Madres revolucionarias y su primera experiencia en la marcha feminista del 8M

Cinco madres decidieron vivir por primera vez la marcha del Día Internacional de la Mujer para conocer lo que era salir a protestar por la violencia que viven en México todos los días

De acuerdo con una encuesta, las mujeres entre 35 y 54 años se encuentran menos interesadas que las que tienen 25 años o menos (Foto: Reuters)
De acuerdo con una encuesta, las mujeres entre 35 y 54 años se encuentran menos interesadas que las que tienen 25 años o menos (Foto: Reuters)

La marcha del 8 marzo (8M), Día Internacional de la Mujer, es conocida por la participación de miles de mujeres de varias edades. Muchas de ellas son feministas o activistas que constantemente luchan en contra de la violencia de género en el país. Sin embargo, las mujeres de edades más avanzadas son una minoría en esta actividad y, en algunas ocasiones, no se familiarizan con la protesta.

La fuerza que ha tomado el movimiento, en el que la mayoría de las asistentes cuentan con menos de 25 años, ha permitido atravesar una brecha generacional de las feministas y sus madres, quienes se han interesado en asistir a la manifestación para participar. Infobae México pudo hablar cinco de ellas sobre la experiencia que tuvieron en su primer protesta feminista.

“Lo material no vale nada, no vale la vida”: Lilia Villaseñor

Muchas de ellas reestructuraron su idea sobre formas alternas de protestar (Foto: Reuters)
Muchas de ellas reestructuraron su idea sobre formas alternas de protestar (Foto: Reuters)

La experiencia de gritar entre la ola de mujeres feministas era completamente nueva para Lilia Villaseñor cuando decidió acompañar a su hija, Arlen Molina, quien ha estado en varias manifestaciones feministas, para conocer como eran.

En ella influyó también el contexto de los últimos meses, en los cuales se han registrado más de 900 presuntos feminicidios, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Además de casos como el de Ingrid Escamilla, quien fue asesinada y desollada por su esposo, y el de una niña de siete años llamada Fátima, quien fue secuestrada, torturada, asesinada y abandonada en una bolsa de plástico. Ambos incrementaron la indignación por la violencia contra la mujer en México y avivaron las exigencias para detener los asesinatos.

Antes decía: ‘podemos expresarnos, pero no con violencia’ y yo estaba equivocada porque realmente la gente que yo vi el día de hoy de alguna manera expresa el coraje que tiene por lo que le ha pasado

A raíz de eso y de las declaraciones del presidente, Andrés Manuel López Obrador sobre que las movilizaciones y la criminalización de algunas formas protestas, para Villaseñor, asistir a la marcha representó un cambio de perspectiva sobre las formas de manifestación.

“No creo haber sido feminista”: Fabiola González

La madre de Alexia reconocía las desigualdades entre hombres y mujeres que había en su familia (Foto: Reuters)
La madre de Alexia reconocía las desigualdades entre hombres y mujeres que había en su familia (Foto: Reuters)

En compañía de su hija Alexia Rodríguez se presentó Fabiola González a protestar desde el Monumento a la Revolución hasta la Antimonumenta colocada frente al Palacio de Bellas Artes.

Contó que fue por conocer, que le parece que está bien alzar la voz, luego de que hace años, en octubre de 1968, miles de estudiantes fueran asesinados por ejercer ese derecho. “Digo, ¿por qué no protestar? ya estuvo suave”, dijo

Sin embargo, ella no cree haber sido feminista a lo largo de su vida, pero aceptó que reconocía las desigualdades entre hombre y mujeres que vivía de manera cotidiana en su familia. Se preguntaba porque ellas tenían que hacer las labores de la casa si los hombres también comen, ensucian y usan en el hogar.

No estaba de acuerdo. Tenía varias discusiones con mi mamá. No creo haber sido feminista, más bien daba mi punto de vista.

Su hija le hizo el comentario de que eso también es feminismo, una de las muchas maneras en las que las mujeres comenzaron a repensar su papel dentro de la sociedad.

“Ellos no protegen a las mujeres”: Dora Oliveros

Aunque a Dora le asustaban las encapuchadas, durante la marcha comprendió su manera de protestar (Foto: Reuters)
Aunque a Dora le asustaban las encapuchadas, durante la marcha comprendió su manera de protestar (Foto: Reuters)

Dora y su hija, Luisa Huape, fueron parte de las miles de mujeres que comenzaron su manifestación desde la explanada del Monumento a la Revolución. Tanto su hija como ella son de frases firmes y concisas al contar su historia.

