Ideólogo de la política económica de López Obrador lo acepta: las medidas económicas contra coronavirus no serán suficientes

Por Michael O’Boyle y Eric Martin/Bloomberg

(Foto: EFE/ José Méndez)
(Foto: EFE/ José Méndez)

Uno de los principales formuladores de política de México está pidiendo un estímulo mayor, presionando al presidente fiscalmente conservador Andrés Manuel López Obrador.

Gerardo Esquivel, un académico de izquierda que fue elegido por primera vez por López Obrador como subsecretario de Hacienda para el gasto y luego fue nominado por el presidente para la junta del banco central, asegura que las medidas económicas anunciadas hasta ahora no serán suficientes para lidiar con las consecuencias de la pandemia de coronavirus.

El paquete de ayuda de México es, con mucho, el más pequeño entre las principales economías de la región, según el Fondo Monetario Internacional, a pesar de las previsiones de que el país será uno de los más afectados. López Obrador asumió el poder en diciembre de 2018, prometiendo no aumentar la deuda del país, y ha rechazado emitir más bonos para financiar la respuesta al coronavirus del país.

Un cuadro publicado por el director del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, muestra que el paquete de recursos disponibles anunciado por México es equivalente a menos de uno por ciento del producto interno bruto. Esto se compara con compromisos de gasto de aproximadamente 12% del PIB en Perú y más de 10% en Brasil.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El presidente de izquierda ha dicho que las políticas anticíclicas promueven la corrupción y es hostil a los rescates. Ha atacado reiteradamente el rescate bancario de México en la década de 1990 como un asalto a los fondos públicos a favor de los ricos. El viernes, dijo que las grandes compañías no merecían exenciones fiscales después de décadas de evasión.

En un artículo publicado en Twitter el jueves por la noche, Esquivel pide una segunda ola de medidas de estímulo que podrían costar alrededor del 1% del producto interno bruto, a fin de proporcionar pagos de desempleo a los trabajadores formales e informales y apoyar a las pequeñas empresas con medidas como aplazamientos de pagos de seguridad social.

Hasta ahora, la respuesta económica de López Obrador ha consistido en acelerar los pagos en virtud de sus programas de ayuda monetaria existentes a los pobres y ofrecer 3 millones de préstamos a pequeñas empresas. Dijo el viernes que el gobierno creará empleos a través del gasto en infraestructura, incluido el trabajo inicial para un proyecto de tren turístico.

Después de que el secretario de Hacienda de México, Arturo Herrera, participara en una reunión del G20 de ministros de Finanzas y banqueros centrales el miércoles, advirtió que México aún tiene que enfrentar la peor parte del contagio por coronavirus y necesitará herramientas y medidas flexibles. En una entrevista de radio local el jueves por la noche, dijo que México tiene múltiples planes y opciones listos si las condiciones económicas empeoran, pero López Obrador le está apostando a su “Plan A” por el momento.

Fitch Ratings Inc. recortó la calificación crediticia de México a un nivel por encima de la basura el miércoles, en una advertencia de que una “recesión severa” aumentará la carga de la deuda del país.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: