Torre de Pemex en Ciudad de México (Foto: Daniel Becerril/Reuters)
Torre de Pemex en Ciudad de México (Foto: Daniel Becerril/Reuters)

En 2015, Petróleos mexicanos (Pemex) interpuso una demanda ante la Fiscalía General de la República (FGR), por la compra que realizó de la planta Fertinal -productora de fertilizantes- con un sobreprecio de 635 millones de dólares, equivalentes a 18 mil 50 millones de pesos.

Las compras y adquisiciones que realizó la petrolera, tendrían que haber sido las mejores para ésta y la población mexicana, por lo que la decisión tuvo que estar aprobada por el Consejo de Administración de Pemex, el órgano máximo de toma de decisiones de la empresa, integrado por expertos en el sector financiero y energético, y algunos miembros de la administración pública.

Sin embargo, el 26 de octubre de ese mismo año se llevó a cabo una reunión donde el Consejo de Administración de Pemex celebró una sesión extraordinaria en la que se aprobó el proyecto de inversión para financiar y concretar la compra de la empresa Fertinal.

Debido a lo anterior, en mayo de ese año, Martha Edith Rodríguez Acosta, apoderada legal de Pemex y Pemex Fertilizantes, denunció ante la FGR la compra por “ser un daño al patrimonio del país”.

Según una investigación de Univisión, Javier Coello, abogado de Lozoya, respondió que todo pasaba por el Consejo de Administración “en Pemex no se mueve nada si no pasa por el Consejo de Administración y no se mueve la hoja de un árbol sin que venga de arriba”.

Los Integrantes del Consejo

Después de confirmar el sobreprecio con el que fue adquirida la compañía, la FGR comenzó a investigar a los involucrados y responsables de la compra. El primero fue Emilio Lozoya, quien ya estaba en la mira de la justicia por el caso Odebrecht.

Otro de los acusados, a pesar de presuntamente no haber tenido relación directa en las compras que realizó la paraestatal, fue Enrique Peña Nieto, ex presidente de México, ya que también fue señalado de haber participado en la transacción al recibir sobornos de Fabio Massimo Covarrubias Piffer, italiano con mayor número de acciones con Fertinal; asimismo, de ser investigado por Estados Unidos. El priísta, a través de su cuenta de Twitter negó las acusaciones y dijo que se realizaban “de mala fe”.

Enrique Peña Nieto negó categóricamente las acusaciones sobre su involucramiento en el caso de la empresa Fertinal y Pemex (Foto: Twitter)
Enrique Peña Nieto negó categóricamente las acusaciones sobre su involucramiento en el caso de la empresa Fertinal y Pemex (Foto: Twitter)

Por otro lado, Pedro Joaquín Coldwell también fue investigado por el sistema de justicia mexicano. Él era parte del Consejo Administrativo de Pemex cuando fue aprobada la compra de Fertinal y también fungía como Secretario de Energía. Ante los hechos, el ex mandatario negó estar involucrado en ese esquema, tanto así, que en días anteriores emitió un comunicado en el que solicitó a la FGR que lo citara a comparecer, para conocer en qué investigaciones estaba relacionado y colaborar con la justicia. En una conversación grabada de manera clandestina y publicada por W Radio dijo estar “en absoluta disponibilidad para aclarar cualquier circunstancia relacionada con el caso mencionado que me requieran las autoridades competentes”.

Pedro Joaquín Coldwell era Secretario de Energía y miembro del Consejo de Administración de Pemex cuando se realizó la adquisición de Fertinal (Foto: Wikipedia)
Pedro Joaquín Coldwell era Secretario de Energía y miembro del Consejo de Administración de Pemex cuando se realizó la adquisición de Fertinal (Foto: Wikipedia)

Asimismo, los consejeros José Rogelio Garza Garza, en aquel entonces subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía; y Cuauhtémoc Ochoa Fernández, ex subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

También, María de Lourdes Melgar Palacios, anteriormente subsecretaria de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, y los ex consejeros independientes, Jorge José Borja Navarrete, Alberto Tiburcio Celorio, y Octavio Pastrana Pastrana, éste último señalado por The World Street Journal por renunciar a su cargo debido a presuntas diferencias con Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con Univisión, el proceso de aprobación del polémico contrato estuvo rodeado de presiones e incluso amenazas, según una persona del consejo que se oponía a la compra de la empresa y quien pidió no ser identificado.

Lo peor que me ha sucedido en la vida ha sido formar parte del Consejo de Administración de Pemex. Hubo un acoso constante a los consejeros. Recibíamos mensajes, nos tenían intervenidos los teléfonos, nos investigaron a todos”, dijo la persona que integró el Consejo mientras Lozoya era director general.

MÁS SOBRE ESTE TEMA