La idea de Dora era experimentar, en compañía de su hija, lo que era una marcha feminista. Aunque le asustaban aquellas personas que se cubren la cara para hacer pintas, pero, durante la protesta pudo perderles el miedo, pues comprendió las razones de su lucha.

Al escuchar todo lo que les ha pasado, sí se rompe con ese estereotipo de que se conserven los inmuebles, de que se protejan a los empresarios porque, finalmente, ellos no protegen a las mujeres

Aunque consideró que nunca ha tenido ideas feministas, sí recalca el papel de su madre, quien le enseñó a salir adelante en la vida.

“Sí fue mi primera vez y no será la última”: Gisela Aldana

Tras haber sido víctima de maltrato, Gisela se animó a asistir a la marcha del 8M (Foto: Reuters)
Tras haber sido víctima de maltrato, Gisela se animó a asistir a la marcha del 8M (Foto: Reuters)

Gisela fue víctima de maltrato en algún momento de su vida y asistió a la marcha para protestar contra la violencia que han tenido que sufrir las mujeres. Además de que quería compartir la experiencia con su hija, Frida Cuevas, ambas de apellidos reservados.

A pesar de los momentos en los que vivió mucha represión consideró que siempre ha tenido ideas feministas y reconoció que al ser un momento diferente de su vida le gustaría apoyar más.

(La marcha) me hizo sentir más ganas de seguir adelante, de hacer todo para lograr un cambio

Los objetivos de Gisela se cumplieron, marchó al lado de su hija y ocupó su lugar entre las más de 80 mil mujeres que participaron en la protesta, mostrando que mucho más que una cifra.

“Me hace voltear a ver y reconocer cosas en mí”: Isabel Soriano

Las madres e hijas salieron a caminar, gritar y apoyar la lucha de las mujeres contra la violencia de género por primera vez (Foto: Reuters)
Las madres e hijas salieron a caminar, gritar y apoyar la lucha de las mujeres contra la violencia de género por primera vez (Foto: Reuters)

La profesora, Isabel Soriano, asistió a la marcha para demostrar tanto a la sociedad como al gobierno el hartazgo que genera la inseguridad y la violencia contra las mujeres en México.

Aunque sea su primera marcha feminista, Isabela ha marchado en otras ocasiones para defender sus derechos como profesora.

En esta ocasión protestó en compañía de Edna Hernández con quien considera que hay una reciprocidad en temas de feminismo relacionada con la forma en la que trató de educarla, pero que también la ha llevado a aprender de su hija.

El que mi hija se reconozca como feminista es algo que me parece estupendo. Me hace voltearme a ver y reconocer cosas en mí que tal vez nunca había visto y que ahí han estado sin que me diera cuenta

Consideró que lo que pudo ver en la marcha refleja los sentimientos de la juventud hacia el momento que les ha tocado vivir. Toda la frustración e impotencia que sienten por lo que esta fuera de su control la ve desahogada en las distintas formas de protestar.

Para ella es difícil deshacerse de estereotipos e ideas que tiene arraigadas sobre el feminismo y las protestas, pero aseguró que trabaja todos los días para aprender algo.

(Foto: AP)
(Foto: AP)

De acuerdo con una encuesta hecha para El País, la mayoría de las mujeres feministas tiene menos de 25 años. Además, reveló que las mujeres entre 35 y 54 años tienden a ser “menos feministas” que las más jóvenes.

Sin embargo, en estas historias es posible observar que el feminismo, más allá de la ya nombrada teoría, también es práctico. Las mujeres adultas que no se consideran feministas, llegan a tener este tipo de acciones aunque no se nombren como tal. Además de que reconocen y empatizan con la violencia de género de las otras mujeres.

En México, los feminicidios y la violencia machista no se ha detenido, a pesar de las estrategias implementadas por las autoridades.

El enojo de las mujeres ha crecido a raíz de las declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, primero por primar la rifa del avión presidencial sobre los feminicidios y, luego, por tildar la manifestación de “neoliberal” y manipulada por los “conservadores”. Además de la apropiación política que ha tenido el movimiento.

Las madres e hijas a quienes pertenecen estas historias salieron juntas a caminar, gritar y apoyar la lucha de las mujeres contra la violencia de género por primera vez. Reconocieron en el movimiento la indignación por aquellas cosas que les pasan todos los días.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Minuto a minuto de la marcha por el Día Internacional de la Mujer: así transcurrió la jornada de protestas en la capital

“Así no”: la reacción de Beatriz Gutiérrez Müller ante violencia durante marcha por el Día Internacional de la Mujer

Mujeres se movilizaron en la periferia: marcharon en Neza y Ecatepec

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos