El 26 de septiembre se realizará el All Inclusive Runway (Video: Infobae México)

La primera vez que Karina desfiló en una pasarela, el nerviosismo se apoderó de ella. Los aplausos, el alto volumen de la música y la sensación de ser observada, la abrumaron. Pero esa fortaleza mental que desarrolló para poder enfrentarse a la vorágine de un mundo carente de empatía con su discapacidad visual, fue determinante para fluir sobre la pista.

Karina Briones nació con baja visión, una discapacidad que no le ha impedido alcanzar cada una de las metas que se ha propuesto, como estudiar una carrera y modelar, algo que hace unos años hubiera parecido imposible. Al menos para la gente que percibía en su problema visual una limitante.

"A mí muchas personas me decían que cómo alguien va a ser modelo si no tiene una pierna o no ve. '¿Cómo vas a disfrutar ciertas cosas si tienes una limitante?', estamos dando un 'boom' al decir que sí podemos y vamos por más", dice Kari en entrevista con Infobae México.

Briones hizo caso omiso de los prejuicios y es actualmente una estudiante de psicología en la Universidad Tecnológica de México (Unitec) y ya formó parte de dos pasarelas. La primera, en la Universidad Anáhuac del Norte, llamada Runway Together, donde aprendió a hacer del pánico escénico una mera anécdota.

(Foto: cortesía de Cambiando Modelos)
(Foto: cortesía de Cambiando Modelos)

"Dios mío, estaba súper nerviosa", reconoce. "Yo no soy una persona nerviosa, de hecho soy súper tranquila, pero escuchar la música, que ya habían pasado otras personas antes que yo y había muchos aplausos, gritos y música, fue una pasarle en la noche, entonces fue algo más de escándalo".

Briones fue llamada a la pista, estaba a punto de salir a desfilar y por su mente solo tuvo palabras de aliento para sí misma. "Pues vas, Kari, éxito", se dijo, antes de un respiro profundo para comenzar a modelar.

"Yo iba haciendo las cosas muy mecánicamente como saludar y así, pero ya cuando llegué al centro de la pasarela fue como 'OK, si estás en una pasarela, te están admirando en este momento y no les importa tu discapacidad'. Desfilo con el bastón para que noten que tengo discapacidad visual, entonces me sentí muy bien, porque me gustaba mucho el outfit que llevaba, me sentía muy bonita, entonces es un momento en que me siento bonita y quiero proyectarlo a los demás", recuerda.

"Fue muy emocionante, sí hubo nervios, pero esa ocasión desfile para tres diseñadores distintos, entonces fue la primera vez nerviosa, la segunda ya y la tercera lo hice más natural, fue muy padre", reconoce.

Karina Briones durante su casting para el All Inclusive Runway 2019 (Foto: cortesía de Cambiando Modelos)
Karina Briones durante su casting para el All Inclusive Runway 2019 (Foto: cortesía de Cambiando Modelos)

Después de aquella velada, Kari fue contactada por Silke Lubzik, la directora de la agencia Cambiando Modelos, una fundación inclusiva que pretende colocar a personas con discapacidad en diversos eventos masivos en busca de normalizar la discapacidad a través de un mensaje mediático.

Karina actualmente tiene 22 años y puede presumir de haber sido parte de la pasada edición del Fashion Week, la prestigiosa semana de la moda en México, cuando pudo desfilar por segunda vez.

"Creo que toda mujer sueña con un día ser modelo o participar en algo con medios de comunicación. De esa pasarela de la Universidad Anáhuac me dijeron que me estaban tratando de meter a una pasarela en colaboración con Adriana Macías en el Fashion Week, obviamente me emocioné muchísimo, llegué al casting, pasé y desfilé en el Bosque de Chapultepec en el Fashion Week, un evento padrísimo", comparte emocionada.

"Me ofrecieron ser parte de Cambiando Modelos y acepté, me pareció algo muy padre, los busqué en redes sociales a ver qué hacían y me pareció súper padre, el trato es muy amable y siento que está tratando de incluir a modelos con discapacidad en un medio muy difícil y lo están logrando".

