Estados Unidos y Canadá firmaron el martes un
Estados Unidos y Canadá firmaron el martes un "Protocolo Modificatorio" del Tratado Comercial de Norteamérica, T-MEC, que tras más de dos años de negociaciones quedó listo para su ratificación por las legislaturas de los tres países (Foto: AFP)

El gobierno de México rechazó la intención de Estados Unidos de establecer, a través de una iniciativa legislativa y sin previo aviso, hasta cinco agregados laborales en su embajada en nuestro país para que vigilen la reforma en materia laboral, advirtió el subsecretario de Relaciones exteriores, Jesús Seade.

En conferencia de prensa, el también negociador comercial para América del Norte, explicó que ayer fue enviada al Congreso estadounidense la iniciativa de ley de Implementación del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá -T-MEC- como parte del proceso regular de ratificación.

Seade Kuri detalló que dicha iniciativa no forma parte del pacto comercial trilateral. “Estamos frente a una legislación auxiliar del ámbito interno de los Estados Unidos que, sin embargo, adiciona la designación de hasta cinco agregados laborales estadounidenses en México con la responsabilidad de monitorear la implementación de la reforma laboral que está en curso en nuestro país.

Esta disposición, fruto de decisiones políticas del Congreso y la administración en Estados Unidos, no fue, por razones evidentes, consultada con México, no lo fue. Y desde luego, no estamos de acuerdo”.

Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte de la SRE, dijo que México rechaza la figura de agregados laborales (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
Jesús Seade Kuri, subsecretario para América del Norte de la SRE, dijo que México rechaza la figura de agregados laborales (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

Precisó que si bien el proceso legislativo en Estados Unidos recae en el ámbito interno de ese país “la disposición referida sí tiene afectos con respecto a nuestro país y, por lo tanto, debió haber sido consultada”.

Recordó que en el Protocolo Modificatorio del T-MEC, firmado esta semana en la Ciudad de México, se establecerán paneles para resolución de controversias en materia laboral y otras materias “por lo que esta figura es innecesaria y redundante”.

Informó que, por la madrugada de este sábado, envió una carta al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para expresar la sorpresa y preocupación de México y agregó que este domingo viajará a Washington para plantearle la posición de nuestro país directamente a él y a los legisladores estadounidenses.

Jesús Seade explicó que, de acuerdo con las leyes mexicanas y las disposiciones del derecho internacional vigentes, la presencia de funcionarios extranjeros requiere la autorización del país anfitrión, como ha sido siempre en el caso de los agregados.

Jesús Seade viajará este domingo a Washington para expresar ante el representante comercial de EEUU el rechazo de México a agregados laborales (Foto: Archivo)
Jesús Seade viajará este domingo a Washington para expresar ante el representante comercial de EEUU el rechazo de México a agregados laborales (Foto: Archivo)

Precisó que en este momento, Estados Unidos tiene acreditada a una funcionaria diplomática cuyas actividades cubren los temas laborales y que México ha tenido dos diplomáticos ejerciendo esta función en nuestra embajada en Washington.

Los funcionarios estadonidenses acreditados en su embajada y consulados en México, como podría ser un agregado laboral, no pueden tener en ningún caso atribuciones de inspección de conformidad con la legislación mexicana”.

El contenido de la carta:

“Me refiero a la iniciativa de ley H. R. 5430 presentada el día de hoy en la Cámara de Representantes de Estados Unidos relativa a la implementación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC). Al respecto, sorprende que este documento incluya mecanismos adicionales y redundantes a lo muy cuidadosamente desarrollado e incorporado en el Protocolo Modificatorio firmado el 10 de diciembre en esta ciudad. México está comprometido con el libre comercio y con la buena cooperación con EEUU, y en ese sentido negoció de buena fe y de manera transparente, atendiendo a las preocupaciones de los tres países en diversas materias.

“Es preocupante que a través de una iniciativa de ley se pretenda ir más allá de lo necesario para cuidar el buen cumplimiento de lo negociado entre las partes. Si bien México respeta el proceso legislativo estadunidense y la iniciativa de ley que forma parte del proceso de aprobación del T-MEC —en cuya formulación México no interviene— se esperaría que su contenido reflejara el alcance de los compromisos acordados, sin establecer consideraciones ni mecanismos adicionales.

“Los Títulos VII y VIII de la iniciativa H. R. 5430 contienen disposiciones y mecanismos que se esperaría hubieran sido compartidos en detalle con México, en el ánimo de buena fe que imperó en la negociación, y que sólo manifiestan una lamentable desconfianza en el propio Tratado.

“Nos reservamos el derecho de revisar los alcances y efectos de estas disposiciones, mismas que nuestro gobierno y pueblo sin duda verán claramente como innecesarios. Asimismo, le anticipo que México evaluará no sólo las medidas planteadas en el texto al que hago referencia, sino el establecimiento de mecanismos recíprocos en defensa de los intereses de nuestro país.

Atentamente, Jesús Seade, subsecretario para América del Norte y jefe negociador del T-MEC”.

MAS SOBRE ESTE TEMA: