más informados en el caso del ex gobernador priista

Proceso contra César Duarte podría tener “efecto purificador”, advierte el activista Jaime García Chávez  (Foto: reuters / Jose Luis Gonzalez)
Proceso contra César Duarte podría tener “efecto purificador”, advierte el activista Jaime García Chávez (Foto: reuters / Jose Luis Gonzalez)

César Duarte, ex gobernador de Chihuahua, fue arrestado el 8 de julio en Florida, Estados Unidos. Se encontraba prófugo de la justicia mexicana desde el 2016 por su presunta responsabilidad en los delitos de corrupción, peculado, desvío de recursos con fines electorales y enriquecimiento ilícito.

El activista Jaime García Chávez, una de las voces mejor informadas del caso, advirtió sobre los posibles puntos débiles del caso y, en entrevista para Infobae México, explicó cómo podría operar la defensa del ex abanderado por el Partido Revolucionario institucional (PRI).

La entrevista al abogado se publicará en dos partes: la primera se centrará en el proceso legal contra Duarte Jéquez, el rigor que la Fiscalía General de la República (FGR), a juicio de Chávez, debe de tener para la impartición de justicia y la implicación del ex político priista en la llamada Operación Safiro, a través de la cual seis estados y una delegación del entonces Distrito Federal gobernados por el Revolucionario Institucional desviaron 650 millones de pesos a empresas fantasmas ligadas con ese mismo partido político.

En la siguiente entrega, se abundará sobre la injerencia que este caso puede tener en materia electoral para la sucesión de la gubernatura de Chihuahua y la investigación contra Marú Campos, alcaldesa de la capital chihuahuense.

De entre los señalamientos contra Duarte Jéquez sobresale una deuda pública heredada a la administración de Javier Corral que asciende a 48,000 millones de pesos, afectación al erario local por 6,000 millones de pesos y desvíos de recursos del estado en favor electoral del PRI por 250 millones de pesos durante 2015; no obstante, García Chávez, expresó que si la defensa del señalado encuentra debilidades en los cargos de la fiscalía, podrían desecharse casi todos los cargos en su contra.

Jaime García Chávez es un abogado y activista que ha seguido el caso de César Duarte desde que era gobernador de Chihuahua  (Foto: Twitter@LaOpcion)
Jaime García Chávez es un abogado y activista que ha seguido el caso de César Duarte desde que era gobernador de Chihuahua (Foto: Twitter@LaOpcion)

-Autoridades estadounidenses ya detuvieron a Duarte, ¿Qué es lo que sigue en el caso y cómo se debe de proceder?

-Javier Corral, como nuevo gobernador de Chihuahua, a través de la Fiscalía estatal obtuvo 21 órdenes de aprehensión, mismas que él entregó a la Fiscalía General de la República y la Fiscalía hizo el trámite correspondiente a través de la SRE a la Secretaría del Departamento de Estado de EEUU y luego pues ya se le da la detención de César Duarte con fines de extraditarlo, hasta ahí vamos.

Lo que ha trascendido, al menos en los medios de comunicación, es que sólo una de las órdenes de aprehensión se le está dando importancia por parte del gobierno norteamericano y que tiene que ver con el desvío de 90 y tantos millones de pesos, supuestamente dinero público que fue a dar a la Ganadera División del Norte y Asociación Mexicana División del Norte, mismas que le pertenecían a Duarte. El punto es que si la jueza de Miami decretara la decisión eventualmente por esa orden de aprehensión, conforme al tratado de México con EEUU, tendría un efecto purificador, porque nada más por eso se le podría juzgar aquí y, entonces, él podría blanquear o lavar gran parte del patrimonio y gran parte de las finanzas que tiene en su contra.

-Entonces, ¿Todas las demás acusaciones en su contra se desechan por defecto?

-Sí, vamos a suponer que EEUU, a través de una sentencia, firme y dice “te lo envío para que lo juzgues por este delito”, en ese momento ya no se vale, conforme a ese tratado, que llegando aquí le dijeran “pero aquí hay más”, ya no se puede. Y entonces a Duarte le estaría yendo muy bien porque pues para él pagar los 93 millones de pesos no es ningún problema y entonces reportaría en su contra la posibilidad de eludir la justicia valiéndose de los lineamientos que la justicia se ha provisto para traer a este tipo de delincuentes, esa es la gravedad de lo que puede pasar a fin de este mes.

Hay que recordar que hay una denuncia por la Fepade (Fiscalía Electoral), cuando le encabezaba Santiago Nieto, que inició aquí, en Chihuahua, que decía que con motivo de que a los funcionarios públicos de nivel medio para arriba les hacían una reducción a sus sueldos para subsidiar el Partido Revolucionario Institucional. Se supone que, entre comillas, lo hacían espontáneamente, pero se ve una coacción muy evidente de que si no cooperan, su estancia como gobernantes estaba en riesgo y eso se fue allá en la Federación.

Jaime García presentó la primera denuncia contra César Duarte en 2014 (Foto: Twitter@ABarloventoInfo)
Jaime García presentó la primera denuncia contra César Duarte en 2014 (Foto: Twitter@ABarloventoInfo)

-Una vez que Duarte esté en México, si la fiscalía abre un caso aparte por la operación Safiro, ¿Se le podría juzgar por eso o también?

-Si en el trayecto del trámite en EEUU hay otra demanda, otras solicitudes por las que nació Safiro, nuevos hechos, incluso una demanda que no figura dentro de las solicitudes de aprehensión, si todo eso estándose tramitando en EEUU, se acumula, entonces sí puede venir con esos cargos. Pero si antes se dicta por una sentencia firme la extradición, él supera todo lo que se pretende hacer con él, porque quedaría bajo la jurisdicción de un juez norteamericano. El problema que tiene esto es que el tratado es viejo, es de la etapa de Echeverría, tiene alrededor de 50 años. La complejidad del lavado de dinero internacional, el tráfico de armas, el crimen organizado global no se contempla.

Por lo pronto, el tratado hace otro tipo de referencias, por ejemplo, se niega la extradición si es por persecución política o si se engaña a un país sobre un delito. Por eso la extradición debe ser muy exhaustiva en cuanto a la petición que se está fincando.

Esto es un procedimiento judicial que emite un juez de primera instancia federal de EEUU, ahorita Duarte puede consentir y que se le extradite así como Lozoya, ¿Cuál sería la ventaja para Duarte de allanarse a la solicitud de extradición? Pues que el cargo que le estarían fincando por 93 millones es un cargo muy menor para el volumen de lo que son sus peculados aquí en Chihuahua y sobretodo con lo que tiene que ver con la operación Safiro que involucra a Beltrones, Videgaray y Peña Nieto. O sea, es un hilo que está en un pajar, ese es un riesgo que a mi modo de ver se debe poner en el ojo público, pues para saber que efectivamente estamos frente una instauración de un procedimiento contra César Duarte que va a redituar en dos sentidos; en su castigo y la recuperación de lo robado, que es lo que más se clama aquí en Chihuahua, creemos que el principal castigo es despojarlo de recursos que ilícitamente tiene en sus manos y redistribuirlo en beneficio de los chihuahuenses.

(Primera de dos partes)

MÁS SOBRE ESTE TEMA

La Coparmex calificó a César Duarte como “el mejor gobernador de la historia”... en 2012

Las ostentosas propiedades de César Duarte están en subasta del gobierno de Chihuahua

César Duarte fue detenido en Florida; era buscado en 190 países

Detención de César Duarte reavivó “Operación Safiro” a través de cual el PRI realizó desvíos millonarios

MAS NOTICIAS