Karina Briones formará parte del All Inclusive Runway, un desfile incluyente que busca recaudar fondos para promover la inclusión de personas con discapacidad. El evento será el próximo jueves 26 de septiembre en el Bosque de Chapultepec de la Ciudad de México y contará con la colaboración de los diseñadores Isabella Springmühl, Lydia Lavín y Daniel Espinosa.

Alberto Sánchez Palomar era futbolista cuando le dispararon y perdió una pierna (Foto: Martín Avilés)
Alberto Sánchez Palomar era futbolista cuando le dispararon y perdió una pierna (Foto: Martín Avilés)

De futbolista a modelo con discapacidad

Entre los modelos que participarán, también estará Alberto Sánchez Palomar, un nadador paralímpico con la pierna izquierda amputada.

Hace cuatro años y medio, Alberto soñaba con ser futbolista profesional en Primera División, pero una noche salió a divertirse a un bar de su natal Zamora, Michoacán, y su vida cambió para siempre. Una patrulla de la Fuerza Ciudadana persiguió el auto en el que se trasladaba de regreso a casa con su primo y cuando bajaron del auto comenzaron a amedrentarlos, hasta dispararle.

La bala entró por la parte posterior de su rodilla, por lo que no quedó más remedio que amputarle la pierna izquierda, justo con la que tantos pases para gol había generado en las canchas.

El sueño de hacer historia como futbolista profesional quedó truncado para Alberto, pero su determinación y el apoyo familiar lo impulsaron a no claudicar y enfocar sus aspiraciones hacia otras metas.

Alberto debutará como modelo el 26 de septiembre en la CDMX (Foto: Martín Avilés)
Alberto debutará como modelo el 26 de septiembre en la CDMX (Foto: Martín Avilés)

"Perdí mi pierna por el accidente", cuenta el joven de 29 años a Infobae México. "Empecé a nadar por mi amputación, entonces empecé a tomarlo como rehabilitación y me gustó, me gustó el deporte. Yo antes era futbolista entonces fue un cambio radical en mi vida, pero lo tomé como rehabilitación y con base en eso lo tomé como deporte".

Tras la amputación de su extremidad, ahora se apoya en una prótesis para poder caminar. Con el tiempo, aprendió a restarle importancia a las miradas de la gente, pues entendió que solo así, haciendo notar que es una persona como cualquiera, podrá ayudar a que otros dejen de ver con extrañeza una discapacidad.

"Con una amputación de pierna, cuando sales a la calle sales con el afán de verte bien, sentirte bien, que la gente no te mire como con otra perspectiva", explica.

El haber perdido la pierna le hizo explorar nuevos caminos más allá del deporte. Apenas hace unas semanas, el destino llevó a Alberto hasta las oficinas de Cambiando Modelos. Acompañó a un amigo al casting que se realizó para la pasarela incluyente y para su sorpresa, fue elegido.

"Que nos tomen en cuenta en todo este ámbito de la moda está súper cool. La verdad no sé cómo vaya a reaccionar (en la pasarela), a lo mejor nervioso. Es normal cuando empiezas con algo como esto donde hay muchas cámaras, que vas a usar ropa a lo mejor no adecuada a la tuya y sí es algo muy nuevo todo, espero hacer lo mejor posible y tratar de meterme más a este ámbito de la moda, estudiar más, saber más", comenta.

Silke Lubzik creó Cambiando Modelos para hacer de éste, un mundo mejor para su hijo con síndrome de down (Foto: Martín Avilés)
Silke Lubzik creó Cambiando Modelos para hacer de éste, un mundo mejor para su hijo con síndrome de down (Foto: Martín Avilés)

Un freno a la discriminación 

Pero a pesar de los esfuerzos de Cambiando Modelos, una asociación creada por Silke Lubzik con el afán de integrar a las personas con discapacidad, el camino aún es largo en un país en donde el 20,2% de la población de 18 años en adelante declaró haber sido discriminada en el último año y donde el 58% de la población mayor de edad opina que en el país se respetan poco o nada los derechos de las personas con discapacidad, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional contra la Discriminación.

"Lo primero que tiene que hacer es informarse de qué es la discapacidad, porque la mayoría de las personas que discriminan y juzgan son personas que viven en la total ignorancia, deberían investigar más sobre qué podemos hacer las personas con discapacidad, Cambiando Modelos ha logrado muchísimo, aconsejo que se ilustren un poco más sobre lo que las personas con discapacidad estamos logrando en México y en todas partes", señala Karina Briones.

"La gente que discrimina, que hace menos a otras personas, es realmente ignorante. Que se pongan a pensar, a estudiar qué es una discapacidad. Tengo poco que cambió mi vida a ser discapacitado, no está nada padre discriminar porque todos somos iguales, tenemos los mismos valores, las mismas capacidades. Deberían ponerse un poquito en nuestros zapatos antes de juzgar y criticar", refuerza Alberto Sánchez.

De acuerdo con la misma Encuesta Nacional contra la Discriminación, 25% de los hombres cuestionados contestó que las personas con discapacidad son de poca ayuda en el trabajo, mientras 24% de las mujeres concordó con ello. En tanto, 25.1% de personas discapacitadas reconocieron sentirse discriminadas en el último año en el país.

(Foto: Martín Avilés)
(Foto: Martín Avilés)

"Desafortunadamente hay una imagen de la discapacidad y de las personas con discapacidad muy negativa que está basada en la lástima y la compasión. En que 'pobrecitas las personas con discapacidad' y que no son capaces de hacer nada y les tienes que ayudar. Esa imagen les da miedo a las empresas para hacer publicidad inclusiva, piensan que van a ser criticados por aprovecharse de las personas con discapacidad, por hacer negocio o porque probablemente piensen en su interior que no venden", lamenta Lubzik.

De acuerdo con datos oficiales del INEGI, en México la prevalencia de la discapacidad es del 6% de la población total. Esto significa que unos 7.1 millones de habitantes del país tienen alguna discapacidad, aunque el 47.4% de ellos ya son adultos mayores de 60 años.

"La discapacidad es una condición con la que tenemos que aprender a vivir, no es reversible y hay que aprender a vivir con ella", comenta Kari.

"Es asimilar lo que tenemos, porque sí que no es fácil, creo que para nadie es fácil decir que tiene una capacidad o una limitante. Muchas personas estamos demostrando que sí se puede, que una persona con discapacidad puede estudiar una licenciatura y ahora con Cambiando Modelos, las personas pueden cumplir sueños que jamás en la vida te imaginas, yo en lo personal jamás pensé ser modelo y lo estoy logrando. Mi consejo es que sigan sus sueños, luchen porque no es imposible", insiste.

Alberto ahora es nadador y se especializó en 50 metros estilo libre (Foto: Martín Avilés)
Alberto ahora es nadador y se especializó en 50 metros estilo libre (Foto: Martín Avilés)

La pasarela del próximo 26 de septiembre es organizada por Cambiando Modelos junto con Kadima AC, una asociación civil que tiene como propósito principal la inclusión y participación de personas con necesidades especiales y/o discapacidad. El All Inclusive Runway es solo un escalón más para este movimiento que pretende ser disruptivo tanto en la farándula, como en todos los ámbitos posibles.

"Quiero dejar huella de las dos formas, siendo un atleta profesional y siendo un modelo reconocido, hay que esforzarse para ello, trabajar mucho, pero me gustaría que me recordaran de las dos formas. Tanto en una o en otra pero que me vean como un ejemplo a seguir", sentencia Sánchez Palomar.

"Mi mamá sí me apoyó, ella me dice que siempre me va a apoyar en todo lo que o decida, siempre y cuando no deje mi estudio. Sueño con lograr lo que me propongo, desarrollar mi talento a máximo, ya sea en mi carrera o en el modelaje. Ser lo mejor posible, desempeñarme lo mejor posible en todo lo que la vida me ponga, es con lo que sueño, no tengo uno en específico, porque creo que hay que dejarse sorprender por la vida", puntualiza Karina Briones.