Rosácea: por qué se produce y cómo tratarla

Esta afección no tiene cura; sin embargo, puede controlarse a largo plazo de manera satisfactoria siempre y cuando se diagnostique de forma temprana para evitar fases avanzadas que, en muchos casos, ameritan cirugía

Se presenta principalmente en mujeres mayores de 30 años (Foto: Especial)
Se presenta principalmente en mujeres mayores de 30 años (Foto: Especial)

Existen muchas situaciones en el día a día que provocan un coloramiento en nuestra piel, siendo un motivo de consulta muy frecuente con los dermatólogos.

Y es que abril es el mes de la Concientización de la Rosácea, una alteración crónica que afecta la cara, produce un enrojecimiento persistente y la aparición granos en las mejillas, los cuales provocan ardor, comezón, inflamación, y a veces, formación de pus.

Esta enfermedad se observa con mayor frecuencia en mujeres y personas de piel blanca que se encuentran entre los treinta y cincuenta años de edad.

Además, tiene un fuerte impacto en la autoestima de quienes la padecen, afectando la calidad de vida, tanto en el ámbito social como laboral, por lo que es fundamental realizar el diagnóstico y el tratamiento de manera oportuna.

La doctora Rossana Janina Llergo Valdez, presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología A.C. (FMD), indicó que “se estima que el 50% de quienes lo tienen, pueden desarrollar rosácea ocular, condición que se caracteriza por ojos llorosos o enrojecidos, con sensación de cuerpo extraño, ardor, sequedad, además de comezón y fotosensibilidad, por lo que es clave también una valoración oftalmológica”.

El enrojecimiento persistente y los granos en las mejillas producen ardor, comezón, inflamación, y a veces, formación de pus. (Foto: Especial)
El enrojecimiento persistente y los granos en las mejillas producen ardor, comezón, inflamación, y a veces, formación de pus. (Foto: Especial)

Aunque se desconoce la causa de la rosácea, la doctora explicó que existen factores desencadenantes como la exposición a temperaturas extremas (frío y calor), el consumo constante de bebidas alcohólicas, la comida picante, las bebidas calientes y el estrés.

“Es importante identificar cuál de estos factores detona la enfermedad para evitarlo y, sobre todo, manejarlo según las indicaciones del dermatólogo”, señaló la experta.

En cuanto al tratamiento comentó que, si bien no tiene cura, esta enfermedad puede controlarse a largo plazo de manera satisfactoria siempre y cuando se diagnostique de forma temprana para evitar fases avanzadas que, en muchos casos, ameritan cirugía.

“Cada paciente necesita un tratamiento diferente por eso es importante acudir con el especialista para tener una valoración correcta. Generalmente se indican antibióticos y antiinflamatorios, así como protectores solares, en casos más graves son necesarios procedimientos quirúrgicos”, explicó.

Para su tratamiento es importante evitar jabón de cara que contenga alcohol, así como cremas grasas (Shutterstock)
Para su tratamiento es importante evitar jabón de cara que contenga alcohol, así como cremas grasas (Shutterstock)

Para finalizar, Rossana Llergo brindó algunas recomendaciones generales para quienes viven con rosácea y resaltó la importancia de evitar siempre remedios caseros que pueden agravar el cuadro porque, en ocasiones, los pacientes confunden la rosácea con acné.

“La protección solar diaria es esencial en el tratamiento de la rosácea. Los pacientes deben aplicar protector solar todos los días aun en interiores y reaplicarlo cada 4 horas", agregó.

Además de los tratamientos que te recomiende tu especialista, hay algunos consejos que pueden ayudarte a combatir las rojeces provocadas por la rosácea. El cuidado de la cara juega un papel importante. Para mantener la barrera natural de la piel intacta, debes empezar a usar productos limpiadores sin jabón y de pH neutro a partir de ahora.

Es importante mencionar que los productos agresivos para el cuidado de la piel que contienen alcohol o cremas muy grasas harán que tu piel reaccione en la mayoría de los casos.

Asegúrate también de mantener tu cara lo más fresca posible; es decir, evita las altas temperaturas, las duchas calientes, las saunas o la comida muy picante para evitar nuevos ataques rosácea. Las cremas con vitamina B3 alivian la irritación y son una buena alternativa para tu piel.

De acuerdo con un estudio reciente de la revista médica Jama Dermatology, en Estados Unidos alrededor del 5% de mujeres mayores de 30 años han padecido esta afección facial.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Un fármaco antiparasitario que se vende en todo el mundo podría eliminar al coronavirus en 48 horas

La mayor exposición a la luz solar influye en la alta incidencia del cáncer de piel

Belleza en casa: cómo cuidar del rostro, manos, pies y pelo durante la cuarentena

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos